¿Este es un buen momento para invertir en inmobiliario?

J. M. ha leído que muchos asesores recomiendan invertir en inmobiliario, sobre todo a inversores con grandes patrimonios, y quería saber si es un buen momento para invertir en fondos inmobiliarios. Pregunta a nuestros expertos en cuáles y qué rentabilidad están dando.

Mar Barrero, analista financiero de Profim, Grupo Arquia Banca, le responde que el mercado inmobiliario europeo, incluido el español, empieza a dar muestras de estar saliendo de la crisis en la que estaba inmerso desde 2007. La recuperación de los precios de los activos inmobiliarios y de los alquileres está animando a los inversores a tomar posiciones en este segmento del mercado, aunque, por ahora, su interés se centra, sobre todo, en aquellas compañías cotizadas cuyo negocio se dirige a la compra de inmuebles (oficinas, locales, hoteles...) para su explotación en alquiler. El atractivo de estas sociedades (Reits y Socimis, mayoritariamente) reside, principalmente, en la buena rentabilidad por dividendo que están dando (en torno al 4 por ciento anual de media) en un momento en el que los cupones pagados por la renta fija se encuentran en mínimos.

Fuera de la atención de los grandes inversores siguen quedando las empresas inmobiliarias más centradas en la construcción o venta de pisos, segmentos del mercado a los que les está costando despegar.

Si bien la recuperación del sector de alquileres inmobiliarios se está dando a nivel mundial, consideramos que las sociedades que presentan mayor potencial son las europeas, en especial las de la zona euro, por su mayor rentabilidad por dividendo y porque parten de unos niveles de valoración más bajos que las empresas norteamericanas, en donde este segmento del mercado ya lleva varios ejercicios subiendo.

Con el fin de reducir los riesgos y conseguir una mayor diversificación, nuestra recomendación es que la inversión en empresas inmobiliarias cotizadas se realice a través de fondos de inversión (esta es la mejor alternativa, salvo que se cuente con un patrimonio muy elevado que permita construir una cartera formada por empresas inmobiliarias o por los propios inmuebles).

Indicar que estos valores y los fondos que en ellos invierten, al estar centrados en un segmento de mercado muy determinado, ligado al ciclo económico y muy influenciado por la evolución de los tipos de interés (si estos suben, el sector inmobiliario podría perder atractivo y sufrir correcciones como las observadas en el verano de 2016 y tras el triunfo de Donald Trump), son solo aptos para aquellos inversores que estén dispuestos a asumir riesgos o que cuenten con una cartera ampliamente diversificada. Este tipo de fondos, no deberían suponer más de un 10 por ciento del total de la inversión.

Dentro de los fondos centrados en el sector inmobiliario cotizado europeo (no se trata de fondos inmobiliarios que compren directamente los inmuebles, productos que, por ahora, han dejado de comercializarse en España) se encuentran alternativas como DPAM INVEST Real Estate Europe, Henderson Horizon Paneuropean Property Equity, Oddo Inmobilier o AXA Aedificandi.

Comments are closed.