Tag Archives: muebles estilo industrial mexico

Muebles para oficina en casa/ Blog Todooficina.com

Los que tenemos trabajo de oficina, al cabo del día pasamos 8 horas, o incluso más, sentados en nuestro puesto de trabajo. Al finalizar la jornada laboral, es habitual que estemos agotados, especialmente si no disponemos de una silla cómoda y del mobiliario adecuado.

Y, ahora que debido a la pandemia por el coronavirus muchos de nosotros estamos teletrabajando desde casa, a ese agotamiento hay que sumarle habituales molestias musculares y/o en las cervicales, provocadas principalmente porque el teletrabajo nos pilló por sorpresa, y no disponemos de un espacio adecuado en casa para afrontar una jornada laboral de 8 horas. ¿Verdad?

Ya ha pasado un año desde que se decretó el Estado de Alarma en nuestro país por coronavirus y, después de todo este tiempo, muchos de nosotros seguimos teletrabajando.

Si eres uno de ellos, ya te habrás dado cuenta de la importancia que tienen los muebles de oficina, especialmente la silla de trabajo, para poder trabajar en buenas condiciones y evitar molestias.

Y es que, son muchas las personas que han tenido que improvisar un lugar de trabajo en casa, y se encuentran con que llevan teletrabajando más de un año en el salón o incluso en la cocina, con todo lo que esto supone.

Por ello, en este post te vamos a dar unos consejos para crear un espacio adecuado para el teletrabajo en casa, y te vamos a mostrar aquellos muebles de oficina que se muestran indispensable para teletrabajar en las mejores condiciones. Así que si todavía te encuentras teletrabajando y tu espalda no puede más, presta atención y toma nota porque esto te interesa.

BUSCA UN LUGAR ADECUADO

Como hemos comentado, hay muchas personas que comenzaron a teletrabajar creyendo que iba a ser algo puntual y pasajero, y se han encontrado con que después de más de un año siguen trabajando en casa.

Si este es tu caso, trabajar en la mesa del comedor o de la cocina no debería ser una opción, ya que estas lo primero es que no están diseñadas para trabajar, están en lugares con muchas distracciones y, además, las sillas son “rompeespaldas”.

Por ello, es fundamental buscar un lugar de trabajo adecuado en casa, que a poder ser esté alejado de distracciones y lugares de paso, para disfrutar de la privacidad y la tranquilidad necesaria para concentrarnos. Asimismo, también es importante contar con una buena iluminación natural durante el día, y una buena fuente de luz artificial para cuando caiga el sol.

Una vez hemos encontrado ese espacio, debemos equiparlo con mobiliario de oficina adecuado, con el que podamos sentirnos a gusto y evitar molestias.

Nuestro consejo es optar por muebles de oficina ergonómicos y versátiles, que nos aporten la comodidad y confortabilidad necesaria, y que una vez volvamos a nuestros lugares de trabajo habituales, podamos seguir utilizando en casa.

LA SILLA DE OFICINA, LO MÁS IMPORTANTE

Y dentro del mobiliario, las sillas de oficina son lo más importante e indispensable, ya que al fin y al cabo, vamos a pasar gran parte del día sentados, por lo que la silla es clave para nuestra espalda y para evitar molestias en las cervicales.

Debe ser una silla de oficina ergonómica con un diseño que se adapte a las necesidades posturales y fisiológicas que surgen mientras trabajamos, ya que si trabajamos en una silla de comedor o de mala calidad, con total seguridad, con el paso del tiempo aparecerán las primeras molestias.

Al escogerla, debemos tener en cuenta el asiento, que es importante que sea confortable y regulable en altura, el respaldo, que nos debe ofrecer el apoyo adecuado para evitar molestias en las cervicales y la zona lumbar, y al mismo tiempo debe tener la altura adecuada, y también los reposabrazos, que nos ayudarán a mantener una postura adecuada.

