Cocinas oscuras: 10 tips para defender una de las grandes tendencias 2020

Cocinas oscuras: 8 tips para defender la tendencia en tu cocina

El negro es el color favorito de mucha gente, pero no suele gozar de la misma acogida cuando se trata de utilizarlo para decorar los interiores de un hogar, mucho menos, en una cocina, cuando la tendencia dominante de las cocinas blancas sigue tan en boga año tras año. Esto resulta más que comprensible si se mira desde el punto de vista más funcional: debido a la expansión de las ciudades, las viviendas suelen ser cada vez más reducidas y las cocinas no se escapan a este hecho, por lo que se hace necesario buscar amplitud, luz y espacio a nivel visual a través del blanco y toda la gama cromática de las sombras claras. Sin embargo, teniendo la posibilidad de instalar una cocina en un espacio con bastantes metros cuadrados y mucha luz natural, se adquiere también la oportunidad de demostrar que el riesgo cromático puede ser altamente gratificante.

Es lo que sobradamente predican algunos de los estudios de interiorismo y diseñadores más cool de la actualidad, con proyectos de cocinas oscuras que rompen las reglas y se revelan espacios clásicos llenos de vanguardismo que realmente funcionan a nivel estético. Encarnando uno de los estilos predominantes dentro de las grandes tendencias de decoración de 2020, el negro, el color antracita o el grafito, tanto en las puertas de los armarios y resto de mobiliario como en encimeras, fregaderos, grifería y electrodomésticos, se postulan a ocupar algunas de las cocinas más relevantes del diseño de interiores contemporáneo, y aunque puedan representar una de las acciones decorativas más audaces que un experto pueda implementar en un espacio, está claro que sabiendo bien cómo hacerlo, el negro y los colores oscuros no tienen por qué denotar agresividad, tristeza o pesimismo.

¿Cómo defenderlo bien en tu cocina para que no transmita una sensación tenebrosa al adentrarse en ella? Hemos buceado en la red en busca de las cocinas oscuras más impecables y en cada una hemos visto una fórmula o pauta estética que es la responsable de que el negro y su paleta de colores derivados luzcan en todo su esplendor y garanticen un equilibrio armónico con el resto de los elementos, especialmente en un momento en que la cocina adquiere más presencia y protagonismo en la casa al ser el lugar de reunión de toda la familia. Si eres amante del negro y los colores oscuros, estos tips te ayudarán a hacerlo realidad y conseguir una cocina oscura de diseño única.

Contraste con blanco

Por algo los opuestos se atraen. El impacto de esta cocina con blanco en encimera y azulejos y negro en mobiliario inferior es muy real. Puede ser muy buena opción si no quieres comprometerte tanto con los tonos oscuros, es una fórmula intermedia que sigue transmitiendo amplitud y luz al mismo tiempo que vanguardia y elegancia. Toma nota de detalles como los tiradores y otros accesorios en dorado.

Apuesta por materiales naturales

Si te decides a teñir tu cocina de negro absoluto, un consejo muy lógico es hacerlo más cálido y contrastarlo introduciendo acentos en madera: en la encimera, puertas de los armarios superiores, los marcos de los electrodomésticos...

Combina con otros colores y patrones

Decantarse por el negro u otros oscuros en un espacio no quiere decir que todos los elementos tengan que ser de estos colores. Añadir puntos de interés en otros tonos o estampados como azulejos o vinilos vibrantes puede marcar la diferencia.

Escoge tu tono

Porque no todos los negros son iguales y dependiendo de la luz natural que entre en tu cocina, los espacios que se encuentren alrededor o tus propias preferencias personales, te interesará un azul muy oscuro, un antracita o el negro más puro. Lo mejor es hacerse con unas muestras cromáticas y probarlas in situ junto a accesorios, electrodomésticos y muebles auxiliares.

Mix & match

Presta atención a la diversidad de texturas y materiales a tu disposición. Por ejemplo, los azulejos de metro brillantes agregan profundidad y textura, lo mismo que superponer varios materiales y acabados en el conjunto final para añadir dinamismo y una sensación pulida.

Con mármol, un combo elegante

Combinar el negro del mobiliario de la cocina con una encimera o una placa en mármol, además de ofrecer una visión increíblemente sofisticada y de ensueño, constituyen superficies muy fáciles de limpiar.

Monocromo

Para cocinas negras con acentos neutros (en blanco, gris claro o crema), una buena opción para añadir estilo pueden ser elementos inesperadamente teñidos en negro mate como electrodomésticos, las lámparas colgantes, los tiradores o la grifería.

Los últimos toques

Por ejemplo, unas banquetas altas completamente negras, el marco negro de una lámina o algunos utensilios de cocina envueltos en este misterioso color.

Para añadir encanto y calidez, recurre a elementos e ideas decorativas más tradicionales como cazuelas y utensilios colgados del techo, cajas de madera y cestas de mimbre para guardar frutas y verduras, como en este proyecto realizado por el estudio Personalk con cocina de Delamora (diseño de José Antonio Joya).

Acabados impecables

No olvides equilibrar los acabados en mate o brillo, ya que un exceso por uno o por otro lado puede dar lugar a un efecto demasiado recargado. Compara todos los elementos de la cocina: si tu nevera es de acero inoxidable, opta por otros elementos en negro mate.

El suelo, muy importante

¿Necesitas calidez extra? Está claro, un suelo de madera laminado. ¿Ya has utilizado madera, mármol u otros materiales en el mobiliario o encimera? Un suelo de microcemento o paneles negros para añadir un punto dramático, aunque si con esta opción tu cocina se ve demasiado oscura, puedes incorporar una alfombra clásica o de fibras naturales para hacerlo aún más cálido y acogedor.

Comments are closed.

Cart Item Removed. Undo
  • No products in the cart.
Abrir chat
1
¡Hola!
¿Buscas algún mueble de oficina en particular?