¿Cómo armar tu oficina en casa?

La crisis del coronavirus ha supuesto toda una revolución para nuestra vida diaria desde muchos puntos de vista. Ya no socializamos como antes, mantenemos la distancia de seguridad, dejamos de lado los abrazos, los apretones de manos y tratamos de evitar las aglomeraciones. Algo muy similar ha ocurrido en los entornos de trabajo: las empresas se han visto obligadas a tomar medidas para adecuar sus instalaciones a los protocolos y normativas de ordenan las autoridades sanitarias con el fin de proteger la salud tanto de trabajadores como de clientes.

En este sentido, hay un término que ha ganado protagonismo durante los últimos meses: el teletrabajo. Es decir, trabajar desde casa. Una tendencia que tiene su motivación en garantizar la seguridad de los empleados, sobre todo para empresas que cuentan con un espacio de trabajo reducido. Por ello, muchas personas se han visto obligadas a crear oficinas en su propia casa. Una tarea para la que se necesita todo tipo de equipamiento. Por ejemplo, si eres de Murcia se puede pedir muebles de oficina para trabajar en casa en la página Ofiprix.com.

La meta del teletrabajo es mantener el ritmo y la productividad pero, ahora, desde casa, debido a las circunstancias extraordinarias que ahora mismo predominan en el contexto actual. La pandemia de Covid-19 obliga a extremar las precauciones, por ello crear una oficina en nuestro propio hogar puede ser una buena idea para seguir trabajando y dar un toque de normalidad al día a día. ¿Cómo crear este espacio de trabajo en casa? Aquí te damos unos consejos útiles al respecto.

Elige la estancia ideal

El primer paso para montar tu propia oficina en casa para teletrabajar, es escoger la ubicación perfecta, esa estancia ideal que te haga ser productivo y que convierta el trabajo en un placer llevadero. Pasea por tu vivienda y analiza qué estancias tienes disponibles o, si lo deseas, cómo puedes reorganizar tu hogar para dejar una habitación libre e la que establecer tu espacio de trabajo. Es recomendable que la estancia esté alejada de la puerta de entrada de la casa y también de la cocina, para evitar distracciones si alguien llama o si alguien está cocinando y haciendo ruido.

Acaba con cualquier posible distracción

Para que el trabajo se desarrolle de la mejor manera posible, es fundamental eliminar cualquier tipo de distracción. Es decir, deshacerse de cualquier cosa que se encuentre en la estancia y que pueda desviar tu atención del trabajo y perjudicar tu productividad. Hablamos de elementos como espejos, cuadros, figuras de decoración… En definitiva, todo aquello que pueda descentrarte debe estar fuera de esta nueva oficina particular que quieres crear en tu propio hogar.

Si te molesta el ruido, ¡ponte auriculares!

Uno de los inconvenientes de tener el espacio de trabajo en casa, en el mismo lugar en el que se desarrolla la vida normal, es tener que convivir con los ruidos típicos del día a día. Vecinos que dan golpes, puertas que se abren y se cierran, sonidos que llegan de la calle, y un largo etcétera. Estos molestos ruidos pueden ser también otra fuente de distracción, por lo que, para vencerlos, toca pasar al contraataque.

¿Cómo? Con unos auriculares para escuchar tu propia música. Diferentes estudios científicos han demostrado que escuchar música que nos agrada nos ayuda a concentrarnos en nuestras tareas. Por tanto, si tienes ruidos en casa que perjudica tu ritmo de trabajo, ya sabes lo que tienes que hacer: tu músicate ayudará a disfrutar y, gracias a su melodía, trabajar mejor.

La luz es clave para el trabajo

Al hilo del primer punto de esta serie de recomendaciones, cabe resaltar que la estancia que escojamos debe estar suficientemente iluminada. No nos referimos a luz eléctrica, sino a luz natural. Si esta habitación que hemos escogido para crear nuestra oficina cuenta con ventanas para aprovechar la luz diurna, esto repercutirá directamente en lograr un ambiente más acogedor para trabajar.

Un lugar de trabajo, sobre todo si se trata de una oficina, no es nada sin los muebles apropiados. Una vez hemos elegido la habitación adecuada, con luz, lo más alejada posible de distracciones y donde centrarnos en nuestra labor, toca amueblarla como es debido. Un escritorio apto para instalar un ordenador de mesa, un archivador para ordenar y conservar documentos, una estantería para guardar manuales de consulta, una silla cómoda y con ruedas… Se trata de equipar la estancia, esta nueva oficina, con todo lo necesario para desarrollar tu trabajo con total comodidad.

En conclusión, estos consejos sirven para hacer frente a una situación extraordinaria y tratar de buscar una solución que nos permita seguir trabajando, aunque sea desde casa. La crisis del coronavirus todavía tiene recorrido por delante, y está obligando a varias autonomías a tomar medidas estrictas para frenar los contagios. Ante ello, el teletrabajo, en aquellas profesiones en las que sea posible, es una solución más que adecuada para mantener la distancia entre empleados y garantizar la seguridad.

 

Comments are closed.

Cart Item Removed. Undo
  • No products in the cart.
Abrir chat
1
¡Hola!
¿Buscas algún mueble de oficina en particular?