Los espacios de trabajo se están convirtiendo en lugares híbridos entre la oficina y el hogar

Tendencia confirmada: Confort y eficiencia, zonas de descanso, pufs y hamacas, apertura al intercambio o privacidad a elegir; son algunas de las innovadoras tendencias en los espacios de trabajo que generan impacto directo en la calidad de vida laboral y la productividad.

Esta pequeña revolución puede observarse especialmente en la evolución del mercado de sillas, en el sentido más amplio del término. Y esto no es trivial ya que el 40% del presupuesto dedicado al mobiliario cuando se equipa una oficina, está dedicado a los asientos.

Para Erika Cassanello, encargada de productos de la empresa Intergroupe, el asiento interactúa directamente con el usuario todo el día, naturalmente influye en su bienestar y productividad. “Debe ser cómodo, simple e intuitivo de usar, pero también adaptable a un máximo de tipología de personas: altas, bajas, delgadas o más pesadas. Siempre nos orientamos más hacia productos diseñados para adaptarse a cuantos usuarios sea posible y cada vez más intuitivos, por ejemplo, con el desarrollo de mecanismos de autorregulación”, sostiene.

También hay un progreso en asientos de apoyo que va de la mano con el de mesas ajustables y que tiene en cuenta que el ser humano debe alternar entre las posiciones sentado y de pie.

“La tendencia principal del mercado de asientos es el 'soft seating'. En Sokoa, el reparto de ventas por tipo de producto se sigue concentrando sobre todo en asientos giratorios y fijos. Sin embargo, lo que realmente se ha disparado son los bancos y sofás modulares pensados para crear a la vez los paisajes interiores de las zonas de descanso de las empresas, ofreciendo conectividad, acústica, apertura al intercambio o privacidad a elegir y, por supuesto, comodidad”, explica Cassanello.

Vienen a llenar los nuevos espacios de reuniones informales que se encuentran en las zonas de “Flex office” compartidos, es decir, la diversificación de áreas diseñadas específicamente para una tipología de actividad: trabajar en equipo, llamar por teléfono, presentar un proyecto, reunirse, concentrarse, intercambiar ideas o relajarse.

Para Cassanello, cada vez se ven más pufs o hamacas, soluciones de asiento o relax más próximas a lo que encontramos en el hogar. De hecho, es ahí cuando aparece la noción de bienestar. “Las empresas se han dado cuenta de que el diseño de los espacios de trabajo tiene un impacto directo en la calidad de vida laboral y la eficiencia, el bienestar y la productividad de los empleados”.

“También vemos cada vez más elementos decorativos, e incluso muebles que recurren a los códigos del hogar en los espacios de trabajo. En la próxima feria Orgatec, que tendrá lugar en octubre, estaremos encantados de presentar nuevas soluciones de asientos de diseño y lúdicos que encontrarán su lugar en la oficina o en casa”, añade.

Comments are closed.