Tag Archives: mesa sala de juntas entrega inmediata

No cabe duda que la cocina es un espacio consentido en el hogar y los números lo afirman: en promedio pasamos dos años y medio cocinando y casi cuatro años comiendo.

Debido a su importancia, la arquitecta María José Uriarte de inmobiliaria Exxacon detalla las nuevas tendencias 2020 que buscan conjugar lo utilitario con la modernidad.

Cocinas suspendidas

Entre las opciones con toque ultramoderno están las llamadas “cocinas suspendidas”, es decir, los muebles quedan colgados a la pared usando un sistema especial para que soporte el peso. Dan mayor sensación de orden, amplitud y limpieza.

Colores vinculados a un concepto

El diseño de cocinas en departamentos hoy no teme explorar con la paleta de colores y se eligen de acuerdo al concepto que quiere expresar el edificio.

De vuelta al mármol

Este material destaca independiente del tipo de diseño de la cocina, es resistente, no pierde su forma y son infinitas sus combinaciones. Las encimeras de mármol en colores naturales son las que se imponen este 2020, particularmente blancas.

Cocinas abiertas con isla y península

Las cocinas abiertas seguirán marcando la tendencia, incluso en los departamentos grandes y con acabados de lujo. Pero hay lugar para algunas variantes; por ejemplo, la isla es un grupo de muebles que tiene acceso por los cuatro lados. Mientras tanto, la península es un grupo de muebles que tiene acceso por tres costados. ¿Cuál es la mejor opción? Depende de las necesidades y el tipo de trabajo que se haga en la cocina.

Lavaplatos cerámicos

Las cocinas de hoy buscan dar un mayor acento a los colores, evitando que lo metálico acapare todo el espacio. Incluso los lavaplatos y griferías han experimentado este cambio, con diseños en colores y en materiales cerámicos. Esta tendencia le da un nuevo aire al área para limpiar la vajilla.

Los proyectos de la inmobiliaria incorporan las tendencias en cocinas con encimeras de vitrocerámica, diseños panelables y otros aparatos electrodomésticos que aportan en la calidad de vida de sus habitantes.

Con la llegada del Coronavirus ¿Cambiará el diseño de las oficinas ...

En los últimos 20 años, el diseño de los espacios de trabajo ha cambiado considerablemente; pues existen distintas tendencias de diseño corporativo que desaparecen y regresan, todas ellas están enfocadas en la ambientación de las oficinas para generar un bienestar al empleado.

Antes de que sucediera la pandemia, las empresas estaban trabajando en espacios más sanos, cómodos y atractivos para sus colaboradores, todos enfocados en brindar un bienestar físico y emocional, así lo informó en comunicado GAYA, empresa especializada en la edificación e interiores de inmuebles.

Para los proyectos wellness corporativo se tomaban a consideración los siguientes factores:

–Iluminación natural en la mayoría de los espacios físicos.

-Elementos de diseño biofílico (plantas y muros verdes).

–Ambientación de colores vivos: piezas de arte.

–Áreas para ejercitarse.

-Zonas privadas para que los trabajadores se concentren, reciban llamadas o simplemente para tener un descanso de su jornada diaria.

-Áreas de hidratación y alimentación.

De acuerdo, debido a la contingencia del Coronavirus (Covid-19), las oficinas se tendrán que rediseñar, siguiendo al menos los siguientes cuatro aspectos:

1.- Fomentar más la limpieza en los espacios, de igual forma las conductas de higiene entre los colaboradores.

2.- Continuar con las medidas de distanciamiento social que se han sugerido de por lo menos dos metros entre una y otra persona en todo momento, es decir, en escritorios, reuniones, etc.

3.- Mejorar los sistemas de filtración del aire acondicionado del edificio en general.

4.- Controlar el acceso a la oficina con biométricos que incluyan medición de temperatura, así como estaciones de somatización básica integradas.

Cabe mencionar que para que las personas puedan regresar a su lugar de trabajo con tranquilidad y confianza deben garantizar bienestar y seguridad; ya que reinventando las oficinas se podrán obtener resultados favorables como es un mejor índice de salud , menor rotación de personal, lo anterior tendrá como efecto mayor productividad.

Home Office: la oficina en casa | Llorente Arquitectura Interior

A partir de las medidas de distanciamiento derivadas de la pandemia, comenzó una adaptación masiva del trabajo remoto para aquellas empresas que por su naturaleza, les era posible continuar con sus proyectos desde casa. Esto ha puesto en la mesa la viabilidad de dicho modelo, así como preguntas sobre cómo será el futuro de éste y por ende, la dinámica de demanda y el diseño de oficinas y/o coworkings.

La firma internacional de arquitectura, diseño y urbanismo, Broadway Malyan (BM), organizó un webinar dedicado a estos temas, en el que participaron Javier Bernades, Responsable Business Space de Cushman & Wakefield y Miguel Ángel Falcón, Director General de Servicios Técnicos de Colliers.

De acuerdo a Jorge Ponce, co-director de BM, anterior a la crisis sanitaria, las tendencias en los espacios de trabajo apuntaba a sitios abiertos y flexibles con un aumento en el uso de tecnología, inspirados en las grandes compañías de Sillicon Valley. Asimismo, el co-working estaba en asenso.

Al respecto, Javier Bernades, considera que las oficinas continuarán siendo imprescindibles, no obstante, a corto y mediano plazo todo girará en torno a la salud y el futuro económico; por lo que éstas deberán ser rediseñadas. En este sentido, informó que Cushman & Wakefield ha instalado un piloto en Amsterdam, en el que han reinventado la estructura de las áreas de trabajo, tomando en cuenta las medidas sanitarias de distanciamiento, para lo cual, implementaron estrategias como la reducción del número de personas que ocupan los work pools; eliminación de escritorios frente a frente; que el flujo de movimiento sea en el sentido de las manecillas del reloj; y de manera general pensar en lugares para menos empleados.