Una vez tenemos clara la importancia de la silla y nos hemos hecho con un modelo adecuado que se adapte a nuestras necesidades, una mesa de oficina también es clave, ya que al fin y al cabo la mesa es donde tenemos absolutamente todo.

Debe ser una mesa que tenga las dimensiones adecuadas para poder tener todos los materiales e instrumentos necesarios para nuestro trabajo cómodamente.

Asimismo, recomendamos que la mesa disponga de aperturas para el paso de cables, para así evitar los habituales enredos entre el cable del ordenador, de la pantalla, de la lámpara, etc., y que sean una mesa elevable, que podamos ajustarla a nuestras necesidades fácilmente.

La silla y la mesa es lo más importante, pero también es fundamental contar con muebles para el almacenaje de documentos, que nos permitan tener todos nuestros papeles y documentos perfectamente ordenados. Así como otros elementos como una buena lámpara o un reposapiés.

Ya lo sabes, si te encuentras teletrabajando y tu espalda a dicho basta, equipa tu puesto de trabajo en casa con los muebles de oficina adecuados.

Cómo serán las oficinas post Covid-19? - Grup Efebé

Cada vez son más las compañías que buscan posicionarse como un empleador deseable concediendo una gran importancia al diseño y experiencia de su lugar de trabajo, estos esfuerzos se pondrán aún más en valor tras el período de “reclusión laboral” provocado por el Covid-19. Con la era post coronavirus, ¿qué esperan y desean los profesionales de su lugar de trabajo 4.0?

El informe “Smart Workplaces”, realizado por Robert Walters, ha extraído los siguientes hallazgos de su última encuesta, realizada a empresas y profesionales de diferentes áreas y sectores en España:

Un espacio que respire innovación, colaboración, concentración e inspiración

Los profesionales encuestados atribuyen a un lugar de trabajo atractivo y actual las siguientes cualidades: un diseño innovador y amigable; que facilite la colaboración con los compañeros de trabajo; un entorno que inspire a trabajar, relacionarse y generar nuevas ideas; con suficientes asientos y zonas para reunirse; con salas para tomar descansos y áreas que permitan la concentración; un lugar donde los empleados tengan disponibles las últimas tecnologías.

A cada empleado le incentivan factores diferentes en su entorno laboral. Hay profesionales que son más productivos en espacios silenciosos o ruidosos, en su oficina o en su casa, en espacios abiertos o cerrados. Si bien es cierto que dependiendo de la naturaleza o sector de la empresa, y de las dinámicas de trabajo de los equipos que la conforman, hay ciertos diseños que encajan mejor que otros.

“Por ejemplo, los profesionales del sector tecnológico suelen ser más favorables a espacios abiertos o semiabiertos, mientras que los profesionales del sector de ingeniería y legal prefieren trabajar en espacios compartimentados por sus dinámicas de trabajo. Más allá de estas diferencias sectoriales, lo ideal es conocer la opinión de la mayoría de los empleados de la empresa a partir de los departamentos de RRHH, y a partir de ahí intentar ofrecer espacios de trabajo acordes a sus necesidades”, comenta Alberto Muñoz, Director en Robert Walters.

Ni abierto ni cerrado, los espacios semiabiertos, la opción preferida por el 68% de los profesionales

7 de cada 10 profesionales encuestados prefiere trabajar en espacios semiabiertos – una combinación entre open space y salas cerradas – un porcentaje que se alinea plenamente con el 71% de las empresas que cuentan con este diseño en sus oficinas.

Por otro lado, el 24% de las empresas ofrece espacios plenamente abiertos o un diseño open space – aquel en el cual no existe una separación visual entre los diferentes espacios de trabajo – un porcentaje que se acerca en gran medida al 20% de profesionales que desea trabajar en oficinas con esta disposición.

En la actualidad, los espacios totalmente cerrados o compartimentados son los menos populares ya que sólo el 5% de las empresas ha elegido realizar esta distribución para sus oficinas, y apenas 1 de cada 10 profesionales quiere trabajar en este tipo de entorno laboral (12%).

