Las oficinas como espacio de bienestar

En esta época de retención de talentos y búsqueda de la satisfacción personal ante todo, es una buena idea organizar los ámbitos laborales para que los empleados puedan elegir distintos sectores según su estado de ánimo. Es una de las sugerencias del estudio -Fast Forward 2030: El futuro del trabajo y del espacio-.

Según la investigación, la gran mayoría (el 85%) de los encuestados considera que la línea que hasta hace no tanto solía dividir la vida profesional de la personal continuará esfumándose, y señala al bienestar como un factor crítico para los ámbitos laborales del provenir. Incluso con la posibilidad inédita de trabajar de manera remota gracias a los avances tecnológicos, un sorprendente 77% afirma que el espacio físico, a la hora de elegir o de quedarse en una posición, será todavía más importante que en la actualidad. Y que los perfiles profesionales con mayor inteligencia social, emocional y creativa, además, requerirán ámbitos que fomenten la colaboración.

Cercanía y flexibilidad, acá y allá

¿Estas tendencias ya se observan en las oficinas de las empresas argentinas? -Sí, de muchas maneras-, dice Antonio Saborio, Director Regional de Project Management de CBRE. -La mayoría de los clientes corporativos que nos contactan hoy día ya llegan al país con esta visión, o bien deciden que ya es hora de modernizarse. Open work spaces, una iluminación natural más democrática, espacios más flexibles, áreas para reuniones informales o de paso, son algunas de las constantes. Y los despachos cerrados, por más que culturalmente nos cueste, están desapareciendo también-.

Otra de las características destacadas de lo que se viene es una creciente tendencia hacia una economía colaborativa, compartiendo conocimientos, recursos humanos y físicos, lo cual terminará con los espacios excesivos y más bien buscará la proximidad y el estímulo para generar más creatividad. Esta característica, a su vez, producirá el ingreso de nuevos actores al sector inmobiliario: agentes que se especializarán en poner en contacto a las empresas que dispongan de metros cuadrados libres en sus oficinas con otras que los necesiten.

En definitiva, en los nuevos lugares de trabajo convivirán espacios aislados para la concentración con otros configurados para facilitar la colaboración entre colegas y, sobre todo, la protagonista será la posibilidad de elegir el entorno que más se adapte a la actividad en cada momento. Vivir atornillados al mismo escritorio, de este modo, se convertirá en una pesadilla del pasado.

Horizontes laborales

La atracción, el desarrollo y la retención del talento serán las principales ventajas competitivas en 2030. La disponibilidad de oficinas innovadoras constituirá un valor diferencial en las empresas.

El Chief of Work aparecerá como una posición clave para coordinar recursos humanos, tecnología y lugares de trabajo con un propósito común.

La eficiencia, la flexibilidad y la autenticidad constituirán valores clave en las organizaciones para adaptarse a los cambios del entorno.

El espacio estará diseñado para conseguir los objetivos estratégicos de las empresas, para obtener el mejor rendimiento de los profesionales y mejorar su bienestar.

Comments are closed.