Decorar tu espacio de trabajo y mejorar tu productividad

En la gestión de los negocios los detalles hacen la diferencia. Uno de ellos es permitir que cada integrante de tu equipo de trabajo pueda decorar su espacio de acuerdo a sus gustos y opciones.

Un estudio de la Universidad Exeter, de Inglaterra, indica que permitir que los colaboradores participar en el diseño de las oficinas incrementa la sensación de bienestar en 47%; la creatividad, en 45% y la productividad hasta en 38%.

Todos estos números y cifras tiene bastante lógica si nos ponemos a pensar que pasamos la mayor parte del día en el trabajo. Por ello es importante que tus empleados hagan suyo el espacio de trabajo, puedan decorar y añadirle elementos que los motiven y les permita involucrarse.

Una oficina muy pulcra y ordenada podría hacerlos sentir que están en un espacio extraño que absorbe sus energías. Un lugar así no permitirá que se involucren con facilidad en el trabajo.

Decorar la oficina

Uno de los principales consejos que ofrecen los especialistas en arquitectura e interiores es que las oficinas abiertas, -donde todos se ven las caras y hay poca privacidad-, no han dado resultado ya que hacen que el trabajador se distrae con facilidad. Lo mejor es desarrollar cubículos o instalar elementos que separen los espacios. La idea es que cada colaborador tenga un espacio y lo pueda decorar de acuerdo a sus gustos.

Por otro lado es muy importante que una oficina tenga ventilación e iluminación natural. Recuerda que la luz natural provoca que el cuerpo incremente la producción de serotonina que es una sustancia neurotransmisora que provoca la sensación de bienestar. En tu oficina debe existir una buena combinación de luz natural y artificial para mejorar el ánimo del equipo de trabajo.

En tu oficina tampoco deben faltar las plantas. Hay estudios que señalan que decorar la oficina con plantas mejora la capacidad de atención y reduce el nivel de estrés de tu equipo de trabajo.

Decorar el espacio de trabajo

Tus colaboradores pueden decorar su espacio de trabajo o cubículo con fotografías de sus familiares, amigos o de momentos especiales con los compañeros de trabajo. También pueden añadir algunos objetos como trofeos o premios, que les recuerden que la empresa los valora. Pueden tener una pizarra con lemas u otros.

No obstante, debemos evitar los extremos. El espacio de trabajo no debe ser impersonal, pero tampoco se debe permitir que un cubículo u oficina sea recargada de tanto objetos que al final se conviertan en elementos de distracción.

Comodidad

Otro aspecto importante de la decoración es la comodidad de los empleados. Este aspecto, sin duda, mejorar la productividad. Trata de que los muebles sean curvos ya que dan más seguridad a los empleados que muebles con ángulos muy marcados que dan una sensación de peligro. Por otro lado, los mueves tiene que tener correspondencia en sus medidas. Por ejemplo una silla y una mesa de trabajo deben tener una altura acorde para evitar que el trabajador se sienta incómodo.

Comments are closed.