4 tendencias en el diseño de las oficinas modernas

Las empresas tienen grandes oportunidades de crecimiento gracias a la tecnología, pero también enfrentan nuevos desafíos como impulsar el compromiso de sus empleados o mejorar su desempeño en la era digital. Por esta razón, cada vez más organizaciones adoptan la flexibilidad y la movilidad para adaptarse a las nuevas formas de trabajo.

Los expertos, nos comparte cuatro tendencias que seguirán creciendo y que marcarán un nuevo rumbo para los ecosistemas laborales:

1. Espacios más inteligentes

El internet de las cosas no solo está en los hogares con las televisiones inteligentes o los sistemas para controlar la iluminación, también se encuentra en las oficinas. A esta propuesta se integran pizarrones interactivos, pantallas táctiles interactivas que permiten apartar una sala de juntas, apps para transmitir audio y video de manera inalámbrica, al igual que mesas con tecnología integrada que facilitan la colaboración multimedia.

2. Ni extinción del cubículo ni totalidad de espacios abiertos

Las oficinas abiertas –con menos paredes y más apertura visual– son muy populares porque facilitan la comunicación e interacción entre los empleados. Sin embargo, esto no significa que las áreas privadas deben desaparecer.

Algunas empresas han encontrado un balance perfecto al crear mini vecindarios dentro de los espacios de trabajo. Éstos incluyen escritorios con paneles divisorios para definir cada área o mobiliario individual diseñado para concentrarse sin perder contacto con los demás.

3. Nueva cultura de movilidad

Las tecnologías móviles permiten elegir dónde y cómo se desea trabajar. Antes, los empleados pasaban la mayor parte del día sentados en una mesa, mientras que ahora –con herramientas, como mensajería instantánea y videollamadas– tienen más libertad de elección.

Instalaciones flexibles donde no hay lugares asignados y la gente puede seleccionar un lugar diferente cada día. Es común encontrar sofás convertibles para sentirse como en casa, sillas giratorias para moverse de un sitio a otro, e incluso, mesas que pueden unirse para que dos personas trabajen juntas.

4. Iniciativas para ser más colaborativos

Una de las tendencias actuales es crear ambientes donde las personas se sientan cómodas. Flores y plantas, colores cálidos, sofás e incluso iluminación más tenue, no solo dan una sensación de familiaridad, sino que también facilitan la colaboración.

Crear un espacio de trabajo donde los empleados puedan relajarse, socializar y dejar sus ideas fluir es parte de la nueva cultura organizacional. Por esto surgen salas de estilo informal con taburetes para sesiones de lluvia de ideas o zonas con mesas de ping-pong para divertirse.

El futuro –y presente– de las empresas tiene mucho que ver con la adaptación a los nuevos avances tecnológicos y con la comprensión de la forma en que la gente trabaja, crea e interactúa con su entorno.

Inspirarse en aquello que está funcionando a diversas compañías alrededor del mundo es una manera de apoyar el bienestar de los propios empleados y de construir un ambiente que promueva la conquista de nuevos objetivos.

Comments are closed.