Tag Archives: escritorio para oficina

Resultado de imagen para mobiliario de oficinas

A menudo se habla que los empleados no suelen sentirse a gusto en su lugar de trabajo, Según los expertos, no es porque el empleo que desarrollan no les guste, sino por el mobiliario que hay en la oficina. Todo apunta a que los muebles cumplen una función más allá de la estética, hasta el grado de influir en la capacidad productiva del equipo.

Por eso, desde quieren dar algunos consejos para que elegir muebles de oficina no sea una misión imposible, y ayuden a crear un entorno de trabajo más agradable.

¿Quién los va a usar?

Uno de los factores más importantes cuando se van a comprar los muebles de la oficina es quién será la persona que los use. No es lo mismo sentarse frente a una ventana que hacerlo en un cubículo, o en un espacio de oficina abierta estilo coworking.

También es importante pensar en los muebles que se van a usar de forma esporádica como sillas para visitantes, archivos o armarios. Tener todo esto presente sin duda ayudará a tomar una buena decisión.

El diseño de los espacios

También es fundamental pensar en el tipo de espacio que se quiere amueblar. No es lo mismo el centro de operaciones, donde todo el mundo está trabajando durante horas, a una sala de espera en la que los clientes pasan más o menos tiempo dependiendo de la carga de trabajo que se tenga. Siempre se debe buscar la comodidad, pues de lo contrario, si los clientes tienen que esperar mucho tiempo: acabarán marchándose.

Dependiendo del tamaño, se pueden poner sillas individuales o en bancada, mesas de recepción o revisteros, etc. Hay un amplio catálogo de opciones para tener ideas y planificar el espacio.

El precio no lo es todo

Es normal pensar en el presupuesto cuando se trata de comprar mobiliario de oficina. Aunque hay muchos otros factores que determinan si los muebles van a ser los mejores o no. De hecho, hay quien piensa que necesita gastarse una gran cantidad de dinero para garantizar la calidad del equipamiento, y hace verdaderos sacrificios para conseguirlo.

Sin embargo, no es necesario realizar un desembolso extremo solo por tener lo mejor y más nuevo. A menudo se compran piezas de diseño que son muy caras, pero por desgracia bastante incómodas, lo cual no es precisamente recomendable.

Otras veces sin embargo se pueden encontrar oportunidades a precios muy buenos. La opción perfecta para instalaciones en las que se busca un equilibrio entre calidad y precio, o empresas que acaban de empezar y quieren probar antes de adquirir muebles nuevos, por si acaso.

En resumen

-Uso, diseño y calidad/precio son las claves para acertar en la compra de mobiliario de oficina. Ahora que lo sabes es el momento de decidir y amueblar un espacio de trabajo que facilite las labores diarias del equipo.

Google marcó un antes y un después en el diseño y sistema de trabajo de oficina, a la cual le siguió la grande tecnológica, ejemplo de ello su sede Apple Park diseñada por Norman Foster. Una tendencia que ha ido en alza en los últimos años y que muchas empresas han imitado con la esperanza de lograr el mismo éxito que las grandes compañías. Pero, la pregunta más importante es, ¿realmente es tan buena idea el trabajar en una oficina sin muros?

Empresas, grandes y pequeñas han seguido la idea de modernizarse a través de eliminar divisiones y despachos como tal, algo que a priori ayuda a crear un organigrama de negocio más horizontal y marca una filosofía de trabajo en equipo abierta a la comunicación, e incluso a la imaginación, porque muchos cuando oyen oficinas de planta abierta ya ven toboganes y cafetería gratis. Pero lo cierto es que, como las personas, cada compañía es un mundo y tiene unas necesidades y un sistema de trabajo diferente.

Cambiar el diseño de los interiores de una oficina es mucho más delicado de lo que puede parecer, puesto que básicamente es un medio para cambiar el sistema de trabajo; debido a lo cual, si el sistema de trabajo de la empresa funciona, el cambio en el diseño puede que la lleve directamente al fracaso, algo en lo que muchos expertos coinciden.

