Tag Archives: muebles de despacho modernos

Resultado de imagen para Las comodidades de los nuevos espacios de trabajo

La cultura del coworking empieza a hacerse sentir en nuestro país. Se trata del trabajo compartido o trabajo en oficina integrada. De allí su origen, a partir del vocablo en inglés “coworking”. Esta forma de trabajo permite a profesionales independientes, emprendedores, y pymes de diferentes sectores, compartir un mismo espacio de trabajo para desarrollar sus proyectos. A la Argentina ya llegó esta cultura, y a Comodoro Rivadavia también.

La estadística indica que en Argentina, los trabajadores pasan entre 40 y 48 horas semanales en una oficina de trabajo (Datos del Indec). Con un promedio de 8 horas diarias de trabajo, es menester darle importancia al lugar donde se trabaja. Por esto, se debe prestar atención al entorno laboral, en el cual deben confluir una serie de factores que ayuden a la productividad. Y en tal sentido, el trabajo colaborativo cobra relevancia.

Aquí surge el coworking, un fenómeno de trabajo asociado que ya llegó a Argentina, y también a Comodoro Rivadavia.

El coworking puede definirse como un fenómeno de trabajo colaborativo, que ha incidido en la forma de concebir el trabajo y el espacio laboral. Esto redunda en más flexibilidad y mayor interacción entre los que trabajan en dicho ámbito.

Imaginá un espacio amplio, que cuenta con todos los recursos que una oficina de trabajo requiere, con un mobiliario acorde a diversas situaciones de negociación, y que ofrece un ámbito de relaciones con otros trabajadores de distintas ramas. Eso es el coworking.

Susana Lorusso y Carlos Domínguez quienes impulsan este concepto en Comodoro. “El coworking es una nueva forma de trabajo. Es compartir y colaborar, no es solamente tener un lugar con todos los servicios”, explica.

Allí radica el principal aspecto de esta nueva forma de trabajo: la posibilidad de “crear una comunidad y trabajar en colaboración con otros”; siendo esto “algo que potencia tu emprendimiento”.

Un espacio de trabajo colaborativo ofrece ventajas, tales como la comodidad del espacio común, y la posibilidad de establecer vínculos con profesionales y emprendedores de distintas áreas.

Al momento de salir al ruedo, un emprendedor tiene que pensar en alquilar una oficina y adquirir muebles. Es una inversión ardua, sobre todo, para el momento inicial del negocio.

Por ello, “una importante ventaja del coworking es el ahorro”, nos aseguran. “Coworking te permite ahorrar, porque pagando sólo una membresía tenés acceso a todos los servicios. Y si tu equipo crece, pagás una membresía más, y si tu equipo se achica pagas una membresía menos, y no tenés que modificar nada de tu estructura”.

Trabajo colaborativo

Los tiempos actuales indican que el trabajo colaborativo es una tendencia cada vez más presente. En ese sentido, el coworking se convierte en un espacio social para interactuar con colegas y profesionales. “Se genera una comunidad de profesionales y emprendedores. Permite intercambiar experiencias con colegas de otros rubros. Para cualquier actividad, eso es muy nutritivo, porque te fortalece”, comenta Domínguez. Y en tal sentido, de esa misma interacción, “pueden surgir alianzas y muchos otros negocios que no tenías pensado”.

En Comodoro Rivadavia, ya funciona “SiWork”, en Fontana 1563, un sitio que ofrece todas las comodidades para quienes busquen un espacio para trabajar.

Desde allí, nos aseguran que “el coworking puede ser utilizado por cualquier persona que necesite un espacio laboral”. Y declara: “se apunta a profesionales independientes que inician su actividad o que ya están en desarrollo. También a personas que trabajan de manera part time en una empresa y luego en su tiempo libre hacen otra actividad independiente”.

Si hacemos memoria, no hace tanto tiempo trabajábamos en oficinas compartimentadas donde no veíamos a nuestros compañeros y jefes. Sin embargo, sabemos que esta forma de organizar los espacios de trabajo ha evolucionado significativamente. No solo han cambiado los espacios de trabajo sino también la percepción de los empleados que tienen muy en cuenta la ubicación y la imagen de las oficinas a la hora de optar por uno u otro trabajo.

