Sorprenderán con inversión inmobiliaria

Los bienes raíces en México destacan en el contexto actual porque siguen siendo una inversión sólida, fuerte y atractiva para nacionales y extranjeros, con todo y la afectación del dólar en el costo de los proyectos, el incremento en el costo de su financiamiento y materiales de construcción.

Convencida de eso María José Fernández, directora de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI), la que se ha erigido como la representación máxima de los real estates en México, que además cumple este año medio cuarto de siglo y en ese festejo realizará la edición número 15 de The Real Estate Show.

Allí planea sorprender a tirios y troyanos superando los compromisos de inversión en la Ciudad de México y a nivel nacional.

Las buenas noticias del incremento de la inversión que superará lo ofrecido a Miguel Ángel Mancera, en la capital de la República Mexicana y también superarán la inversión nacional.

Por eso se espera que ahora sí asista el presidente Peña Nieto a reunirse con un sector que además de ser el termómetro de la economía es también estratégico en tiempos en que se requiere detonar inversión.

Además de las buenas nuevas de la inversión, está la propuesta de un Código de Prácticas Anticorrupción de parte del actual presidente de la ADI: Salvador Daniel Kabbaz, que en la última asamblea del organismo en noviembre pasado convocó a todos los socios a firmar un Código de Ética en donde es forzosa la aplicación de una serie de prácticas a nivel internacional para fomentar la transparencia en la relación con las autoridades gubernamentales y todos los procesos del sector inmobiliario, el cual firmaron todos los socios.

La directiva explicó que este Código insta prácticas anticorrupción que favorecen la transparencia. “El objetivo”, dijo, “es proporcionar una imagen dentro y fuera del sector en beneficio de todos los socios, de que se está trabajando con las autoridades para favorecer la transparencia y las prácticas honrosas para cumplir con todo lo que son los permisos y los trámites que se requieren de forma ordenada, atendiendo todos los requerimientos y todas las observaciones que marca la Ley”.

Precisó que tiene cinco pilares este Código de Ética que es respeto a las normas y obligaciones, cuidado al medio ambiente, colaboración con la comunidad, responsabilidad social y búsqueda de la excelencia en todos los proyectos.

“Son evidentemente prácticas lícitas y transparentes para asegurar el cumplimiento de las leyes y de las regulaciones en todas las entidades en donde se llevan a cabo los proyectos.

“Por ejemplo si alguna gente de la comunidad en donde se va hacer un proyecto, si los vecinos saben que es un socio de la ADI quien está llevando a cabo este proyecto que tenga la certeza de que todo va a ser legal”.

Proponen etiquetación de recursos

Para los socios de la ADI es fundamental etiquetar un porcentaje de las inversiones e invertirlas en mejoras de la infraestructura dentro de la comunidad donde se desarrollan los proyectos.

La propuesta desde el anterior presidente de la ADI, Jaime Alverde, director de Gigante Inmobiliaria, es que se destine un porcentaje entre 30 y 50% a mejoras de la infraestructura y que sean los vecinos y los desarrolladores que ostentan los proyectos quienes decidan el destino de los recursos.

“Este tema es prioritario, ya hemos trabajado con el jefe de gobierno de la Ciudad de México, con el secretario de finanzas, con los delegados de la Ciudad de México, estuvimos muy activos trabajando con los integrantes de la asamblea Constituyente de la Ciudad de México en este tema.

“Para nosotros es muy importante que un porcentaje del pago de las mitigaciones, estamos hablando de entre un 30 y 50% se pueda quedar en las zonas en donde se llevan a cabo los proyectos, esto con la finalidad de que estos fondos se apliquen en medidas de infraestructura hidráulica, eléctrica, pavimentación de calles, ciclopistas, iluminación, puentes peatonales, mejora de espacios públicos, mejora de escuelas, clínicas, una serie de proyectos que tanto el desarrollador como la autoridad local, como los vecinos, puedan decidir cuáles son las actividades prioritarias en donde se deben de destinar esos recursos”.

Señaló que esta etiquetación de recursos es prioridad para los inmobiliarios a quienes se les acusa frecuentemente de los problemas generados por las obras, y su forma de demostrar los beneficios es justo aplicando recursos que beneficien a las comunidades donde se desarrollan los proyectos.

“Para nosotros es muy importante, no hemos quitado el dedo del renglón, es una de las prioridades del presidente electo de la ADI, y creo que hemos tenido importantes avances. Hasta donde tenemos entendido es una cuestión ya jurídica de ver cómo se pueden implementar esos recursos y ver cómo se pueden destinar a las delegaciones de manera que los recursos estén etiquetados y se puedan destinar a mejoras dentro de las zonas, y no se vayan simplemente a las delegaciones y se pierda el control de a qué se destinan”, apuntó.

No Comments Yet.

Leave a comment