Querétaro pierde competitividad en industria inmobiliaria

El incremento de la tasa del Impuesto sobre Traslado de Dominio (ISTD), que en los últimos dos años han experimentado seis de los 18 municipios del estado, coloca a Querétaro con el cobro de este gravamen más elevado del país, expuso la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI).

Este fenómeno ha restado competitividad a la entidad en la industria inmobiliaria, al reportar un ISTD incluso más elevado que en Ciudad de México, informó el presidente de la AMPI Querétaro, Pedro Reyes Martínez.

En seis municipios del estado se incrementó de una manera desproporcionada en los últimos dos años, del 2015 al 2017. El impuesto aumentó muchísimo; de ser de 2% pasó a ser en estos dos años desde 4 hasta 6.5%, dependiendo del valor del inmueble”, añadió.

Querétaro, El Marqués, Corregidora, San Juan del Río, Pedro Escobedo y Jalpan de Serra son los seis municipios que han reportado ascensos de hasta 100% en la tasa del ISTD.

“Es un hecho que afecta a la industria inmobiliaria que el impuesto esté tan alto, porque nos hace ser menos competitivos, hay gente que viene a comprar para invertir y hacer desarrollos habitacionales y resulta que en otros municipios del estado paga de 2 a 2.5% del impuesto, y aquí en Querétaro tiene que pagar por el mismo predio 6.5%; impacta en la adquisición del terreno para construir”, indicó.

Esta situación tiene impacto desde los compradores hasta el desarrollador y los asesores inmobiliarios, toda vez que los compradores deberán ejercer más recurso para cubrir el pago del impuesto, alertó el empresario.

Impacto en viviendas

A esto, dijo, se añade el incremento extraordinario que ha representado para la población de nivel socioeconómico bajo, dado que los municipios eliminaron el subsidio para vivienda popular y de interés social.

El presidente de la AMPI Querétaro ejemplificó que una vivienda de interés social, cuyo costo ronda 500,000 pesos, en el 2015 pagaba un ISTD de 2,229 pesos, y que al 2017 asciende a cerca de 22,565 pesos, refiriendo un incremento de más de 900 por ciento.

Por este tipo de vivienda, en Celaya se paga menos de 5,000 pesos por traslado de dominio; en Morelos, 10,000 pesos; en Estado de México, de 6,000 a 7,000 pesos, y en Ciudad de México, 9,000 pesos.

Mientras que en los municipios de Querétaro: en Huimilpan es de cerca de 15,000 pesos; en El Marqués, 18,000 pesos; en San Juan del Río, 20,000; en Corregidora, de 22,000 a 23,000 pesos, y en Querétaro, hasta 25,000 pesos.

“Es algo que realmente se encuentra desproporcionado tanto con la inflación que hemos tenido como respecto a la región en la que nos encontramos. Es un hecho que el impuesto de traslado de dominio más alto de toda la República Mexicana es de Querétaro”, comentó Reyes Martínez.

Manifestó que de igual forma ocurre en el comparativo de las viviendas con valor de 1 millón y 2 millones de pesos, en las que el impuesto de traslado de dominio de Querétaro se ubica como el más alto del país.

Para una vivienda popular, en el 2016 se erogaba 9,673 pesos de impuesto de traslado, y en el 2017, 36,390 pesos, que representa un alza de 276%, expuso el especialista.

“Al ciudadano es al que más afecta ,lamentablemente, al que quiera comprar un inmueble; no es el desarrollador el que va a pagar impuesto”, declaró.

Frente a este panorama, la AMPI ha lanzado propuestas a los municipios; entre ellas, la de regresar la tasa de cálculo del ISTD a 2%, e incluso se ha pugnado por un incremento general a 3% u optar por tasas graduales según el valor de la vivienda.

Comments are closed.