Tag Archives: bancos para consultorios

El COVID-19 cambió todo. Oficinas de trabajo, restaurantes, bares, cafés, pizzerías, heladerías, salones de belleza, requerirán de una adecuación de sus diseños y decoración, que cumplan con los protocolos de distanciamiento social, en respuesta a la existencia del nuevo coronavirus

Los espacios de concurrencia colectiva, como son los hoteles, restaurantes, oficinas de trabajo, bares, cafés, pizzerías, heladerías y salones de belleza, entre otros, deberán adecuar su decoración para la nueva realidad que deja como resultado de la pandemia por coronavirus.

Ahora, además de belleza y confort, deben cumplir con los protocolos de distanciamiento social, lo que requerirá de una inversión en ampliación y adecuación, ya que en los espacios que tenían capacidad para diez, quince, o veinte personas deberán reducir el cupo a un 50 % o hasta 75 %.

La tendencia que ha traído la pandemia del COVID-19 implica cambio de planos; demanda tomar en cuenta nuevos aspectos en el diseño de estos espacios. Sobre esto, algunos diseñadores de interiores opinan que nada será igual después de la pandemia, ya que las áreas de oficinas, por ejemplo, deben incluir diseños más distanciados y, preferiblemente, utilizar mamparas para dividir los espacios y crear ambientes confortables.

Tras el confinamiento llega la vuelta a las oficinas, la apertura de hoteles, restaurantes, cafés, heladerías, bares… (estos últimos que serán los últimos en abrir) proyectada para realizarse en la última fase en el país -la fase 4-, pero -definitivamente- su funcionamiento será distinto.

Los cambios que se deberán hacer en estos establecimientos para operar durante la existencia de la COVID-19 y posterior a esta crisis sanitaria, deben fundamentarse, principalmente, en buscar estrategias para que las horas presenciales en las oficinas sean las menos posible, para combinar el teletrabajo con las horas presenciales; crear multiespacios dentro de las oficinas que estén bien climatizadas, con materiales disponibles para la salubridad de los empleados, iluminación natural…

Si bien es cierto que se habían erradicado los diseños antiguos -de hace más de 40 años- en los que los cubículos eran separados entre personas con diferentes materiales, dando paso a diseños más modernos, contemporáneos, donde todo es abierto y se mezclan todas funciones -desde el descanso, hasta las reuniones y los espacios colaborativos-, ahora, en tiempo de coronavirus, eso no es muy convenientes, debido a los protocolos de distanciamiento establecido entre una persona y otra.

Asimismo, los restaurantes en los que las personas estaban todas prácticamente juntas deberán distanciar sus mesas, donde ponían dos, poner solo una, ya que incluso la exigencia de estos cambios no dependerá meramente de la decisión del comerciante, sino que los clientes al volver a estos lugares lo exigirán.

También los salones de belleza deben cambiar su modalidad de ubicación de sus sillones con una distancia de más de dos metros, igual los secadores de pelo, y deberá haber una mayor higiene en los lavacabezas, las toallas, los utensilios para manicura y pedicura…

Las pizzerías deberán distanciar sus asientos, los espacios de juego de los niños… Definitivamente, la conducta de los usuarios en los mencionados espacios tendrá un antes, durante y después del COVID- 19. Nada será igual, sin dejar de mencionar el comportamiento tanto de higiene como de distanciamiento que deberán mostrar los colaboradores de esos locales.

Oficinas que sobrevivirán a la era pospandemia: Pistas que debes ...

El entorno laboral sufrió uno de los cambios más radicales en las últimas décadas y esta evolución no terminará una vez de regreso a las oficinas, de hecho será justo en ese momento cuando los mayores cambios se hagan evidentes.

Uno de las primeras modificaciones dentro de las dinámicas laborales fue la obligada y rápida adopción de modelos home office, mismos que pusieron sobre la mesa una realidad distinta en el marco de las relaciones laborales.