En la actualidad es fundamental considerar el espacio de trabajo como un elemento básico en los resultados empresariales y entender que, si quieres que los trabajadores sean eficientes y estén motivados, contar con un entorno que invite a la innovación y la creatividad ayudará a incrementar la satisfacción y, en consecuencia, obtener unos mejores resultados para la empresa.

Las tendencias nos muestran que, cada vez, son más las empresas de tamaño pequeño, mediano o incluso grande que apuestan por cambiar una oficina tradicional por un workspace que permite contar con un espacio propio, pero, a la vez, fomentar el networking con el resto de las compañías, pero ¿tenemos claro cómo es la oficina del presente?

Las claves del workspace para trabajar:

Flexibilidad: los espacios laborales deben adaptarse a las necesidades de las compañías y no al revés. Amplitud, personalización, servicios punteros y comodidades son claves para que las empresas creen entornos agradables donde promover la productividad.

Localización: a pesar de los nuevos modelos de transporte como bicicletas o patinetes eléctricos, el tráfico sigue siendo uno de los grandes problemas de las ciudades y, por ello, contar una buena localización para tu oficina es y será clave tanto para los empleados como clientes y proveedores.

Conectividad: uno de los aspectos más importantes para cualquier compañía es contar con una buena conexión de red y una wifi de calidad que les permita estar conectados interna y externamente. Webs, ecommerce, IoT… son solo algunos de los ejemplos del día a día de miles y miles de empresas del mundo para las que son necesarias internet.

Sostenibilidad: Ahorro energético, reciclaje, eficiencia del agua y optimización de materiales y recursos, son algunos de los componentes que hacen que un edificio sea respetuoso con el medio ambiente. La sostenibilidad no es una moda sino el camino que tendrán que seguir los entornos laborales en los próximos años.

Mobiliario: las tendencias hablan de las oficinas wellness, donde el diseño del espacio se pone a disposición de los trabajadores. La luz natural, un mobiliario ergonómico y cuidar el diseño y la decoración son algunos aspectos que harán del espacio de trabajo un lugar amable.

Zonas de descanso: por último, un imprescindible en el diseño de una oficina actual serán los espacios de ocio o zonas informales donde se pueda desde tomar un café, mantener una reunión informal o trabajar relajadamente. De esta manera se fomentará las relaciones sociales, el ambiente creativo y la productividad de los empleados.

Después de leer estas pautas, podemos afirmar que las oficinas han pasado de ser un espacio limitado al trabajo a ser un concepto, una idea en la que hay que trabajar y perfeccionar poco a poco.

Los espacios colaborativos abiertos se han convertido en el sitio perfecto para desarrollar y potenciar ideas de negocio

Los espacios de trabajo no siempre fueron como son conocidos actualmente, éstos cuentan con una larga trayectoria y han tenido diversos cambios.

En un principio, las oficinas eran pequeños cubículos, hoy en día se conocen como espacios colaborativos abiertos. Estos lugares, además de estar ubicados en edificios de arquitectura contemporánea, tener mobiliario de diseñador y ofrecer café todo el día, también se ha convertido en el sitio perfecto para desarrollar y potenciar ideas de negocio.

Mucho se ha hablado sobre el impacto que ha tenido la llegada de los millennials a los espacios laborales y de ello han derivado múltiples estrategias de retención laboral. Sin embargo, es momento de prestar atención en la generación Z, aquellos jóvenes nacidos a partir de 1995, conocidos como los nativos digitales, quienes a diferencia de su generación antecesora no recuerdan el mundo antes del WI-FI, Youtube e Instagram.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística, para el año 2025, 1 de cada 3 trabajadores a nivel mundial será de la generación Z. Luego entonces, ¿cuáles son las expectativas laborales que deben tomarse en cuenta?

Fórmula trabajo – vida: Las oficinas y los sitios en los que trabajen deben combinar lo mejor del hogar y del trabajo, es por ello, que los espacios deben ser cómodos, con una buena iluminación y zonas de descanso.

