El Bajío incrementó absorción neta de espacios industriales

La región del Bajío tuvo una absorción neta de espacios industriales de 570,000 metros cuadrados durante el segundo trimestre de este año, cifra que es la más alta para un segundo trimestre, situación que se logró por los proyectos hechos a la medida o Built to Suit (BTS) registrados desde al año pasado y que se agregaron la inventario de la zona.

Esto lo informó CBRE, consultora especializada en el sector inmobiliario, de acuerdo con su reporte del segundo trimestre del año, Guanajuato concentró la mayoría de los espacios en construcción, con más de 300,000 metros cuadrados, correspondientes a 22 naves.

Mientras que en la región están en construcción 600,000 metros cuadrados, que equivalen a 47 espacios industriales, de los que 80% se realizan bajo el esquema BTS.

“El inventario de naves industriales Clase A en el Bajío superó este trimestre los 10 millones de metros cuadrados, de los cuales más de 70% se concentraron en Guanajuato y Querétaro; aunado a ello, se tuvo una absorción bruta de casi 400,000 metros cuadrados, cifra nunca antes alcanzada en la primera mitad del año”, explica el reporte.

En cuanto al crecimiento de la zona, en el segundo trimestre se incorporaron 44 naves industriales, que aportaron 580,000 metros cuadrados al inventario Clase A, cifra casi cuatro veces más que el mismo trimestre del año pasado, además sólo 20% de la oferta es de espacios especulativos.

CBRE explicó que en el caso de Guanajuato, la entidad cerró el trimestre con una vacancia de 7.6% que es la más alta que se ha tenido desde el segundo trimestre de 2010, pero fue la entidad que más creció en su inventario, ya que incorporó 18 naves que sumaron 320,000 metros cuadrados.

Querétaro tuvo la mayor absorción bruta de la región, con 150,000 metros cuadrados y un crecimiento de 26% en su inventario respecto al mismo periodo de 2016.

La oferta de San Luis Potosí tuvo una cifra record de 126,000 metros cuadrados, ya que incorporó 8 naves al inventario. Su comercialización continúa vinculada al sector automotriz, como lo demostró la llegada de Midori Auto Leather e Hirotec.

Mientras que Aguascalientes tuvo la absorción bruta más alta que ha tenido, con más de 50,000 metros cuadrados; asimismo, destacó la apertura de dos naves especulativas, por lo que la disponibilidad aumentó a más de 48,000 metros cuadrados, equivalente a casi tres veces de los que se tuvo en el mismo periodo de 2016.

“El inventario industrial Clase A creció 28% respecto al segundo trimestre de 2016. Guanajuato superó a Querétaro en esta cifras; sin embargo, la diferencia es cada vez menor, pues el primero cerró el trimestre con más de 3 millones 700,000 metros cuadrados, mientras que el segundo tuvo más de 3 millones 500,000 metros cuadrados. De la nueva oferta sólo 20% corresponde a naves especulativas, de las cuales por primera vez en Guanajuato aportó la mayor parte”.

Mientras que la vacancia terminó en dicho periodo en 6.8 por ciento, con lo que disminuyó 0.3 puntos porcentuales respecto al trimestre anterior, en términos de espacio disponible, representa una cifra de más de 700,000 metros cuadrados.

Querétaro y San Luis Potosí tuvieron un descenso en su disponibilidad de 2% y 35 por ciento, respectivamente, mientras que Guanajuato y Aguascalientes registraron un aumento de 18% y 41 por ciento, respectivamente.

Comments are closed.