Espacios de trabajo: hacia la oficina líquida

“Utilizamos nuestro estudio como un laboratorio, entendiendo el uso que iba a dar cada persona a nuestras oficinas. La evolución y transformación espacial en los trabajos no es algo que se mide, pero en una startup como la nuestra están cambiando todo el rato las personas, los objetivos e, incluso, la visión de empresa”, explica Ganjavian. A su bajo de la calle Plátano le añadieron una zona de entrada que hace las veces de grada, una plaza de encuentro central para el intercambio social y un perímetro con zonas de trabajo. Hace unos años, además, llegaron a crear una guardería para los hijos de los empleados. “Hay que tener en cuenta las relaciones humanas y los rituales de todos nosotros a la hora de crear un espacio”, añade.

Además, se diseñó el mobiliario de la oficina para que todos estuviesen trabajando en un mismo modelo de mesa con diferentes tamaños, en función del uso que se le fuera a dar, y que permitía su unión de manera sencilla. “Si un objeto está atado no permite que la organización sea flexible, aquí todo se puede mover”, sentencia Ganjavian. Vicky Nieto, Chief Growth Officer de McCann Worldgroup, es una de sus felices usuarias: “El planteamiento de cabañas y vías libres entre ellas para el trabajador ha ayudado mucho a que todos interioricemos y disfrutemos de una sensación de espacio compartido. De democratización del espacio. Tenemos la sensación de que este lugar ha sido pensado para nosotros. Para que trabajemos de forma más integrada y mejor”. Objetivo cumplido.

Agilidad a través de la tecnología

Por otro lado, en las oficinas de Ernst& Young en Londres el proyecto fue más enfocado a la organización interna y con clientes de la consultora a través de una resolución más tecnológica. “Quisimos generar un nuevo tipo de experiencia para los clientes, creando espacios de tomas de decisiones aceleradas”, cuenta Ganjavian.

Así, cuando el cliente llega a las oficinas, mediante un código QR entra en una sala donde, de manera automática, se generan una serie de ejercicios o actividades para optimizar la reunión que va a tener: “Es un espacio con una tecnología muy alta, que requiere incorporar datos previamente sobre esa reunión y ese cliente, pero que agiliza las reuniones, establece retos y preguntas a los asistentes; te procesa, visualiza, coordina y lidera la reunión; aunque realmente son más talleres donde hay una participación activa de todos los asistentes”.

Es una forma de ganar tiempo, de ser más eficaces, como remata Ganjavian: “La tendencia es pensar que la productividad es la optimización del trabajo de una persona en una mesa, pero la realidad es que si tú trabajas cinco minutos al día pero tienes la clave de la próxima revolución, esa productividad es mucho más alta, y da igual que lo hagas en una mesa o en un sofá”.

Comments are closed.