Relaciones fuera de línea: Pese a que son nativos digitales este grupo prefiere los espacios abiertos en los que fluya la conversación y la relación con sus jefes permanezca de forma horizontal.

Salud: Desean que sus empleadores les ofrezcan servicios de bienestar en los sitios de trabajo, pues saben que el éxito profesional está relacionado con su calidad de vida. Algo que pueden ayudar son los muebles ergonómicos, favorecerán una postura correcta, mayor energía y por ende, mejorará su productividad.

Los espacios colaborativos están llenos de profesionistas de todas las edades y niveles de experiencia y con habilidades distintas, lo cual ayuda a nutrir el proyecto de la empresa en cuestión. Ya sea que surja una duda acerca de marketing, publicidad, relaciones públicas, diseño o asuntos legales, sin duda alguno de los colaboradores podrá brindar ayuda.

“La construcción del sitio ideal del trabajo debe ser entendido como una inversión a medio y largo plazo. Las empresas tienen mucho que ganar con la atracción de nuevo talento a sus filas, si bien es cierto que la generación Z trae consigo características que parecen ser muy diferentes a las de sus antecesores, pueden ser aprovechadas por las compañías ¿Por qué? Porque creen en la resolución de los problemas de manera efectiva, poseen un conocimiento nato de la tecnología y las redes sociales además de ser autodidactas”.

Uno de los cambios que trae el relevo generacional está en las propias oficinas y en la organización diaria. Según diversos estudios, los millennials están dispuestos a renunciar a una parte de su salario si ello conlleva jornadas flexibles que les permitan ser más autónomos y conciliar la vida profesional con la personal. Adiós, pues, a las eternas jornadas de oficina que sus mayores asumieron sin rechistar durante toda su carrera profesional.

Otra encuesta de ForceManager revela que los jóvenes prefieren trabajar con la última tecnología a tener una oficina bonita y con muebles de diseño o comida gratis. Esta apetencia por la última tecnología y la flexibilidad que proporciona va a cambiar para siempre los lugares de trabajo.

Hasta ahora, lo normal por parte de las empresas ha sido proveer al empleado de un equipo de sobremesa conectado a una red interna y a internet, un teléfono fijo y algún periférico, como una impresora. Pero este equipamiento, que ancla al trabajador y lo condena a la inmovilidad, se ve como algo antiguo. Y es que los millennials se han hecho mayores usando el portátil y el móvil a todas horas, y esa capacidad para acceder a la información en cualquier sitio y a cualquier hora es la que, casi inconscientemente, van a seguir demandando en las empresas. De hecho, IDC prevé que la población de trabajadores móviles crecerá en Europa a un ritmo sostenido anual del 3,5% en los próximos años y en 2021 supondrá el 63% de la fuerza total.

Las empresas que quieran estar en la cresta de la ola y seducir a las nuevas generaciones deberán adaptarse e invertir en portátiles y móviles equipados de software y apps adaptadas, en soluciones de colaboración y comunicación en la nube para trabajo en grupo y en remoto, y en una seguridad que garantice que la información está protegida a pesar de residir en una infraestructura tan ubicua y con tantos accesos. También deberán invertir en soluciones de analítica de datos, inteligencia artificial o asistentes virtuales para hacer más productivas las labores al nivel del puesto de trabajo.

Las grandes compañías ya se están poniendo las pilas. Según IDC, el 65% de las 2.000 mayores empresas del mundo ofrecerá opciones de trabajo en equipo y en remoto en 2021, aprovechando el acceso generalizado a las aplicaciones empresariales y de colaboración. En España, 7 de cada 10 grandes y medianas compañías tienen en mente crear las condiciones para facilitar la conciliación laboral de sus plantillas y proporcionar puestos de trabajo más ágiles y atractivos. Al fin y al cabo, la competitividad futura de las empresas y del país está en juego.

Los procesos de transformación digital en los que están inmersos la mayoría de las empresas está afectando a la fuerza laboral, que está viendo cómo su puesto de trabajo se está transformando para hacerse cada vez más digital.