Tag Archives: muebles para oficinas ejecutivas

4 características ergonómicas para las sillas de oficina - Solida ...

La crisis sanitaria del Covid-19 ha provocado grandes cambios en todos los sectores productivos, los cuales se han tenido que adaptar a la nueva normalidad establecida desde las administraciones públicas. Una de las transformaciones más importantes está relacionada con el teletrabajo, ya que cada vez son más las personas que desarrollan su actividad comercial desde el domicilio familiar.

En la actualidad, algunos empleados pasan más de 8 horas al día sentados delante de un ordenador, por lo que necesitan una silla adecuada para descansar correctamente. Pero, ¿qué condiciones debe cumplir una silla destinada al trabajo con ordenadores? Según el fabricante de sillas de oficina Ofichairs, la silla de escritorio adecuada tiene que cumplir todas las normas de ergonomía más exigentes.

Para saber más sobre estas normas de ergonomía, a continuación vamos a analizar las principales características que deben tener las sillas de escritorio. Porque a día de hoy, las sillas de oficina se han convertido en una pieza fundamental para todos los trabajadores que desarrollan sus funciones delante de un ordenador.

Características de una silla de escritorio adecuada

Como ya se ha comentado anteriormente, la pandemia del coronavirus ha generado importantes cambios en la mayoría de los trabajos, puesto que muchas empresas han optado por dar el salto definitivo al mundo digital. Es decir, los negocios han seguido las directrices establecidas por las autoridades sanitarias, entre las cuales destaca la promoción del trabajo a distancia o home office.

Ante esta situación, muchos empleados necesitan adquirir equipos de oficina para poder trabajar desde el domicilio. La silla de escritorio es uno de los elementos más importantes a tener en cuenta, ya que algunos trabajadores pasan más de 8 horas al día sentados delante del ordenador. Por ello, lo más recomendable es comprar una silla de oficina que cumpla con las siguientes normas de ergonomía.

Silla de oficina regulable

La principal característica de una silla de escritorio es que tiene que ser totalmente regulable, para que las personas puedan adaptarla en función de sus necesidades. Se puede decir que, una silla de oficina buena debe tener asiento regulable, respaldo reclinable y posición de balanceo. Además, esta tiene que permitir la movilidad, el giro y el apoyo de los pies en el suelo.

Respaldo eficiente

En los últimos años, los fabricantes de sillas de oficina han estado trabajando en la creación de modelos que incorporan respaldos muy cómodos. Y es que el respaldo debe garantizar el correcto apoyo de la espalda en todo momento, para que los trabajadores puedan mantener una posición erguida que no cause daños en la columna vertebral.

Reposabrazos ajustables

Al igual que ocurre con el asiento y el respaldo, los reposabrazos de las sillas de escritorio no pueden ser fijos, ya que los empleados necesitan regularlos en función de sus necesidades. Por ello, además de ser gruesos y cómodos, los reposabrazos de una silla de oficina deben ser ajustables -es muy recomendable que la anchura del brazo también se pueda regular-.

Asiento cómodo

Además de regulable, el asiento de una silla de escritorio tiene que ser muy cómodo, ya que los trabajadores van a pasar una gran cantidad de horas sentados en él. Lo más adecuado es que el asiento esté mullido, pero que no sea excesivamente blando. Por otra parte, los expertos aconsejan comprar sillas de oficina que incorporen asientos con curvatura en los bordes delanteros -para no oprimir las piernas-.

Silla de escritorio segura

Otro factor importante a tener en cuenta reside en la seguridad de las sillas de trabajo, puesto que éstas no deben representar ningún tipo de riesgo para los empleados. Para evitar problemas relacionados con vuelcos o caídas inesperadas, resulta fundamental comprar sillas de escritorio que sean giratorias y que integren bases de 5 radios.