Los 3 espacios funcionales más valorados: salas para trabajar en equipo; cabinas para llamadas telefónicas/videoconferencias y salas de innovación

Los tres espacios funcionales más valorados por los profesionales encuestados son las salas para trabajar en equipo (64%), las cabinas para hacer llamadas telefónicas o videoconferencias (50%), y las salas de innovación y nuevas tecnologías (46%). Mientras que un porcentaje significativo de empresas cuenta con salas para trabajar en equipo (77%), cabinas telefónicas (31%) y salas de innovación (14%) se muestran como las asignaturas pendientes. El 6% de las compañías encuestadas no ofrece ningún tipo de espacio funcional.

“Los espacios semiabiertos son los que permiten en mayor medida la creación de diferentes zonas funcionales dentro de una oficina. Este tipo de áreas-propósito posibilitan a su vez la r(evolución) hacia un entorno inteligente porque en ellas se pueden conciliar personalidades y estilos de trabajo distintos: el profesional que necesite trabajar en un espacio diáfano y comunicativo dispondrá de un open space; aquel que necesite un entorno cerrado para concentrarse en una tarea contará con una sala dedicada a este fin; aquel profesional que necesite un lugar para facilitar la generación y el intercambio de ideas tendrá una sala de innovación y nuevas tecnologías; cabinas telefónicas para aquellos que necesiten realizar una llamada sin incomodar a sus compañeros de trabajo… Un diseño de oficina que ofrezca áreas funcionales acordes a su variada plantilla resultará un verdadero smart workplace ya que suplirá las diferentes necesidades de sus empleados. Según la naturaleza y sector de la compañía, los tipos de perfiles de empleados y estilos de trabajo serán diferentes pero de cualquier manera, alinear las preferencias de la plantilla al diseño del espacio de trabajo favorecerá la atracción y retención del talento, la productividad y un buen clima laboral”, expone Ignacio Sánchez, Senior Manager en la división de Construcción, Inmobiliario e Infraestructuras de Robert Walters.

“Construir un entorno inteligente no se limita a ofrecer un espacio atractivo visualmente. Además de un diseño moderno, se han de crear espacios heterogéneos y funcionales que vayan acorde a los nuevos modelos, valores y prácticas de trabajo, así como adoptar las tecnologías que sean necesarias”, continúa Ignacio.

Más allá de las preferencias de profesionales y organizaciones, los espacios abiertos o semiabiertos han demostrado crear una atmósfera de mayor colaboración entre empleados de distinto nivel funcional, generacional y profesional, especialmente si se incluye el concepto de hot desking. Al 64% de los profesionales encuestados le gustaría contar con este tipo de sistema, por el contrario, tan sólo el 17% de las empresas lo ha incorporado por el momento. Entre sus principales ventajas destaca el ahorro de costes en espacio de oficina, su compatibilidad con los modelos flexibles de trabajo, y la proximidad: todo empleado se siente cerca de los demás miembros del equipo, rompiéndose así un gran número de barreras de comunicación. La contrapartida es que los niveles de ruido pueden resultar molestos para aquellos profesionales que tratan de concentrarse en una actividad compleja.

“El sistema de hot desking se basa en la teoría de que nunca va a ser necesaria una mesa de trabajo para todos los empleados de la plantilla al mismo tiempo: ciertas personas estarán rotando por las salas de reunión, trabajando desde sus casas, viajando por trabajo, en una reunión externa o tendrán diferentes horarios laborales de entrada y salida. En consecuencia, en este tipo de entorno laboral no se dispone de un escritorio por persona sino que habrá en torno a un 25% menos de mesas de trabajo respecto al número total de empleados. Se trata de un sistema todavía minoritario (tan solo el 17% de las empresas ha incorporado el concepto de hot desking en el diseño de sus oficinas), pero se considera que este tipo de organización experimentará un aumento en los próximos años tras la estandarización de los modelos flexibles de trabajo”, finaliza Alberto.

Oficina Facebook Sydney: modernidad e inspiración industrial ...

