Elegir la mejor mesa de reuniones para tu sala de juntas

Una mesa de reuniones es un elemento muy importante dentro de una oficina, ya que sobre ella se tomarán las decisiones más trascendentales de la marcha de una empresa u organización. Es por ello que no podemos descuidar este importante elemento dentro de nuestra oficina, incluso si el espacio disponible es reducido.

Mesa de reuniones rectangular en color nogal

Una mesa para sala de reuniones puede adquirir múltiples formas dependiendo del uso que se le va a dar, filosofía de la empresa, estilo de la oficina, etc. Por ello, hoy vamos a desgranar todo lo relacionado con las mesas de reuniones para poder empezar ya a apuntar lo más alto posible en lo que respecta al rumbo de vuestra empresa u oficina.

El tamaño de la mesa de reuniones

La principal variable a tener en cuenta para escoger una buena mesa de juntas es el tamaño que necesitamos. Dentro de esta variable, el número de personas a utilizar la mesa determinará las necesidades de espacio y configuración óptima.

A pesar de que pueda parecer que cuanto más grande mejor, lo cierto es que hay que prestar bastante atención y calibrar la distancia entre los participantes, ya que una separación excesiva puede resultar una barrera a la comunicación e ideas que puedan fluir en una sesión.

Elegante mesa de reuniones forma u

Como siempre, todo es cuestión de equilibrio: recomendamos una mesa ni muy grande, en la que los miembros estén muy separados, ni muy pequeña, que supondría un agobio (ya que será necesario espacio para documentos, portátiles. etc.)

Forma de la mesa de juntas

La segunda variable, estrechamente relacionada con el tamaño de la mesa de juntas, es la forma que ésta ha de tener. Dependiendo que exactamente qué queramos favorecer, habrá una u otra configuración que nos ayudará a que todo funcione armónicamente.

Mesa para reuniones con disposición rectangular

Los modelos rectangulares suponen la configuración básica que presenta la ventaja de poder organizar jerárquicamente las posiciones. Los laterales suponen una ventaja ya que la perspectiva es más amplia y es posible dirigirse al resto con una mayor facilidad. Ideal para toma de decisiones de alto nivel, propias de mesas para salas de juntas.

Mesa de reuniones con forma circular

Por otro lado tendríamos las mesas para salas de reuniones redondas. Este tipo de forma permite una distribución equitativa en la mesa, por lo que resultan más adecuadas en aquellos procesos que requieren un alto componente artístico e innovador. Dado que lo que se pretende es que la creatividad fluya e se eliminen las barreras e inhibidores de la misma, sentarse en círculo ayudará a sentirse valorado por igual.

¿Las mesas de reuniones para oficinas han de ser aburridas?

Indudablemente, como en el caso de cualquier otro elemento de una oficina, el diseño es algo que adquiere una importancia que trasciende de lo meramente estético. Hoy en día es muy importante el concepto de diseño funcional, y en el caso de las mesas para salas de reuniones no iba a ser menos.

Mesa de reuniones con forma triangular para trabajar

El tamaño, forma, materiales, colores y estilo han de ir acordes con la filosofía de la empresa, ya que es muy importante plasmar incluso a través de este tipo de mueble la filosofía de la organización.

No hablamos únicamente de usar los colores corporativos en la mesa de reuniones para que quede algo vistoso y a juego. Hay que ser coherente y si por ejemplo la empresa está relacionada con la tecnología apostar por introducir pinceladas tecnológicas, como iluminación LED por ejemplo. Organizaciones con alto componente creativo pueden permitirse diseños más arriesgados, o empresas más serias y orientadas a negocios más clásicos, como un despacho de abogados, podrá optar por una mesa de reuniones más sobria

Comments are closed.