Asiento con profundidad

Aunque puede parecer un aspecto menos relevante, la realidad es que las sillas de trabajo deben permitir la regulación de la profundidad del asiento. De este modo, todas las personas -independientemente de su estatura- pueden apoyar cómodamente la espalda en el respaldo.

Silla de trabajo dinámica

Anteriormente, ya hemos comentado que las sillas de oficina tienen que permitir la movilidad en todo momento, para que los empleados puedan realizar movimientos con libertad. Además, una silla de trabajo debe posibilitar posiciones dinámicas a la hora de sentarse -de ahí la importancia de que sean giratorias-.

Las distintas tecnologías ya no exigen que un empleado deba estar físicamente en el espacio de trabajo ni que cumpla horarios extremadamente largos, y las empresas que son vanguardia ya no conciben ciertos formatos como la oficina tradicional o los horarios rígidos porque consideran, con gran acierto, que quedaron obsoletos.

El teletrabajo, que arrancó tímidamente a principios de este siglo, hoy evolucionó de la mano de los millennials hacia el “smartworking”: no importa dónde uno se encuentre, la premisa es cumplir los objetivos.

Los números hablan por sí solos: según The Deloitte Millennial Survey, el 64% de los integrantes de esta generación consideran a la flexibilidad para trabajar desde cualquier lugar un valor importante.

Según Venture Withimpact, plataforma que les permite a los profesionales trabajar y viajar a la vez, Medellín (Colombia) y Playa del Carmen (México) se encuentran entre las 8 mejores ciudades del mundo para teletrabajar.

El hecho de tener horarios flexibles y la posibilidad de realizar home office son, junto con una buena política en cuanto a vacaciones, los beneficios más buscados por los profesionales hoy.

El empleo remoto brinda numerosos beneficios, por eso esta opción es cada vez más utilizada, sobre todo en algunas industrias y compañías que trabajan con orientación a objetivos y entienden que tener colaboradores que pasan larga horas en una oficina no es sinónimo de eficacia.

Sin embargo, el smartworking no sólo es válido para quienes trabajan de manera freelance sino que las empresas lo están adoptando como una modalidad para sus colaboradores en relación de dependencia.

Según Ezequiel Ruiz, VP de Talent Acquisition de Baires Dev, desarrolladora de software, precursora en el trabajo remoto, no sólo hay que pensar en las ventajas que esta modalidad puede traerle a la empresa sino también pensar en las claves que hacen que funcione y, por ende, genere un círculo virtuoso para todos.

Entre los puntos más relevantes a tener en cuenta, y que son muy valorados por los profesionales millennials de hoy, Ruiz destaca:

·Es importante formar equipos en los que la colaboración mutua sea uno de los pilares fundamentales: La creación de un entorno favorable permite desplegar la creatividad en su máximo esplendor, lo que posibilita que los distintos miembros de cada equipo optimicen sus ideas y logren proyectos perfeccionados detalladamente.

·Es necesario motivar, incluso a la distancia. Para lograr la colaboración conjunta es indispensable inspirar a que todos puedan llegar a sus máximos niveles creativos, por eso es que se ofrecen condiciones de contratación de excelencia.

·Es indispensable la conformación de equipos multiculturales para que el intercambio de experiencias y la diversidad de los mismos generen ambientes de creación dinámicos y con altos niveles de motivación, en donde se encuentran los mejores profesionales del mercado de cada área. Estos permiten que cada uno desarrolle sus capacidades y pueda crecer profesionalmente dentro de la empresa.

El promedio de duración máxima de los Millennials en un puesto laboral es de dos años, algo que a sus padres, los Baby Boomers y los representantes de la Gen-X, les parecería insólito e incluso imprudente. Pero esa generación no busca más hacer carrera en la empresa o estabilidad a largo plazo, sino mayor libertad y flexibilidad. Son los jóvenes cuya edad está entre los 19 y 32 años, cuyas habilidades de comunicación crecieron de manera exponencial con respecto a sus predecesores y cuya existencia implicó una transformación de alto impacto en el ambiente laboral. Como si fuera poco, también cambiaron las filosofías de las compañías que pronto liderarán.

