10 errores comunes que debes evitar cuando planifiques tu nueva cocina

¿Estás pensando en renovar tu cocina por completo? En ese caso es importante que tengas presente cuáles son los errores más frecuentes que se suelen cometer a la hora de planificar el diseño o el equipamiento de la nueva cocina. Bien porque no reflexionamos lo suficiente o bien por desconocimiento, a veces tomamos decisiones equivocadas que a largo plazo nos pasan factura. Para evitar estas situaciones y saber cómo planificar y decorar la cocina de tus sueños es fundamental conocer los 10 errores de diseño más habituales. ¡No los cometas!

No pensar bien la distribución

Tanto si se trata de una cocina amplia y espaciosa como si es pequeña, lo primero que has de hacer es establecer ciertas zonas definidas. Eso te ayuda a lograr una buena circulación en la cocina, y a marcar el conocido triángulo de trabajo al que suelen referirse los expertos en diseño de cocinas. Se trata de establecer un triángulo entre la zona de cocción, la zona de lavado y la zona de almacenaje en frío (el frigorífico).

Para hacerlo, hay que tener en cuenta la ubicación de las tomas de agua y electricidad, aunque siempre se pueden modificar estas para mantener lo suficientemente cerca los tres vértices de este triángulo (la distancia mínima recomendada entre ellos es de 60-70 cm). Así trabajar en la cocina será cómodo y práctico.

Dejar la margen la ventilación

Si tienes la suerte de contar con una ventana en tu cocina te resultará mucho más fácil que esta goce de la ventilación adecuada, así como de una mejor iluminación natural. Mantener a raya los olores que se producen al cocinar, por ejemplo, es uno de los objetivos. Para eso conviene contar con una campana extractora de calidad (asegúrate de que te la instalan correctamente). Este punto es especialmente importante en las cocinas abiertas al salón, ya que en ellas el humo y los olores campan a sus anchas por las zonas comunes.

Prescindir de la ayuda de un asesor profesional

Quizás piensas que tienes las cosas muy claras y que sabes perfectamente cómo quieres que sea tu nueva cocina. Sin embargo, no recurrir al consejo que puede brindarte un decorador profesional es un error garrafal. No solo aclarará cualquier duda que te pueda surgir en el proceso del diseño de la cocina, sino que podrá alertarte de cosas que tú ni siquiera has pensado, y que pueden ser importantes.

Casi todas las firmas de mobiliario de cocinas ponen a disposición de sus clientes un asesor personal para ayudarles. Si es tu caso, aprovecha su experiencia y conocimientos.

Un consejo

Si has contratado a un profesional, pídele que te muestre el diseño de tu futura cocina mediante algún programa de diseño en 3D. Es la mejor forma de hacerte una idea bastante fidedigna de cuál será el resultado final.

Elegir deprisa y corriendo los materiales

La cocina, por sus propias características y por las actividades que se desarrollan en ella, es uno de los espacios de la casa que más se usan y, por tanto, también uno de los que se ensucian más. Por eso, nunca ha sido más importante que ahora elegir con un buen criterio los materiales y revestimientos que vamos a emplear en ella. Azulejos, pavimentos, encimeras, etc. Necesitas para todas estas superficies materiales de calidad, que sean resistentes y fáciles de limpiar, aunque eso suponga un incremento en la inversión inicial. A la larga, merecerá la pena.

Escatimar en el mobiliario de cocina

Esta es una de las decisiones importantes que tendrás que tomar a la hora de reformar la cocina, por lo que conviene hacerlo de forma razonada. El mobiliario de la cocina no es algo que se cambie cada dos por tres. De hecho, ha de elegirse pensando en que nos tiene que durar bastantes años. Por eso conviene elegir muebles de calidad, que sean resistentes y duraderos.

Piensa en los colores y los acabados, y prioriza la versatilidad frente a una estética impactante. Puede que te gusten los colores vivos e intensos, pero quizá te interese optar por tonos neutros, de los que no te cansarás tan rápido ya que seguramente tendrán que acompañarte mucho tiempo.

Apuesta por los armarios prácticos, con tiradores fáciles de usar y con baldas regulables en altura para poder colocarlos como lo necesites.

Un consejo

Si tu cocina es pequeña, elige muebles de fondo reducido (por ejemplo, de 40 cm, en lugar de los 60 cm habituales). No pierdes tanto espacio y ganarás amplitud.

No tener en cuenta lo que tienes que guardar

Uno de los aspectos esenciales en la planificación de la cocina es la forma de definir los espacios de almacenaje. Está claro que han de ser muchos y amplios, ya que hay muchas cosas que guardar. Sin embargo, no es lo mismo tener armarios que cajones; estantes y baldas voladas que estanterías de suelo a techo.

Comienza por hacer un análisis del espacio disponible y de lo que tienes que guardar en él: ¿tienes mucho menaje? ¿Tu familia es numerosa y has de guardar mucha comida?

Un consejo

Por muy pequeña que sea tu cocina no debes renunciar a incluir un armario despensero. Te bastará con tener un hueco de 25 cm de fondo, y podrás crear un práctico despensero equipado con baldas y cestas extraíbles, para hacer más cómodo y fácil su uso.

No aprovechar las zonas altas de las paredes

Sacar el máximo rendimiento a los metros cuadrados disponibles es fundamental, sobre todo en cocinas pequeñas. Por eso resulta clave aprovechar las zonas altas de las paredes, con sistemas de almacenaje que resulten prácticos y decorativos al mismo tiempo. Existen diferentes alternativas al consabido diseño de muebles superiores hasta el techo:

- Puedes colocar una balda larga en esos espacios en los que se prescinde de muebles altos. Si tienes una esquina, coloca un estante en ángulo. Para fijar la altura, piensa en que ha de ser accesible.

- Con módulos altos: pueden colocarse de forma independiente, o para completar el espacio que queda entre los armarios superiores y el techo (a modo de altillo). Son un espacio extra para guardar todo aquello que no se usa a diario.

Prescindir de complementos para organizar el almacenaje

Los accesorios y complementos para muebles y armarios de cocina son la ayuda que necesitas para organizar el espacio. Además, existe un repertorio de elementos tan amplio, que encontrarás uno para cada necesidad, desde organizadores para el cajón de los cubiertos con varios compartimentos, hasta separadores para cazuelas o soportes para las tapaderas. Puedes incorporar estantes adicionales a las baldas, módulos para la vajilla, botelleros, etc.

Iluminar sin un proyecto previo

La iluminación de la cocina es uno de los capítulos olvidados en lo que al diseñode estos espacios se refiere. Muchas veces nos limitamos únicamente a poner una luz general, lo cual es un error. Es necesario establecer un correcto plan de iluminación que incluya luces lo suficientemente intensas para la zona de preparación de alimentos, que eviten las sombras molestas.

También se requiere una luz ambiental agradable en el área de comedor.

Un consejo

Opta siempre por luces de tecnología LED, ya que son más sostenibles y eficientes y te ayudan a ahorrar energía.

No apostar por electrodomésticos eficientes

Si la reforma de tu cocina implica que vas a cambiar los electrodomésticos, es el momento de elegir modelos eficientes que cuenten con la categoría A+++. Te ayudan a controlar el gasto en el consumo eléctrico, ya que gracias a ellos puedes ahorrar hasta un 40 % de energía. Si bien su precio inicial es más alto, ese incremento en el precio se amortiza pronto.

Comments are closed.

Cart Item Removed. Undo
  • No products in the cart.
Abrir chat
1
¡Hola!
¿Buscas algún mueble de oficina en particular?