Los mejores tips de Feng Shui para la oficina

Pasamos una media de nueve horas al día en el trabajo. Es como si la oficina fuese nuestra segunda casa. Por eso debemos, en la medida de lo posible, crear un despacho o un espacio con un ambiente agradable que motive a la concentración. En este sentido, el Feng Shui es el perfecto aliado para diseñar un lugar que propicie nuestro buen ritmo de trabajo, mejore nuestra productividad y así conseguir el éxito laboral.

Cada vez es más frecuente convertir alguna habitación de la casa en un despacho. Una extensión de nuestra oficina en la que pasamos muchas horas de nuestro tiempo libre. Ya sea porque te gusta tener un lugar de trabajo propio o porque trabajas por tu cuenta, y no te queda más remedio, es importante que cuides y mimes el espacio en el que desarrollas tu actividad profesional. Tener un lugar de trabajo limpio y ordenado ayuda a ser más efectivo en el día a día.

El Feng Shui es un arte milenario cuyo objetivo es armonizar la energía a través de colores, mobiliario, orientación y disposición en la decoración.

Tiene como base el principio del Ying y el Yang (los opuestos), el I Ching y el Wu Xing o el principio de los cinco elementos (madera, fuego, tierra, metal y agua). Por eso es clave prestar atención tanto a la orientación de la oficina tanto a nivel ubicación en el edificio como a los elementos o colores de la propia decoración.

Las mejores apps para decorar tu casa que necesitas conocer

Lo más importante es que la oficina sea funcional. Si trabajas para una empresa y tu espacio viene diseñado ‘por defecto’ siempre te queda la opción de ‘customizar’ a tu manera siguiendo los consejos del Feng Shui en la decoración. Si por el contrario tienes la suerte de poder diseñar tu espacio laboral desde cero, toma nota de los siguientes trucos que te van a ayudar a definir mejor tu lugar de trabajo.

No todas las personas tienen autoridad para decidir en qué lugar del edificio quieren trabajar. Pero en la medida de lo posible es recomendable seguir las siguientes pautas a nivel general:

Intenta trabajar en una oficina situada lejos de la entrada general. Cuanto más adentro esté la oficina, mejor será el Feng Shui.

Es recomendable no tener la mesa en el extremo de un pasillo en línea recta.

Si es posible procura no sentarte en una mesa que mire directamente a la puerta de entrada o la puerta del baño a una escalera. Según el Feng Shui tus posibilidades de progreso ser verán afectadas.

Siéntate en lugares que no tengan nada por encima como por ejemplo un lugar con una viga de techo a la vista. Sufrirás de eternas presiones y dolores de cabeza.

Tampoco es recomendable que te sientes de espaldas a la puerta, ya sea la puerta privada de tu despacho o la de entrada general.

Es importante que a la hora de definir dónde vas a sentarte elijas un lugar que no esté orientado hacia la arista de una esquina saliente. Si no te queda más remedio puedes colocar una planta para bloquear la energía negativa.

El mejor lugar para situar la mesa en la oficina es la esquina derecha en diagonal a la puerta.

No coloques el escritorio en el lado opuesto de la puerta ya que no es posición favorable.

Colores para el éxito según el Feng Shui

A continuación, te mostramos cuáles son los colores para lograr el éxito según el Feng Shui.

Negro: En Fen Shui el color negro representa el agua. Aunque ningún color prevalece sobre otro en general, el negro nunca debe utilizarse en los techos. Este color implica peligro. No es recomendable utilizar negro en ambientes laborales, ni paredes, ni techos, ni alfombras.

Blanco: El blanco es el color empleado en paredes y techos. Es un color muy yang (opuesto del negro que es yin). El blanco es símbolo de prosperidad. Representa a la pureza y además da amplitud y sensación de limpieza.

El verdadero significado de los colores en publicidad

Rojo: El color rojo es el color del sur. Su tono en las paredes puede traer la buena fortuna. No tiene por qué ser rojo absoluto, pueden ser tonalidades de la gama del melocotón. Es recomendable utilizar estos colores para cortinas, para empapelar alguna pared o para las alfombras.

Verde: El color verde es el color del dinero. Es recomendable utilizarlo en orientación sudoeste o en el este. El color verde intenso simboliza el crecimiento de la primavera, lo que deseas fortalecer. Si lo que quieres es estimular la llegada de la suerte en la oficina, decora con árboles artificiales de brillantes hojas verdes.

Azul: Representa al agua, puedes utilizarlo para producir un buen efecto en orientación este, sudeste y norte. Eso sí, es conveniente no excederse con el color azul ya que el agua jamás debe activarse en grandes cantidades.

Además tener en cuenta los aspectos de distribución de mobiliario o la utilización de los colores en el despacho también es muy importante cuidar detalles como por ejemplo los objetos que están a la vista. En este sentido, en el Feng Shui se aplica la regla de ‘cuanto menos objetos tengamos al a vista, mejor’. Y sobre todo, y muy importante, es esencial fijarse en que los elementos de limpieza como las escobas, papeleras, cepillos, etc., no estén en lugares visibles y menos aún por el medio.

Estos objetos simbolizan la mala suerte. La connotación es que la presencia de una escoba cerca del vestíbulo barre todas las posibilidades de buena fortuna. En Feng Shui las escobas se consideran maldición. Es recomendable que todos estos artilugios estén guardados en armarios cerrados.

Ahora sólo queda tomar perspectiva y poner en marchar todas estas ideas que tienen como objetivo conseguir el espacio de trabajo ideal a través del Feng Shui.

Comments are closed.