Home office y la nueva realidad

EL trabajo a distancia se convirtió en la norma ante las medidas de aislamiento. No obstante, muchas empresas no estaban preparadas para afrontar el nuevo escenario obligado.

Basta con reconocer que de acuerdo con Statista hasta el año pasado, en México apenas un 39 por ciento de empleados trabajaba de forma remota o haciendo home office.

Colaboradores y empresas se vieron expuestos a distintos desafíos. Según Money Crashers muchas personas tienen problemas gestionando sus horarios de trabajo. A la vez, The Muse cree que también la comunicación con el equipo parece insuficiente, si no es que ausente.

Lo cierto es que, ante el inminente regreso de las actividades, cubrir estas áreas de oportunidad se volverá una prioridad que se sumará a otras tantas que vendrán con el regreso de los empleados a la oficina.

Sobrevivir a la era pospandemia

Y es que el día a día en los lugares de trabajo no podrá ser el mismo. Las normas emitidas por las diferentes autoridades de salud y de gobierno así como el estado de ánimo de los colaboradores cambiará por completo el entorno laboral.

Retomar los niveles de productividad así como garantizar la seguridad de los colaboradores serán aspectos decisivos que modificarán el diseño, la logística y la operación dentro de la oficina de cualquier empresa.

En este sentido, vale la pena reconocer algunos aspectos que bien pueden ser leídos como pistas para que las empresas y sus lugares de trabajo sobrevivan a la era pospandemia:

Menos gente en la oficina

Una de las medidas tomada por diferentes empresas en países que ya han salido de la pandemia, es reducir hasta en un 50 por ciento la cantidad de personas que se mantienen en la oficina, con el fin de reducir contagios.

Adicional, la normalización del trabajo remoto dará a las empresas un margen para recuperarse en términos económicos. Recordemos que el trabajo desde casa reduce gastos tanto para empleados como para empleadores.

Volver a los básicos

Si bien desde hace algunos el concepto de oficina abierta ganó relevancia, ahora esto parece ser un grave problema ante las exigencias de distanciamiento y aislamiento que se mantendrán en la era pospandemia.

Los cubículos regresarán -cuando menos de manera provisional- para salvaguardar la sana distancia, al tiempo que los espacios comunes se tendrán que ver limitados tanto en cantidad de personas que los tiempos de uso como en su capacidad.

Horarios flexibles y para todos

La petición de muchos empleados por horarios flexibles y menos días de trabajo presenciales en la oficina será norma para las oficinas del futuro inmediato.

Una medida que se está implementando en muchas partes del mundo tiene que ver con modificar turnos y ajustar horarios de entrada y de salida para evitar que los empleados se expongan a aglomeraciones en el transporte público.

Adicional, muchas empresas han notado por un sistema de turnos o guardias, en donde los empleados se dividen en grupos para trabajar, por ejemplo, 4 días por 10 de confinamiento.

Es importante mencionar que esta flexibilidad en el horario habitual de trabajo, jugará a la inversa en momentos como la hora de la comida, por ejemplo.

En oficinas en donde se tiene un espacio de comedor los horarios para hacer uso de estos espacios se volverá más estricto.

Controles médicos

Además de monitorear la asistencia del personal así como sus días de vacaciones, los departamentos de recursos humanos verán una nueva tarea en sus pizarrones de actividades, el cual tendrá que ver con monitorear la salud de sus empleados.

Espacios de control de temperatura al iniciar el día, por ejemplo, o el seguimiento a empleados con posibles síntomas, será necesario para evitar un brote al interior del plantel laboral que lleve a un nuevo cierre, cuando menos, temporal.

Nuevos insumos

En esta misma linea, adicional a los gastos ya contemplados por servicios e insumos antes de la pandemia, las oficinas deberán añadir a su lista diversos productos y servicios de sanitización y cuidado personal para garantizar la seguridad de sus empleados cuando menos al interior de la oficina.

