5 consejos para tener la oficina ideal

Después del hogar, la oficina es el espacio donde más tiempo pasa una persona en el día. Por ello es importante cuidar ciertos aspectos que permitirán obtener los mayores beneficios.

Tanto la calidad del trabajo como la productividad de los empleados se impactan de forma positiva si se habilitan de manera correcta los espacios colaborativos en el llamado “segundo hogar”.

1. El activo más importante de cualquier organización es su gente. Los espacios colaborativos deben adaptarse a las personas y no al revés. Un adecuado espacio de trabajo puede desarrollar el potencial de las personas al máximo.

2. Si bien los espacios colaborativos se diseñan pensando en los usuarios actuales, la realidad es que se deben diseñar tomando en cuenta también los siguientes 5-7 años de vida de la organización, así como sus futuros usuarios.

3. Los espacios colaborativos no son iguales en todas las empresas. Se deben adecuar al carácter de sus usuarios, permitiendo vivir una experiencia óptima de trabajo. Cada organización necesita espacios personalizados que se adapten a su cultura, características, tipo de trabajo, etcétera.

4. Debido al uso de tecnología móvil, hoy el trabajo ocurre en cualquier lugar y en cualquier momento. Por tanto, los espacios colaborativos deben adaptarse a esta tendencia y ser un medio para que las personas generen ideas de manera más rápida.

5. Es necesario contar con productos que habiliten la flexibilidad, es decir, que permitan que el trabajo pueda realizarse de forma grupal e individual, privado o compartido, que tenga libertad de movimiento y que funcione como un modo social de trabajo.

Con todo esto, la lluvia de ideas, presentaciones, trabajo en equipo y reuniones de trabajo se pueden realizar en el mismo espacio y de forma ergonómica.

Comments are closed.