¿Cómo diseñar una oficina de 50m2?

Al tratarse de espacios compartidos, las oficinas que se instalan ahí, suelen ser pequeñas y no superan los 50 o 70m2. Además, gran parte de las oficinas que hay en España no tienen unas grandes dimensiones, aunque no se encuentren en un espacio de coworking. Por esto, muchas empresas tienen dificultades a la hora de diseñar el centro de trabajo debido a las reducidas dimensiones.

Colores claros: blanco, el rey

Una de las máximas a la hora de decorar un espacio pequeño, tal y como señalan los expertos de Hermarta, es elegir colores suaves. El blanco debe ser el protagonista puesto que da amplitud a las estancias y claridad. Sin embargo, se puede combinar con otras tonalidades, dentro de la misma gama, como el beis, blanco roto o el vainilla.

Madera

Los muebles, accesorios y demás elementos en madera siempre son garantía de éxito cuando se trata de una oficina de pequeñas dimensiones. La madera aporta luminosidad y crea un espacio de trabajo limpio. Es esencial elegirla siempre en tonos claros y no vengué para poder lograr ese efecto deseado.

Plantas

Las plantas (nunca en exceso en un espacio pequeño) aportan una sensación agradable y acogedora a la estancia. Por esto, es recomendable utilizarlas en huecos que queden libres y que no entorpezcan el paso.

Separaciones transparentes

Por otro lado, un recurso muy útil cuando se trata de separar ambientes cuando no se dispone de muchos metros son las separaciones transparentes. Dotan de intimidad según la zona de trabajo. Pueden ser tabiques móviles, biombos, etc.

Detrás de la puerta

Cualquier hueco puede ser de ayuda para optimizar los ambientes de trabajo. En este caso, detrás de las puertas se puede colocar, por ejemplo, organizadores de documentos para aprovechar el espacio.

Evitar excesos

Muchas veces, lo que entorpece la operatividad de una oficina es lo sobrecargada que se encuentra, por elementos innecesarios que sólo cumplen la misión de decorar, por ejemplo. Es mejor evitar esto y decantarse solo por lo funcional.

Mobiliario versátil

Se trata de mobiliario de oficina como puede ser un escritorio con cajonera. Cumple dos funciones e incluso más también. Esta es la clase de muebles que se deben incorporar en un despacho.

Muebles con puertas correderas

Los muebles que disponen de puertas correderas, son los más prácticos, porque puede mantenerse las puertas abiertas sin ocupar espacio. De esta manera, se gana mucho y el despacho queda más recogido sin perder funcionalidad.

Comments are closed.