Falta muy poco para que los Millennials tomen el mando de las grandes empresas globales. Según un estudio realizado por Universum Global, en el año 2020 los Millennials serán el 50% de los trabajadores, mientras que en el 2025 representarán el 75% del total de la fuerza laboral mundial. Es por eso que las compañías argentinas y mundiales deben adaptarse hoy, si quieren atraer y mantener a los talentos jóvenes del milenio.

El estudio -Tendencias Globales de Talento 2016-, realizado por la consultora global Mercer, indaga precisamente sobre esos cambios actuales y futuros en la fuerza laboral y cómo impactan en las empresas. Para llegar a sus conclusiones, se procuró encuestar a 4.500 empleados de 15 países y a sus empleadores para analizar las diferencias en sus percepciones sobre el tema. También se consultó a líderes de Recursos Humanos, uno de los eslabones más importantes y reclutadores de talento por excelencia.

La naturaleza del trabajo cambió y el impacto fue grande. Las características demográficas propias de los Millennials, la innovación, la globalización y la resignificación en las culturas y actitudes de los empleados llevaron a que las empresas se tengan que reagrupar y reorganizar en cuanto a filosofías de trabajo. Hoy, por ejemplo, se busca eliminar la famosa -calificación- que los empleados de las grandes empresas recibían por parte de sus jefes. Se transformó en un feedback para mejorar, pero no representa más que un -arma- de desánimo. Jack Welch, el octavo director de General Electric que en su momento predicó sobre las virtudes de las calificaciones, tuvo que más tarde comerse sus propias palabras. Esas tácticas de manipulación ya no surten efecto en los jóvenes trabajadores, quienes prefieren abandonar su puesto en busca de otros desafíos.

Millennials y educación: cómo sus usos culturales crean un nuevo paradigma

Martín Ibáñez Frocham, Partner de Mercer con más de 25 años de experiencia en recursos humanos y líder de este relevamiento, afirmó en diálogo con Infobae que la meta de las empresas es la reducción de las diferencias entre empleados y empleadores. Hay 10 factores que impactan en la realidad laboral, según los encuestados. Quizás la principal sea la escasez de talento, ya que los mercados en crecimiento de América Latina y Asia logran cada vez más mantener a sus jóvenes brillantes, por lo que los grandes mercados de Europa y Estados Unidos no se ven hoy en día tan beneficiados como antes por la fuga de cerebros. Éstas son buenas noticias para Latinoamérica. Los mercados emergentes están al fin marcando la agenda y creando competencia.

Hay también un mayor aprovechamiento de una fuerza laboral diversa. Se busca con mayor ímpetu atraer y mantener a empleadas mujeres, y se intenta que ganen un salario igual al de los hombres, para que así el famoso gender gap sea cosa del pasado. Pero este gran avance en pensamiento no ocurrió de un día para el otro. Uno de los movimientos pioneros fue el que en Estados Unidos se conoce como -Affirmative Action-, una política que favorece a miembros de grupos minoritarios que sufrieron -y sufren- distintos tipos de discriminación a lo largo de la historia, como los afroamericanos o las mujeres. Mediante este principio, se busca siempre mantener un porcentaje mínimo de estos grupos en las empresas. No se trata de preferencia, sino de reivindicación.

Pero, ¿cuál es la clave para acelerar el motor de talento? Hay cinco para tener en cuenta: desarrollar pools de talento diverso; adoptar la nueva ecuación laboral; diseñar carreras atractivas; simplificar los procesos de talento; y redefinir el valor de Recursos Humanos en las empresas y en la sociedad.

Para una mayor diversificación, es importante ampliar las perspectivas tradicionales del mercado laboral y aprovechar el análisis de datos para contribuir al desarrollo de los pools de talento. Para ello hay que desarrollar también estrategias innovadoras de contratación y enfocarse en el crecimiento de las habilidades requeridas. Diversificar no significa sólo ampliar la gama de talentos, sino inculcarles a los empleados nuevas skills para adaptarse a una nueva era.