En el mundo altamente conectado en el que vivimos hoy, la tecnología influye e impacta en casi todas las decisiones que tomamos. Big Data, Inteligencia Artificial (AI) e Internet de las Cosas (IoT) han mejorado nuestras vidas en la esfera digital, ayudándonos a comprender mejor los espacios que habitamos. Además de los sistemas y equipos inteligentes que ya forman parte de nuestra vida cotidiana, que se han incorporado en las últimas décadas, están surgiendo otras tecnologías que prometen revolucionar nuestros espacios de trabajo, a los que tarde o temprano, también debemos adaptarnos. A menudo, el objetivo de estas nuevas tecnologías es optimizar todos los procesos, proporcionando datos para que las empresas puedan tomar mejores decisiones y comprender mejor el flujo de trabajo de sus empleados

Las tendencias de diseño del espacio de trabajo intentan mantenerse al día con estos cambios, adaptándose a la nueva forma en que los empleados se relacionan con su espacio de trabajo. Una multitud de empresas y edificios de oficinas están migrando de sus antiguas soluciones en salas privadas y de plan libre, a espacios fluidos e integrados, donde los trabajadores pueden disfrutar de una serie de comodidades y espacios de trabajo colaborativo.

Resulta que, con la universalización de los sistemas inteligentes utilizados en nuestros espacios de trabajo, actualmente tenemos una infinidad de datos a nuestra disposición que nos permiten comprender mejor cómo nuestras decisiones de diseño interfieren con la productividad y la eficiencia de cada uno de los empleados. Las posibilidades que presentan estos nuevos sistemas inteligentes son innumerables, especialmente cuando se trata de la evaluación posterior a la ocupación.

Actualmente es posible realizar evaluaciones de desempeño, lo que nos permite comprender mejor cómo funcionan nuestros proyectos, haciendo que el proceso de diseño también sea más inteligente.

Adaptar el espacio de trabajo basado en la aparición de nuevas tecnologías no es una práctica completamente nueva. A principios del siglo XX, los investigadores descubrieron que la productividad en el taller aumentaba cuando las personas y las máquinas estaban perfectamente alineadas en el proceso de ensamblaje. Comprendieron que la eficiencia aumentaba directamente a medida que se reducía el tiempo de viaje, porque al eliminar la necesidad de que un trabajador se moviera, se creó una línea de producción mecánica más rápida y eficiente. Estas técnicas no solo han beneficiado a los propietarios de fábricas, sino que también han provocado una transformación en la industria de la construcción, especialmente en relación con la construcción de edificios. Sin embargo, la línea de producción fordista tiene sus limitaciones, principalmente porque los trabajadores son seres humanos y no máquinas. El aire acondicionado también fue un invento desarrollado para maximizar las ganancias, reduciendo la sensación de fatiga de los trabajadores en sus turnos.

Aún buscando aumentar la productividad, algunas de las tecnologías más comunes en la actualidad son las redes de interconexión digital de objetos cotidianos o Internet de las cosas (IoT), que utilizan sensores de movimiento para monitorear el uso de un espacio o una estación de trabajo. Estos datos permiten a los diseñadores comprender y evaluar mejor el impacto de sus decisiones en la productividad de los espacios de trabajo. Algunas empresas, por ejemplo, ya están utilizando sensores inteligentes para monitorear las condiciones de temperatura, iluminación y circulación dentro de sus espacios de trabajo.

Analizar el movimiento del sol y la variación de las condiciones de iluminación en un espacio de trabajo a lo largo del día también puede proporcionar información sobre cómo ocupar mejor un espacio existente dado para que sea más cómodo para sus empleados.

Algunas compañías mantienen una actitud más conservadora al proponer la implementación de -sensores de movimiento- y la -recopilación de datos- de sus empleados. No es de extrañar, pues por otro lado, existe una creciente preocupación por la vigilancia excesiva de las personas en sus entornos de trabajo. Sin embargo, muchos de estos sensores permiten que los datos recopilados en una estación de trabajo se separen, o incluso sean independientes, de la identidad del empleado. El objetivo final no debe ser monitorear el comportamiento diario e individual de un trabajador, sino comprender el patrón de comportamiento de un grupo más grande de personas durante un período de tiempo más largo.

