¿Cómo debe ser una silla adecuada para el trabajo con ordenadores?

4 características ergonómicas para las sillas de oficina - Solida ...

La crisis sanitaria del Covid-19 ha provocado grandes cambios en todos los sectores productivos, los cuales se han tenido que adaptar a la nueva normalidad establecida desde las administraciones públicas. Una de las transformaciones más importantes está relacionada con el teletrabajo, ya que cada vez son más las personas que desarrollan su actividad comercial desde el domicilio familiar.

En la actualidad, algunos empleados pasan más de 8 horas al día sentados delante de un ordenador, por lo que necesitan una silla adecuada para descansar correctamente. Pero, ¿qué condiciones debe cumplir una silla destinada al trabajo con ordenadores? Según el fabricante de sillas de oficina Ofichairs, la silla de escritorio adecuada tiene que cumplir todas las normas de ergonomía más exigentes.

Para saber más sobre estas normas de ergonomía, a continuación vamos a analizar las principales características que deben tener las sillas de escritorio. Porque a día de hoy, las sillas de oficina se han convertido en una pieza fundamental para todos los trabajadores que desarrollan sus funciones delante de un ordenador.

Características de una silla de escritorio adecuada

Como ya se ha comentado anteriormente, la pandemia del coronavirus ha generado importantes cambios en la mayoría de los trabajos, puesto que muchas empresas han optado por dar el salto definitivo al mundo digital. Es decir, los negocios han seguido las directrices establecidas por las autoridades sanitarias, entre las cuales destaca la promoción del trabajo a distancia o home office.

Ante esta situación, muchos empleados necesitan adquirir equipos de oficina para poder trabajar desde el domicilio. La silla de escritorio es uno de los elementos más importantes a tener en cuenta, ya que algunos trabajadores pasan más de 8 horas al día sentados delante del ordenador. Por ello, lo más recomendable es comprar una silla de oficina que cumpla con las siguientes normas de ergonomía.

Silla de oficina regulable

La principal característica de una silla de escritorio es que tiene que ser totalmente regulable, para que las personas puedan adaptarla en función de sus necesidades. Se puede decir que, una silla de oficina buena debe tener asiento regulable, respaldo reclinable y posición de balanceo. Además, esta tiene que permitir la movilidad, el giro y el apoyo de los pies en el suelo.

Respaldo eficiente

En los últimos años, los fabricantes de sillas de oficina han estado trabajando en la creación de modelos que incorporan respaldos muy cómodos. Y es que el respaldo debe garantizar el correcto apoyo de la espalda en todo momento, para que los trabajadores puedan mantener una posición erguida que no cause daños en la columna vertebral.

Reposabrazos ajustables

Al igual que ocurre con el asiento y el respaldo, los reposabrazos de las sillas de escritorio no pueden ser fijos, ya que los empleados necesitan regularlos en función de sus necesidades. Por ello, además de ser gruesos y cómodos, los reposabrazos de una silla de oficina deben ser ajustables -es muy recomendable que la anchura del brazo también se pueda regular-.

Asiento cómodo

Además de regulable, el asiento de una silla de escritorio tiene que ser muy cómodo, ya que los trabajadores van a pasar una gran cantidad de horas sentados en él. Lo más adecuado es que el asiento esté mullido, pero que no sea excesivamente blando. Por otra parte, los expertos aconsejan comprar sillas de oficina que incorporen asientos con curvatura en los bordes delanteros -para no oprimir las piernas-.

Silla de escritorio segura

Otro factor importante a tener en cuenta reside en la seguridad de las sillas de trabajo, puesto que éstas no deben representar ningún tipo de riesgo para los empleados. Para evitar problemas relacionados con vuelcos o caídas inesperadas, resulta fundamental comprar sillas de escritorio que sean giratorias y que integren bases de 5 radios.

Asiento con profundidad

Aunque puede parecer un aspecto menos relevante, la realidad es que las sillas de trabajo deben permitir la regulación de la profundidad del asiento. De este modo, todas las personas -independientemente de su estatura- pueden apoyar cómodamente la espalda en el respaldo.

Silla de trabajo dinámica

Anteriormente, ya hemos comentado que las sillas de oficina tienen que permitir la movilidad en todo momento, para que los empleados puedan realizar movimientos con libertad. Además, una silla de trabajo debe posibilitar posiciones dinámicas a la hora de sentarse -de ahí la importancia de que sean giratorias-.

Comments are closed.

Cart Item Removed. Undo
  • No hay productos en el cotizador.
Abrir chat
1
¡Hola!
¿Buscas algún mueble de oficina en particular?