Las empresas deberán entonces crear una cultura de crecimiento enfocada en el desarrollo y la flexibilidad y ayudar a los individuos a encontrar su nicho, escuchar sus valores cambiantes y adaptarse a un nuevo paradigma donde la transparencia sea tan relevante como la promoción profesional y el bienestar en los espacios de trabajo.

Busque crear un ambiente acogedor, en el que den ganas de trabajar

Si es un profesional independiente y está en busca de una oficina para instalar su pyme, ya sea para trabajar solo o junto a sus empleados, hay una serie de consideraciones que debe tomar en cuenta.

Lo fundamental es crear un ambiente laboral cómodo, que realmente motive a trabajar y que refleje las cualidades de su marca.

1-Analice qué condiciones le ofrecen y cuide su bolsillo

En primer lugar, al buscar un espacio para alquilar o para comprar, tenga claro qué facilidades le ofrece el arrendador antes de cerrar un trato.

La arquitecta Fabiola Suárez, de la empresa Dual Arquitectura y Construcción, recomienda saber de antemano cuántos espacios de parqueo le ofrecen, así como determinar si la estructura está en obra gris o si ya tiene algunos acabados como el piso y el cielo.

Lo ideal es alquilar espacios que ya cuenten con ciertos acabados, de modo que la inversión en la que deba incurrir sea menos onerosa.

La arquitecta también sugiere privilegiar aquellas oficinas que posean iluminación y ventilación natural, pues permiten ahorrar dinero y ser más sostenible.

En el tema del diseño, busque el apoyo de un profesional y déjele claro de cuánto presupuesto dispone para que la opción que escoja se ajuste a sus posibilidades.

Dependiendo del espacio con el que cuente, puede habilitar diversas áreas de trabajo: unas más abiertas y otras privadas. Dependiendo del espacio con el que cuente, puede habilitar diversas áreas de trabajo: unas más abiertas y otras privadas.

2-Busque el bienestar suyo y de sus colaboradores

Hoy la oficina es más que un área de cuatro paredes en la que se instalan sillas y escritorios, sino que existe una tendencia de que sea un espacio en el que se procure el bienestar de los trabajadores.

Busque crear un ambiente acogedor, en el que den ganas de trabajar.

Aquí vuelve a entrar la relevancia de contar con luz y ventilación natural, con calidad de aire, así como brindar opciones para que los empleados puedan alimentarse de forma sana, enfatizó Suárez.

Otro aspecto que forma parte de esta tendencia es la ubicación de la oficina, de manera que se intente que sea lo más cercana posible a donde habitan la mayoría de empleados y clientes.

Asimismo, la tecnología cobra importancia para facilitar el trabajo del colaborador, por lo que no se puede prescindir de ella, sino apostar por la conectividad.

Al diseñar su oficina, se aconseja reflejar en ella los principios de su marca. Al diseñar su oficina, se aconseja reflejar en ella los principios de su marca.

3-Cree una oficina flexible, que se adapte a las necesidades

Otra tendencia que cobra fuerza es el diseño de oficinas que no son estáticas, sino que recurren a mobiliario adaptable y móvil.

Por ejemplo, que en un mismo lugar se puedan realizar diferentes tareas: reuniones a cierta hora con varias personas y que luego el mismo sitio sirva para trabajar de forma más personalizada.

Algunos mobiliarios que cumplen con esa función adaptable son las pantallas acústicas que se puedan mover para que haya privacidad en una reunión.

Se pueden incorporar bancos que se corran fácilmente para realizar alguna actividad, así como escritorios ergonómicos en los que se pueda desarrollar el trabajo de pie o sentado.

Suárez recomienda delinear la oficina de manera personalizada y que se refleje en su estilo los valores y cultura de la marca.