¿Estás por comprar sillas? Consejos para elegirlas

Las sillas forman parte de ese conjunto que merece especial atención, cuando se decide la compra.

Cómo elegirlas

Entre los aspectos a tener en cuenta para elegir una silla, los expertos coinciden en una serie de puntos guía, que ayudan a tomar la decisión. Entre ellos, se destacan:

Comodidad. Es importante sentirse cómodo el tiempo que se pase allí, sobre todo para conservar una buena postura. No dudar en sentarse para saber cómo es la silla.

Que resulte fácil de limpiar.

Tamaño. El alto del asiento debe resultar confortable y apropiado. Comprobar el ancho, para que se adapte bien en torno a la mesa, tanto en ancho como en las patas.

Diseño. Estudiar la composición del ambiente y observar el estilo de la mesa.

Color y funcionalidad. Aquí, lo que manda es el espacio disponible. Una opción muy concreta para espacios reducidos son las sillas apilables.

Tendencias actuales

-Con espacios cada vez más pequeños, que la silla sea apilable siempre es algo a favor. También se eligen mucho sillas de color que se contrapongan a los muebles en color blanco, muy demandados”, ilustra la arquitecta Mariela Guardiola, de la firma Scarpatti.

A su vez, -si se trata de una zona de trabajo o estudio, se prioriza la comodidad y buena postura, mientras que, si las sillas son para quinchos, cocinas, o comedores, se tiene más en cuenta el diseño- agrega la profesional.

Con respecto a los colores, Guardiola reconoce que los más solicitados son los clásicos blanco y negro, -pero hay una marcada tendencia a utilizar colores fuertes. Se venden casi en iguales cantidades sillas color aqua, lima, amarillas, rojas o verdes, entre otras-.

Los más osados ya se animan a una silla de cada color para la mesa (onda Google). En cuanto a los materiales, lo nuevo es la mezcla de los modernos, como el polipropileno, con patas de material noble como la madera (desde $ 600 hasta $3.000).

Sillón liviano

Otra de las novedades viene de la mano de la firma JCL, que en el marco de la innovación constante decidió lanzar el sillón Tulum ($900), incursionando así el ámbito del polipropileno, que se suma a la conocida línea de madera y aluminio que ya produce la empresa.

Se trata de un sillón con asiento y respaldo en polipropileno inyectado con tratamiento UV en variados colores, patas y brazos en tubo de aluminio anodizado de 2 milímetros de espesor, un producto muy liviano y apilable. Además, todas sus piezas tienen reposición (a diferencia de los que son monocasco), lo que los hace muy durables. Admite una amplia gama de usos principalmente en el hogar, en ambientes internos y externos. Su versatilidad lo hace apto para espacios comunes como bares y restaurantes.

Interior y exterior

El metal es una de las posibilidades que más se adapta a los tiempos modernos, para usarlo tanto en ambientes interiores como en exteriores. Para esos casos, JCL aconseja el aluminio.

Una de sus creaciones es la silla Alumia ($ 1.684): elaborada totalmente en aluminio, se adapta perfectamente para el uso en intemperie sin mantenimiento. Es apilable y resulta ideal para funciones múltiples en el comedor, quincho, oficinas bares, cafeterías, auditorios y áreas de esparcimiento.

Comments are closed.