El sur de la Ciudad de México, el nuevo campeón inmobiliario

De los casi nueve millones de personas que viven en la Ciudad de México, cerca de 2 millones lo hacen en la zona sur y, actualmente, son testigos de primera mano de la forma en que esta área capitalina se desarrolla.

Y es que, en los últimos años, la sureña cara de la capital muta prácticamente a diario y este nuevo año los cambios que sufrirá no sólo incluirán nuevas torres departamentales y corporativas, usos mixtos con parques de diversiones en su interior, también significará la implementación de nuevas rutas de transporte público que buscan conectar de una manera más orgánica al sur con el centro y norte del hasta hace poco llamado DF.

Mirando el presente sureño de cara al futuro

Datos del INEGI nos informan que 99.5% de población de la capital de la República vive en áreas urbanas, áreas que han tenido un crecimiento constante desde hace 70 años. En el caso de la Ciudad de México había sido el sur uno de los puntos más rezagados, sin embargo, actualmente es la zona con más oportunidades tanto para la obra pública como para la inversión privada.

Así, las delegaciones Coyoacán, Xochimilco, Tlalpan y una parte de Benito Juárez han sido catalogadas como “muy atractivas” para las desarrolladoras inmobiliarias que plantean ambiciosos proyectos como la recientemente inaugurada Torre Manacar, los lujosos proyectos residenciales High Park Sur y Picacho, el innovador Campus Biometrópolis y los múltiples proyectos de usos mixtos como Plaza Copilco, Gran Terraza Coapa, Patio Revolución, Las Atenas, Mitikah, Las Flores y tantos más.

El desarrollo inmobiliario en el sur durante muchos años fue una tradición que llevó a que en esta zona se estableciera a finales de la década de los sesenta el primer centro comercial de la ciudad, Plaza Universidad. Y ahora viene una nueva época dorada.

Para el portal de bienes raíces Lamudi, la forma en que el desarrollo del retail a gran escala se ha consolidado en el sur de la Ciudad de México ha permitido que una poderosa mancuerna se consolide de manera exitosa: la unión del subsector comercial con el corporativo. Esta unión ha permitido que, en 2017, el inventario de metros cuadrados del sur sea similar a Polanco, una de las zonas más desarrolladas.

Al respecto, Coldwell Banker Commercial ha difundido que entre 2015 y 2017 se sumaron más de 355 mil metros cuadrados de espacios disponibles, por su parte JLL ha establecido que en 2017 el corredor corporativo con más crecimiento fue el de Periférico Sur, pues se incrementó en más del 40%. El otro corredor corporativo sureño, Insurgentes, incrementó sus espacios disponibles en 14%.

Otra cifra más que nos permite dimensionar el verdadero alcance del crecimiento inmobiliario del sur de la capital es la dada por CBRE, que proyecta que para 2019 los corredores del sur capitalino dispondrán de 1.2 millones de metros cuadrados.

Las grandes inversiones privadas en desarrollo inmobiliario vienen acompañadas por obras públicas que buscan elevar la calidad de vida de los sureños.

Habitar en el nuevo sur

El Desnivel Mixcoac, la ampliación de la Ruta 5 del Metrobús —que conectará el norte con el sur de una manera que hasta entonces no se había hecho—, el impulso del uso de transporte alternativo que se ha dado al dotar, al menos en parte, al sur de ciclovías y estaciones de Ecobici buscan hacer del sur de la Ciudad de México una zona con mucha más conectividad, movilidad y accesibilidad.

Habitar en el sur ya no significará vivir lejos de todo, uno podrá trasladarse al centro y al norte de manera más sencilla y en caso de no querer hacerlo, en el sur ya lo hay todo: oferta cultural, educativa, laboral, médica y por supuesto, habitacional.

Con una oferta de vivienda un poco más diversa que el centro en donde ya es difícil encontrar casa en renta y todavía más complicado en venta, en el sur, las casas todavía forman parte del imaginario habitacional colectivo, aunque, por supuesto, son los departamentos los que incrementan su inventario, pues en una ciudad como la esta, la construcción de casas ya es una práctica completamente olvidada, después de todo, estamos hablando de un espacio altamente poblado.

El renacimiento del sur de la Ciudad de México está logrando que los capitalinos volteen a verlo y se decidan por vivir aquí en lugar del caótico centro o el lejano norte, pues, aunque tiene algunas de las zonas más exclusivas de la ciudad, la realidad es que ofrece un sinnúmero de opciones para habitar de manera distinta, con calidad y a costos mucho más reducidos que lugares como Condesa, Polanco o Santa Fe.

Aquí la segunda entrega de nuestro pequeño gran glosario del real estate 2018. Si quieres leer la primera parte, haz clic en este enlace.

NAU (Nueva Agenda Urbana)

Elaborada en Hábitat III en 2016 la Nueva Agenda Urbana es un documento que establece los nuevos paradigmas de desarrollo urbano sustentable para todo el mundo.

Ubicando al habitante y a la vivienda como centros de todo desarrollo urbano sustentable, la NAU reafirma la importancia de pensar el crecimiento de una ciudad junto con el desarrollo inmobiliario, buscando que el trazo de las ciudades permita la mejor calidad de vida para sus habitantes.

Ese es el sueño…

Resiliencia urbana

Ser resiliente significa ser flexible en las situaciones límite para lograr sobrepasarlas, la resiliencia urbana busca que las ciudades puedan recuperarse de los golpes que puedan llegar a sufrir.

Parte fundamental de la NAU es una ciudad resiliente, que sólo es posible si ha crecido de manera equilibrada y todos sus sistemas y servicios son funcionales a sus habitantes.

Sobreoferta

Ocurre cuando hay más oferta que demanda de algún subsector inmobiliario. Por ejemplo, hace poco se habló de señales de sobreoferta corporativa en la Ciudad de México, pues la rapidez y cantidad en que se estaban construyendo espacios de oficinas superaba a la demanda en el mercado.

Sustentable

La RAE establece que algo es sustentable cuando se puede defender con razones; en el argot inmobiliario el concepto de sustentabilidad busca que el desarrollo de las ciudades y de los bienes inmuebles cubran las necesidades de la población al tiempo que cuidan el futuro del entorno en que habitamos.

Usos Mixtos

En nuestro Informe del Mercado Inmobiliario 2017, hemos definido a los usos mixtos como una tendencia inmobiliaria que busca ofrecer experiencias a sus ocupantes. Los usos mixtos son desarrollos inmobiliarios que aprovechan al máximo el suelo al combinar espacios residenciales, comerciales, corporativos, turísticos y, más recientemente, médicos.

Comments are closed.