Fibras industriales siguen defensivas, pese a Trump

fibras-industriales-siguen-defensivas-pese-a-trump

La incertidumbre desatada por el triunfo de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos llevó a que el precio de los títulos de los fideicomisos de inversión e bienes raíces (fibras) dedicados a administrar y arrendar inmuebles para uso industrial registrara pérdidas de doble dígito.

Los papeles de Fibra Macquarie, Prologis y Terrafina descendieron en su valor en 10.5, 12.6 y 11%, respectivamente, esto después de conocerse el triunfo del candidato republicano de Estados Unidos.

Analistas del sector consideraron que las caídas respondieron al nerviosismo generalizado en los mercados financieros ante la amenaza del ahora presidente electo estadounidense de cancelar o renegociar el Tratado de Libre Comercio (TLC), lo cual podría afectar la renta y demanda de espacios industriales por parte de empresas de manufactura y logística estadounidense instaladas en México.

“A mediano y largo plazos esperamos que la ventaja de costos de la que disfruta el sector manufacturero estadounidense en su asociación con México se imponga en las negociaciones comerciales de Estados Unidos y consideramos improbable que se produzca una desaceleración significativa de las inversiones de las firmas estadounidenses en México”, explicaron analistas de Citibanamex en un documento.

Protección cambiaria

Ante éste y otros riesgos como las presiones cambiarias para los arrendatarios y el alza en las tasas de interés, los fibras industriales siguen mostrándose más defensivos que vulnerables, porque alrededor de 90% de las rentas que cobran por los inmuebles está en dólares, lo cual les da una protección cambiaria natural ante la debilidad del tipo de cambio peso-dólar.

Lo anterior también por el equilibrio entre la oferta y la demanda, con vacantes menores a 10% en sus principales mercados del norte, centro y Bajío del país. Sobre la posibilidad de que Estados Unidos cancele el acuerdo comercial con México, analistas de Citibanamex explicaron que los acuerdos de la Organización Mundial del Comercio (OMC) permiten un alza de 3.5% en promedio en los aranceles sobre los bienes comercializados entre Estados Unidos y México. Este impacto estaría compensado por la depreciación del peso ante el dólar.

“Es posible que Estados Unidos imponga temporalmente barreras comerciales más austeras con mayor rapidez; por ejemplo, medidas antidumping, pero deben ser aplicadas como mínimo a 25% del volumen de producción en Estados Unidos, un resultado improbable tomando en cuenta el nivel de presencia manufacturera estadounidense en México”, puntualizaron. Por el lado de las presiones cambiarias para los inquilinos de los fibras, el análisis de Citibanamex explica que sólo se vería del lado de los arrendatarios que no generan ingresos en dólares y que llega a significar una menor proporción de todo el portafolio que arrendan.

No Comments Yet.

Leave a comment