Las oficinas diáfanas tienen tanto ventajas como desventajas por lo que cada empresario debería barajar estas antes de realizar cambios. Dos de las más obvias ventajas es la mejora de la iluminación natural así como la optimización de los espacios. Un espacio abierto ofrece grandes oportunidades de distribución que proporcionan fluidez y funcionalidad, estos tipos de espacios resultan más positivos y aumentan la comunicación e interacción de los equipos de trabajo, lo cual resulta en una mayor rapidez y mejora de resultados.

Por el contrario, estas mismas pueden resultar poco productivas, el hecho de que todo el equipo se encuentre en el mismo espacio, charlas, llamadas, techados, …, aumenta el nivel de ruidos en general reduciendo los momentos de concentración. Esto da como resultado también una gran falta de intimidad, muy necesaria especialmente en ocasiones en las que se pretenden hacer reuniones que implican tocar temas delicados o que simplemente requieren de privacidad. Además, está demostrado que los trabajadores de este tipo de oficinas sufren de un aumento de estrés continuo debido a la exposición constante de su trabajo, debido a lo cual pueden sentir que son juzgados en todo momento.

La compañía internacional de diseño y arquitectura Gensler presenta cada año su encuesta sobre este tema: ‘Gensler US Workplace Survey’, gracias al aporte de más de 6,000 empleados de oficina de EE. UU. En los últimos años los datos apuntan a que dos tercios de los trabajadores estadounidenses no están satisfechos con los niveles de ruido en su oficina y estiman que la moda de los espacios de trabajo abiertos ha hecho caer la productividad, por lo que la demanda de espacios privados por parte de los propios empleados ha ido en crecimiento, especialmente en este último año.

En definitiva, en el equilibrio está la clave. Dar opciones a los empleados de elegir diferentes espacios de trabajo dependiendo del momento o etapa del proyecto seguramente es lo ideal, aunque sin lugar a duda, antes de diseñar, un buen briefing previo sobre las necesidades y el sistema de trabajo de la empresa puede prevenir muchos proyectos que puedan ocasionar graves deficiencias a la compañía.

1. Aire Libre – Verde: Espacios en armonía con el medio ambiente, con presencia de vegetación y decoración capaz de evocar sensaciones de serenidad. Las estaciones de trabajo abiertas a la iluminación natural toman fuerza, así como el uso de materiales amigables con el ecosistema.

2. Cocina para todos: Centros empresariales en zonas de alto costo, así como dietas especiales o restricciones en la alimentación, han llevado a que los empleados transporten con regularidad sus propios alimentos desde el hogar al lugar de trabajo. Es un aspecto fundamental para los empleados de hoy en día tener acceso a un espacio de alimentación cómodo, compartido pero amplio con disponibilidad de microondas e incluso nevera.

3. Nada mejor que una buena silla: Ahorrar en las sillas a corto plazo puede generar serios costos en la salud y la operación en el mediano y largo plazo. Hoy en día hay sillas, muebles, asientos y todo tipo de accesorios para todo perfil de usuarios. Esto facilita a diferentes estilos de negocio y presupuesto encontrar alternativas adecuadas para una sana operación.

4. Reuniones expresas: Se comienzan a imponer escenarios de reunión expresos, en los que, en un corredor, una salita de juntas pequeña o simplemente un pasillo hay conectividad de TV y Wifi para tener mini reuniones de 5 minutos acordes a las apretadas agendas actuales de los altos ejecutivos.

5. Movilidad: La movilidad en los asientos de trabajo, así como en escritorios y otros espacios compartidos comienza a verse. La posibilidad de unir mesas o volver a separarlas, ajustar módulos, entre diferentes alternativas, es cada vez más necesario y se impondrá de cara al futuro.

