Así serán las oficinas del futuro

El compromiso y el espacio de trabajo global, revela que, cuanto más tiempo pasa un empleado trabajando desde casa, más desconectado se siente de su empresa y menor es el compromiso que tiene con ella. Atentos a investigaciones como la referida, son muchas las empresas que se esfuerzan por adaptar las instalaciones a los tiempos. “Es incoherente seguir trabajando en una oficina de hace 50 años cuando nuestra forma de trabajar cambia y evoluciona de un año para otro”, declara Alejandro Pociña, presidente de Steelcase. Estas son las 10 claves que marcarán el diseño de las oficinas del futuro.

1) FLEXIBILIDAD.

Se imponen los espacios con capacidad de adaptación a las necesidades empresariales del momento. Para ello son útiles los módulos y los biombos que permiten establecer compartimentos para necesidades puntuales.

2) DEMOCRATIZACIÓN DEL ESPACIO.

Atrás quedan los repartos estructurados siguiendo la jerarquía del organigrama de la empresa. Según Steelcase,, “dotar al trabajador de un amplio rango de espacios para elegir dónde y cómo quiere trabajar en función del tipo de actividad que esté realizando en cada momento, con independencia de su posición jerárquica, será la base de la organización moderna”.

Desaparecen también los puestos fijos asignados de manera que los trabajadores podrán alternarlos conforme a las necesidades del momento, desde encuentros informales a espacios que exijan privacidad, concentración o relajación.

Según Strategy Analytics, la fuerza laboral móvil global asciende actualmente a 1.450 millones de personas, equivalente al 38,8 % del total de trabajadores. Este porcentaje se elevará al 42,5% en 2022. Esta circunstancia hará que los trabajadores no tengan puestos asignados dentro de sus oficinas para optimizar los metros cuadrados del espacio, el segundo mayor coste para las empresas por detrás de las nóminas.

3) VUELTA A LA NATURALEZA.

La vuelta a la ambientación natural será un denominador común en las oficinas del futuro. Mobiliario hecho con maderas naturales, materiales reciclados, iluminación natural, espacios al aire libre o proliferación de plantas naturales será la tónica general que reine en las oficinas.

4) BIENESTAR

Numerosas organizaciones empiezan a poner atención en el bienestar de sus trabajadores. No se trata sólo de procurar comodidades y muebles ergonómicos, ahora el concepto de bienestar va más allá y abarca también aspectos como la salud emocional y financiera. “Desde hace años nos hemos centrado únicamente en el bienestar físico, cuidar nuestra salud a través de la ergonomía, la iluminación, la acústica o la refrigeración. Pero el bienestar va más allá, las empresas ya no sólo se preocupan por la salud de los trabajadores sino por asegurar el bienestar emocional y cognitivo de los mismos”, dicen en Steelcase.

5) COLABORACIÓN

Teniendo en cuenta que gran parte del trabajo podrá desempeñarse desde casa, la tendencia es convertir la oficina en un agradable punto de encuentro para la realización de trabajos conjuntos. De aquí que en Steelcase aventuren que “las oficinas contarán cada vez con más salas de reuniones y con espacios que favorezcan reuniones informales” que tanto pueden llevarse a cabo en una zona de paso, un pasillo o en la cafetería. “Lo importante es que las empresas provean a los empleados de todo lo necesario para que estos intercambios resulten lo más productivos posible-.

6) PRIVACIDAD.

Tan importante como destinar espacios compartidos es reservar otros para trabajos que requieren mayor concentración. Una de las quejas de los trabajadores derivadas de los espacios abiertos es la dificultad para concentrarse debido a los ruidos y conversaciones ajenas, así como la necesidad de encontrar privacidad para mantener conversaciones confidenciales o para realizar trabajos que requieran una gran concentración. Es por esto que las oficinas del futuro plantean espacios para trabajar solo, en colaboración, o en pareja.

7) CREATIVIDAD.

Se prevé que la inteligencia artificial sustituirá el 25% de los puestos del trabajo actuales y que pronto empezarán a demandarse empleados para puestos hasta ahora desconocidos. Para adaptarse a los cambios los trabajadores deberán ser cada vez más creativos e innovadores. Un espacio de trabajo bien planteado y adecuadamente diseñado puede contribuir notablemente a desarrollar la creatividad en los trabajadores.

8) ESPACIOS INSPIRADORES

Pasamos gran parte de nuestro tiempo en la oficina, por eso, el espacio de trabajo debe satisfacer al trabajador proporcionándole entornos en los que relajarse, relacionarse y aprender de sus compañeros o de otras fuentes.

9) ADIÓS A LAS JERARQUÍAS

Las startups, además de otra manera de proceder, han traído consigo nuevas organizaciones empresariales donde la opinión de todo el equipo se tiene en cuenta y las jerarquías se difuminan. Ello se traslada también a los espacios donde las barreras arquitectónicas tienden a desaparecer de la misma manera que se eliminan despachos departamentales. Se rompen así barreras entre jefes y empleados con el propósito de naturalizar la relación y hacerla más accesible y transparente.

10) TECNOLÓGICA Y DIGITALIZACIÓN

La tecnología ha supuesto una revolución para la oficina. Desde la entrada de los ordenadores y los dispositivos móviles no han dejado de incorporarse nuevas tecnologías en toda la cadena de valor. La tendencia es integrarlas todas de manera inteligente en la estructura, como por ejemplo en las paredes, los techos, los suelos o el mobiliario por lo que habrá que replantearse el diseño de los espacios y cumplir con el compromiso de centrar la experiencia laboral en las personas.

Comments are closed.