“Es una idea que en un entorno de incerteza, creemos que puede dar un nivel de confort a las empresas, y para este proyecto en concreto hemos tenido que prescindir de entre el 30 y 40 por ciento de los puestos físicos” indicó Bernades.

Miguel Ángel Falcón, expresó que las compañías estarán más interesadas en el control de riesgos de operación y algunas buscarán descentralizar sus equipos teniendo más de una sede. Además de que habrá una importante reducción de costes fijos mensuales.

“Pensamos que las oficinas en el futuro se van a dedicar más a las labores de colaboración, co-creación y comunicación, y en cambio, las tareas de concentración se van a realizar en casa” dijo.

En cuanto al diseño, manifestó que habrá un aumento de los metros cuadrados por ocupantes, pero los metros cuadrados netos de los espacios se mantendrá.

De igual forma, prevé un incremento en el terreno de la tecnología que evite el contacto corporal con las superficies, así, el uso de sensores de proximidad o lectores de reconocimiento facial y voz será una tendencia, la cual actualmente ya está siendo solicitada por los clientes de Colliers. Del mismo modo, habrá mejoras en los sistemas de climatización y en el uso de materiales que sean menos susceptibles a almacenar bacterias.

Falcón destacó que el co-working es el que se ha visto más afectado, presentado una baja en su facturación de hasta 40%, debido a que sus contratos son por periodos menores que las oficinas tradicionales.

Por otra parte, comunicó que Colliers Madrid lanzó a finales de marzo la encuesta “Trabajando desde casa durante el Covid-19”, que se aplicó a 3 mil clientes de 25 países diferentes. Los resultados mostraron que al 82% les gustaría hacer home office uno o más días a la semana posterior a la crisis de Covid-19. Mientras que 32% desean trabajar tres o más días de esta manera; 71% de los que nunca habían laborado en casa antes, les gustaría hacerlo en un futuro al menos un día a la semana.

Del total de encuestados, 55% consideró que podía realizar sus actividades mucho mejor que estando en la oficina. El 76% se siente conectado a sus equipos a pesar de la distancia, mientras que 58% consideró que colaboran mejor desde la oficina

Las personas que viven solas o con su cónyuge, tienen mayores índices de productividad, y a las personas que comparten piso les gustaría regresar a la oficina, por lo que la vivienda también influye en el tema del futuro del home office.

Las conclusiones iniciales fueron que hay un deseo generalizado por que continúe este modelo, pero combinado con las tareas de colaboración y socialización en la oficina. Por tanto, la gestión de los espacios será fundamental. Porotro lado el home office podría impulsar la renta de espacios individuales en coworkings.

 

Resultado de imagen de El diseño de su espacio de trabajo influye en su negocio

Para diseñar e instalar la oficina, lo mejor es contar con profesionales del diseño de interiores y la arquitectura.

En un negocio, las ideas, productos y un personal cualificado y trabajador son esenciales, pero esto no es suficiente. Para que un negocio funcione es importante que las personas que en él trabajan se sientan cómodas, motivadas y con energía; y eso se consigue con un buen ambiente de trabajo. La organización y el diseño de una oficina o de un local influyen directamente en cómo se sienten las personas que la utilizan. No es lo mismo trabajar en un lugar bien iluminado, con mobiliario ergonómico y diseñado con gusto; que en un espacio desaprovechado, con sillas que aunque sean bonitas provocan dolor de espalda.

La salud mental y física de los/as trabajadores/as será mejor cuanto mejor sea el diseño de la oficina. Al final y al cabo, se trata de una zona en la que las personas pasan un número de horas considerable. Para tener el mejor resultado posible debe concebirse la oficina como un todo, como un conjunto de elementos que si se organizan de forma adecuada provocarán armonía y comodidad para trabajar y obtener el mejor rendimiento posible.

No se trata solo de tener un mobiliario cómodo y ergonómico, que también; si no de preocuparse por la iluminación solar y artificial, el aprovechamiento del espacio, el orden, la disposición de los muebles, la cercanía al resto de trabajadores, la separación de espacios, etc. Por ejemplo, un entorno desordenado o mal repartido hace perder tiempo y uno mal iluminado tiene como consecuencia que nos cansemos antes.

También hay que tener en cuenta qué actividades se van a desarrollar en la oficina. Si vamos a comer en ella, es importante tener un pequeño espacio o mesa separada para no mezclar ambientes ni ensuciar el sitio en el que se trabaja o para no desconcentrar al resto de compañeros. Si vamos a realizar reuniones o encuentros participativos, podemos instalar muebles que sean fáciles de mover o de reubicar para que el espacio cambie en función del programa de cada día o de cada semana.

Como en todo, si se quiere realizar un estudio del espacio, un diseño y una instalación de calidad, lo mejor es contactar con profesionales con experiencia. Algunos, como Bunno Estudio, son de gran ayuda porque no solo se preocupan de hacer un listado de muebles, sino que van más allá: analizan el espacio, piensan cómo optimizarlo, se encargan de la logística e incluso de la instalación. Es decir, que ofrecen un servicio integral. En este proceso la clave está en no enfrentarse a él sin ayuda, ya que podríamos cometer errores básicos que a la larga tendrán pésimas consecuencias para el negocio. Cuanto más tiempo y esfuerzo invirtamos en organizar la oficina, más tiempo se ganará después a la hora de trabajar. Y esto, se traducirá en beneficios.