De esta manera, la compra de gel antibacterial y cubrebocas así como la contratación de servicios de desinfección se volverán en gastos fijos para cualquier oficina cuando menos, por un tiempo.

20 ideas para aprovechar al máximo el espacio disponible de tu casa

Durante la contingencia, tu hogar no sólo se convertirá en una extensión de tu oficina. También deberá ocupar el rol de espacio de relajación y esparcimiento, de ocio, diversión y de descanso
diario.

Estar permanentemente en casa puede traer complicaciones con tus horarios de sueño, comida o trabajo que podrían afectar tu salud, además de minimizar tu eficiencia en todas tus actividades, dando como resultado un desequilibrio que lleve tu eficiencia al mínimo y te haga menos productivo.

Una de los mejores formas de evitar lo anterior es delimitar lugares el hogar para cada una de las actividades que llevas a cabo. Sigue estos consejos para gestionar espacios y momentos para el trabajo, la relajación o el descanso en casa:

Trabaja en el área que destinaste para ello y levántate cuando hayas terminado. Apegarte a tus horarios habituales te ayudará a no perder la noción del tiempo.

Asigna un área exclusiva para trabajar

Hacer home office durante esta contingencia no es sinónimo de convertir tu hogar en una oficina. Evita a toda costa trabajar en cualquier otro lugar de casa: no sólo será ineficiente, también puede provocar un desgaste mental que te hará sentir en la oficina aún durante tu tiempo libre.

Delimita tu espacio de trabajo, que deberá componerse de una silla, escritorio y el resto de tus instrumentos de trabajo a la mano. Este sitio debe ser cómodo y mantenerse lejos de distracciones como la televisión o la cocina.

Aunque parezca muy tentador trabajar desde tu cama o el sillón, se trata de una forma muy efectiva de perder tiempo y concentración.

No lleves trabajo a tu habitación

Mucho menos a la cama. Por más tentador que parezca, trabajar con tu laptop en la cama o un sillón es una manera eficaz de perder tu concentración y distrajerte, una combinación perfecta para pasar horas de más en labores que puedes terminar en menos tiempo.

En medida de lo posible, mantén tus horarios regulares de trabajo durante el home office. Así podrás estar consciente del tiempo que inviertes a diario en esta actividad.

Tu habitación es un espacio sagrado. No trabajas en él y procura volver a acostarte hasta que estés listo para dormir.

Sal de la cama y vuelve hasta la noche

La división entre el espacio personal y profesional es frágil, sobre todo cuando pasas el resto del día en casa. Una buena forma de evitar sentirte encerrado y mezclar ambas facetas es levantarte a la misma hora todos los días y como si se tratara de un día cualquiera, no volver a tu cama hasta que terminas con tus labores.

Para la mayoría de las personas, la habitación es el espacio más cómodo e íntimo de casa y cualquier momento es bueno para estar en ella; sin embargo, durante la contingencia lo mejor será mantener una distancia saludable con ella para aprovechar al máximo el día y mantener equilibrado tu horario.

Usa una luz tenue para crear un lugar donde puedas relajarte, dedicarte a tus actividades favoritas y encontrarte contigo mismo.

Crea espacios de relajación y ocio

Nadie mejor que tú conoce cuáles son los rincones de tu hogar donde te sientes más cómodo. Ya sea el jardín, la terraza o ese sitio especial de tu sala, evita a toda costa trasladar el trabajo hacia este espacio.

Lee, escucha música o pon en práctica lo que te ayuda a relajarte. Mira tus series favoritas o platica con tu pareja: que este lugar esté destinado únicamente a remitir sensaciones agradables y ser un refugio de relajación y ocio durante tu estadía en casa.

Seguir una receta en la cocina puede ser la mejor forma de alejarte de las pantallas a lo largo del día.

