Espacios compartidos, una tendencia que impulsa la independencia laboral

Encontrar un lugar para iniciar un emprendimiento laboral puede ser uno de los primeros obstáculos que tienen que superar los trabajadores independientes y micro empresarios. Sin embargo, desde hace algunos años una opción se viene haciendo cada vez más popular: el alquiler de oficinas compartidas o espacios de cotrabajo.

El coworking consiste en compartir un espacio de trabajo físico con profesionales y emprendedores de diferentes sectores, sin perder su independencia y posibilitando la creación de proyectos conjuntos. En estos espacios se comparten los servicios necesarios para realizar el trabajo.

Este ambiente garantiza una buena conexión de internet, áreas cómodas y bien equipadas, salas de reuniones, ambientes compartidos de descanso, y con un sistema de climatización para tener la temperatura perfecta mientras se trabaja. En este sentido, ha impulsado la demanda de equipos de aire acondicionado.

Miguel Castro, gerente general de Daikin, señala que en los últimos años los peruanos buscan mayor confort al momento de realizar sus diversas actividades. Trabajar en un espacio que estimule su creatividad, tenga buen ambiente, y que además cuente con la temperatura adecuada es fundamental para incrementar su productividad y eficiencia.

Comportamiento del mercado

Según la revista deskmag.com el 72% de los espacios de coworking alcanzan la rentabilidad después de dos años en funcionamiento. Según la La 2ª Encuesta Mundial sobre Coworking que realizó este medio, se concluye que el alquiler de puestos de trabajo no es la única forma de ingresos para quienes instalan espacios compartidos. El 20% de los ingresos procede del alquiler de alas de reuniones y espacios para eventos, El 5% procede de la venta de comida y la bebida, mientras que la venta de entradas para talleres y eventos reportan otro 5%. En tanto 3% procede de os servicios de oficina virtual.

Pierre Giannoni, director manager de Seedspace Lima Swiss Cowork, comentó en una entrevista a diario Gestión que los jóvenes emprendedores peruanos (millennials) están dispuestos a pagar entre US$ 100 a US$ 200 al mes por espacio de trabajo en un área compartida. Sostuvo además que una de las principales ventajas que ofrecen estas oficinas es que les genera un ahorro aproximado de 40% en servicios generales y mobiliario.

Franco Vinatea, gerente general de Binswanger Perú, comentó a Día 1 de El Comercio que el portafolio actual de espacios colaborativos (solo en edificios ‘prime’) asciende a 63.000 m² y se distribuye en alrededor de 70 locaciones. Binswanger Perú, estima que este año se añadirán alrededor de 40.000 m² al portafolio, con lo que el ‘stock’ total en oficinas ‘prime’ superaría los 100.000 m².

El último Global Coworking Survey, realizado en 2018, arroja que en el 2030 un 30% del portafolio de bienes raíces corporativas a nivel mundial estará dedicado al ‘coworking’.

Comments are closed.

Cart Item Removed. Undo
  • No products in the cart.
Abrir chat
1
¡Hola!
¿Buscas algún mueble de oficina en particular?