Hoy, el trabajo de un arquitecto no termina al momento de -entregar las llaves-. Las nuevas tecnologías y los sistemas inteligentes nos ofrecen una oportunidad única para aprender y mejorar nuestra propia práctica de diseño. El entorno de trabajo evoluciona constantemente, al igual que la tecnología que lo acompaña. Con todos estos nuevos recursos a su disposición, mientras que las empresas tienen acceso a más datos para poder evaluar qué solución de diseño es la más adecuada para sus ambiciones, nosotros, como arquitectos, siempre debemos estar del lado de lo que es más importante y brindar los mayores beneficios a usuarios y trabajadores en general.

Los cambios y las remodelaciones son inevitables. Así, por veces se deben al desgaste natural de los espacios debido al paso del tiempo, aunque también pueden responder a la necesidad de realizar y promover cambios para convertir un lugar en un entorno más afable y motivador. La decoración de la oficina es fundamental para la salud emocional del personal, puesto que es allí donde transcurre la mayor parte de su día a día.

Por este motivo, a continuación te ofrecemos algunas ideas para decorar tu oficina.

Escoge una buena silla

Actualmente, existen en el mercado una gran variedad de sillas de oficina, por lo que solo tendrás que decidir cuál de ellas se adapta mejor al estilo de la tuya. De esta forma, podrás escoger entre sillas de diseño o sillas más convencionales, de piel o tejidos textiles, entre sillas de tonalidades cálidas o frías.

En páginas web como se pueden consultar previamente diferentes modelos para, finalmente, seleccionar la silla perfecta para nuestra oficina. No obstante, debería saber que las tendencias de este año apuntan especialmente hacia las tapicerías color cuero.

La selección de una silla de oficina no queda limitada, sin embargo, al ámbito de la decoración, sino que también tiene mucho que ver con el buen estado de nuestra propia espalda. De este modo, a la hora de elegir una nueva silla, deberemos tener en cuenta aspectos relevantes como que cuente con un respaldo adaptable, que el apoyabrazos dibuje un ángulo de 90 grados o que la base se encuentre sobre cinco apoyos, entre otros. Teniendo en cuenta estos parámetros, los sillones de dirección reclinables pueden ser una buena opción a tener en cuenta.

Ilumina con LEDS

La iluminación tiene una gran importancia en la creación de ambientes. Los puntos positivos de optar por luces LED (light-emitting diode) son el ahorro energético que suponen y lo ideal de su pequeño tamaño, que permite colocarlas o esconderlas en cualquier lugar de la oficina. Las luces LED pueden ser utilizadas tanto para la iluminación principal o, al contrario, reservarlas para lugares concretos con el objetivo de crear un efecto diferente al del resto del espacio. Hoy por hoy, es posible encontrar luces LED en diferentes tonos.

oficina futurista

Asimismo, con respecto al bienestar del personal, hay que tener en cuenta que este tipo de iluminación se caracteriza por no cansar la vista, por lo que es especialmente recomendable en lugares de trabajo.

Opta por colores claros

Los colores claros transmite paz y tranquilidad, por lo que su uso es aconsejable. El color blanco, por ejemplo, proporciona sensaciones de equilibrio y amplitud, haciendo que los espacios parezcan más grandes de lo que realmente son. No obstante, todos aquellos a los que nos les convencen los lugares tan claros siempre pueden optar por pintar una de las paredes de la oficina de un color más oscuro, dando cierto colorido a la oficina.

Rompe con la monotonía

Por lo general, la decoración de cualquier espacio debe intentar buscar romper de alguna manera con la monotonía, incluyendo objetos originales o intentando quebrantar la armonía del espacio a partir de pequeños detalles. Igualmente, también resulta positivo colocar plantas en la oficina, que además de color dotarán más vivo el espacio.