El mercado de las oficinas mantiene el pulso con las grandes operaciones

el-mercado-de-las-oficinas-mantiene-el-pulso-con-las-grandes-operaciones

El mercado inmobiliario de las oficinas ha conseguido cerrar el tercer trimestre de 2016 con una rentabilidad consolidada del 4% gracias a las grandes operaciones llevadas a cabo en los últimos meses en Madrid y Barcelona. Así se desprende de la presentación del informe 'El mercado de oficinas en España', cuyos datos reflejan una evolución lineal de este sector con respecto al año anterior. Operaciones como la adquisición de Torre Cepsa por parte del fondo Pontegadea o la compra de Llul 297 en Barcelona por parte de M&G Investments son algunas de ellas.

Pese a ello, el director de oficinas de JLL, José Miguel Setién, ha atribuido esta estabilidad dentro del mercado inmobiliario a la falta de producto dentro de las grandes áreas. En concreto, el mercado de oficinas en Madrid ha registrado hasta septiembre alrededor de 300 operaciones, un dato ligeramente inferior con respecto al mismo periodo del año anterior. Otro aspecto que han resaltado desde el consultor inmobiliario es el tamaño de la superficie de los inmuebles. El 47% de las operaciones llevadas a cabo de enero a septiembre no alcanzán los 500 m2 y el 2% por encima de los 10.000 m2.

Por su parte, el 26% de las operaciones inmobiliarias oscila entre los 1.000 y los 2.500 m2, y un 24% se ejecuta sobre superficies que varían entre los 1.000 y los 5.000 m2. En este sentido, Setién se han pronunciado al respecto asegurando que en España hacen falta compañías de mayor tamaño.

-Las diez grandes operaciones de este 2016 suman la contratación de todo el año-, ha apostillado. La compra por parte de Everis de un edificio en el distrito de Fuente de la Mora (Madrid) de 5.250 m2 o un inmueble de 5.750 m2 por parte de Bankia, son algunos de ellos. En el caso de Barcelona, el número de operaciones efectuadas hasta septiembre ha sido ligeramente superior al producido en la capital, lo que supone que ha cerrado el tercer trimestre en alrededor de 350 operaciones ejecutadas. La ciudad condal registra una mayor demanda de superficies por debajo de los 500 m2, hasta concentrar el 61% de todas las transacciones.

El 23% alcanza una superficie de entre 500 y 1.000 m2, y el 15% varía entre los 1.000 y los 5.000 m2. -Hay mucho espacio vació, pero de mala calidad-, ha apuntado Setién. En ambas ciudades tanto la periferia como el sector urbano central acaparan el 80% de los metros contratados. En el caso de Madrid el 33% de la demanda se concentra en CDB y en 47% a las afueras, mientras que en Barcelona la cifra alcanza el 51% y el 24%, respectivamente.

Respecto a la tasa de disponibilidad, gira en torno al 10%, y dobla así -al mínimo histórico-. PrevisionesDe cara a los próximos ejercicios, desde JLL prevén que la capital madrileña cuente con un stock equivalente al obtenido en 2006, con inmuebles destinados a la especulación como principal producto. En cualquier caso, desde la firma aseguran que entre el último trimestre de 2016, y los dos años posteriores alcanzan una cifra similar a la obtenido durante 2006.

-La suma de los tres años equivale a la misma oferta de un año precrisis-, ha añadido Setién. Respecto a la previsiones de ventas, Setién asegura que los precios van a subir de una forma mucho más intensa a la experimentada hasta ahora. -Es muy difícil alcanzar los precios máximos de 2007-, ha indicado. En términos de PIB, el mercado inmobiliario de oficinas prevé obtener un peso dentro de la producción nacional del 3,2% y una ocupación de empleo del 2,7%.

No Comments Yet.

Leave a comment