La cocina está infravalorada

Y redescubrirla en tiempos de aislamiento social puede ser una bocanada de aire fresco en medio del encierro. Se trata de un espacio donde puedes poner a prueba tu creatividad, concentrarte en algo distinto a la pantalla de tu computadora, smartphone o televisión y darle un respiro a tu cerebro. Está comprobado que seguir una receta ayuda a relajarte y dejar de lado el estrés por un rato, así que aprovecha tu cocina y pasa momentos deliciosos en ella.

La creación de distintos ambientes en casa te ayudará a llevar de mejor forma el encierro.

Usa la decoración a tu favor

Crea ambientes distintos y contrastantes entre las distintos habitaciones de tu hogar para dar la impresión a tu cerebro de que estás cambiando de lugar constantemente y no caer en el aburrimiento ni la desperación. Utiliza este pretexto para dar a cada espacio su personalidad: desde la iluminación hasta los accesorios de decoración y los materiales. Usa biombos, plantas altas y muebles para crear este efecto.

La Oficina Flexible como solución para un retorno a la normalidad ...

Espacios de trabajo corporativos en los que el diseño y la amplitud permiten continuar la actividad empresarial sin necesidad de modificar apenas la distribución espacial previa al COVID-19

La pandemia del COVID-19 ha provocado un cambio de mentalidad a escala global y en cada uno de los sectores en los que, hasta ahora, la población se movía con total tranquilidad y a los que se adaptaba según la necesidad del momento. En la fase de desescalada del estado de alarma y confinamiento provocado por el virus, son muchas las preguntas que se plantean ahora, una vez se empieza a vislumbrar la vuelta a la normalidad. Una de las más importantes es la que puede afectar a la rutina, hasta ahora habitual, de cómo moverse en el entorno laboral.

Una de las principales consecuencias del coronavirus es la adaptación que tienen que realizar muchos espacios de trabajo para cumplir con los requisitos legales y sanitarios mínimos para asegurar la integridad de los usuarios. No habrá lugar para el modelo de oficina cerrado o angosto que define a menudo el lugar de trabajo y tendrá que dar paso a espacios amplios, en los que el contacto interpersonal y la distancia profesional sean perfectamente compatibles.

En esta línea juegan con ventaja aquellos workspaces que ya podían ofrecer un catálogo de áreas laborales en las que se cumplen estos requisitos, como Gran Via Business Center, workspace situado en el centro de Barcelona: “Las zonas comunes y pasillos constituyen el 43% de la superficie total de las instalaciones, por lo que tampoco debería suponer ningún problema poder encontrarnos sin respetar el necesario distanciamiento personal”, señala la Center Manager de este centro, Susana de la Rubia.

Con una media mínima de 5 m2/persona en las oficinas privadas que ofrece, estas dimensiones en las oficinas permiten que sus usuarios regresar con toda tranquilidad y sin necesidad de plantearse cambios en la distribución de sus espacios, facilitando de esta manera una rápida adaptación en la vuelta a la normalidad a pesar del estado de alarma actual.

Sin ir más lejos, un aspecto como la ventilación del área de trabajo también ha de ser clave en la vuelta al trabajo. Para ello, este mismo workspace pone el ejemplo de sus oficinas: “Todas las oficinas cuentan con luz natural y ventanas practicables que facilitan una ventilación adicional, imprescindible en estos momentos”, añade De la Rubia. De esta manera se cumplen todos los requisitos de espacio para poder retomar la actividad por parte de las empresas sin tener que realizar inversiones o esperas que puedan perjudicar su actividad económica.

De este modo, la posibilidad de ofrecer espacios con altos estándares de salud a empresas y corporaciones supondrá un alivio que, en casos como el de Gran Via BC, permitirá que no se tenga que reducir la densidad de sus oficinas, ya amplias originalmente, y serán una gran oportunidad para el mercado flexible que se ha implantado durante el período de confinamiento más severo.

Cart Item Removed. Undo
  • No products in the cart.