6. Tecnología: Puestos de trabajo y zonas comunes en las oficinas deben estar listas para utilizar cableado, establecer conexiones a internet, redes internas, carga de batería, señal Bluetooth y otras opciones alineadas con el tipo de negocio.

7. Espacios abiertos: Mejorar la productividad requiere que existan ambientes armoniosos y amplios, que faciliten el trabajo en equipo. La tendencia se impone a trabajar en espacios abiertos, que faciliten el diálogo y el buen desarrollo de las relaciones profesionales.

8. Zonas de descanso: Contar con un sofá cómodo, hamacas en espacio cerrado para el descanso de los empleados en su hora de almuerzo o luego de haber tenido una jornada intensiva de trabajo, puede hacer más feliz y productiva su fuerza laboral.

9. Asesoría: Contar con recomendaciones de expertos a la hora de adecuar un espacio permite maximizar el presupuesto y tomar las mejores decisiones de acuerdo con las necesidades específicas que tiene cada tipo de negocio. No tema en combinar líneas si sus necesidades lo requieren, pero prefiera siempre el acompañamiento de un experto en el tema.

10. Colores: Cuatro colores toman protagonismo para la época: el verde como el llamado a la naturaleza y tranquilidad; el blanco para espacios pacíficos, neutrales e iluminados; el rojo para escenarios de energía, pasión y amor, y el amarillo para la concentración y la felicidad.

Lugares que prometen flexibilidad y confort sin rescindir la privacidad.

El mercado laboral está cambiando en todo el mundo. Cada vez hay más profesionales que deciden independizarse y empiezan a trabajar de manera individual. Les gusta la autogestión, los desafíos personales y construir una carrera basada en el emprendedurismo. Es en este contexto que el espacio de coworking se ha convertido en una tendencia cada vez más fuerte.

Cambian los desafíos laborales, cambian las rutinas, cambian los trabajos. Y también están cambiando los lugares de trabajo. Es así como el espacio de coworking se ha ido transformado en un lugar ideal no sólo para los trabajadores autónomos. También son cada vez más las compañías las que eligen alquilar algún lugar en estos espacios.

Los profesionales utilizan el espacio de coworking cuando lo necesitan. Esta es una de las principales ventajas. Se pueden alquilar de manera mensual o diaria. Puede ser una pequeña oficina con un puesto de trabajo, como una mesa para varias personas hasta una sala de reuniones.

De esta manera, el espacio de coworking se convierte en un lugar fijo de trabajo que se acomoda a las necesidades del profesional.

Son varias las ventajas que ofrece un espacio de coworking.

Cocinas compartidas (que en general están totalmente equipadas), mesas de trabajo en común y livings abiertos son algunas de las características que los trabajadores buscan en un espacio de coworking.

Tips de un buen espacio de coworking

Conectividad: Debe tener una rápida y eficiente conexión a Internet.

Locación: Debe estar en un lugar de fácil y de cómodo acceso.

Horarios: Debe poder utilizarse desde muy temprano en la mañana hasta por las noches. Es clave conocer qué pasa durante los fines de semana.

Espacios: Debe tener una buena cantidad de salas de reunión cerradas disponibles para alquilar. Esto demuestra que el lugar potencia los encuentros.

Colaboración: Es importante, antes de decidir qué espacio de coworking alquilar, conocer qué otros profesionales hay, de qué sectores y con qué expertise.

Sedes: Ya hay algunas marcas muy consolidadas de espacios de coworking que tienen varias sedes no sólo en la Argentina, sino en varias ciudades del mundo.

Precios: Consultar los valores de cada espacio de trabajo, el costo por ampliarse o reducirse, como así también cuánto salen las salas de reunión.

Experiencia: Las redes de trabajo hoy son muy importantes. Antes de alquiler en un espacio de coworking es recomendable consultar la experiencia de otros profesionales que hayan y estén utilizando ese lugar.