Tag Archives: sillones oficinas en mexico

El sector inmobiliario en México crecerá entre 4 y 5 por ciento durante 2018, el doble de lo pronosticado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) para la economía del país, que es de 2.4 por ciento, señalaron expertos.

“Tenemos estimaciones de que para el próximo año el sector inmobiliario en el país crezca en el orden de 4 a 5 por ciento, lo que es un nivel bastante bueno, ya que no se está formando ninguna burbuja en peligro de reventar”, explicó Alejandro Kuri, presidente electo de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI).

El desempeño de la industria se verá impulsado por la inversión que se realiza después de los desastres naturales ocurridos en septiembre del año pasado, además de la normalización en los precios de renta, venta y el tiempo de comercialización de la vivienda.

La Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi) proyecta que para el 2018 se desplace un 15 por ciento más de vivienda en relación al año que recién terminó.

Con esto, se tendría un buen año a pesar de que para los próximos 12 meses se anticipan algunas coyunturas internacionales y nacionales que pueden afectar al sector, agregó Kuri.

“El 2018 es un año electoral y a los capitales internacionales no les gusta la incertidumbre, por lo que no esperamos grandes inversiones extranjeras, ya que siempre están a la expectativa de las decisiones populares para tomar las mejores medidas económicas, pero sí se espera que las inversiones nacionales continúen creciendo de manera saludable”, indicó el ejecutivo.

Según expertos del sector, en el último lustro el mercado inmobiliario en México ha crecido a un ritmo de 4 por ciento anual, por lo que se pronostica que en 2018 mantenga un desempeño similar.

Las organizaciones están ancladas a prácticas de recursos humanos que vienen desde la Revolución Industrial, afirmó Tomás Fernández, socio líder de Capital humano de Deloitte, en la presentación del estudio Tendencias Globales en Capital Humano 2017, donde se presentaron las 10 tendencias del entorno laboral del país para 2017.

“Nos dimos cuenta que hay una brecha cada vez más creciente en lo que es el cambio tecnológico y digital y la productividad laboral. Los negocios se han estancado en los últimos cinco años”, comentó Tomás Fernández.

La productividad laboral en México cayó de 3% a menos 1.2% en la tasa anualizada entre el tercer trimestre del 2014 y el mismo trimestre de 2016, según datos de México ¿Cómo vamos?, Semáforo Nacional de Productividad Laboral.

“Las organizaciones están todavía muy rezagadas en temas de planeación, diseño organizacional que no han variado en 30 o 40 años”, añadió Fernández.

El reporte comprende 10 tendencias agrupadas en cuatro categorías:

  • rediseño de las organizaciones
  • empoderamiento de equipos
  • mejoras al trabajo con tecnología
  • cultura de aprendizaje

“Nos dimos a la tarea de tratar de descubrir qué está pasando en las empresas y vemos avances tecnológicos, pero no vemos una mejora en la productividad. El reto de liderazgo de las organizaciones es entender la tecnología y a su capital humano”, platicó el socio líder de Capital humano de Deloitte.

Deloitte lleva 6 años realizando el estudio a nivel mundial y 5 en México. En la última edición participaron 10,000 líderes de negocios y de RH en 140 países. En México participaron 281 líderes.

Éstas son 10 tendencias del entorno laboral del país para 2017. Las primeras cuatro son las que más les preocupan a las empresas mexicanas.

Organización del futuro: Red ágil, empoderada por líderes de equipo e impulsada por la colaboración. Equipos y responsabilidades definidas, cambios frecuentes en puestos y roles. Según el estudio Tendencias Globales en Capital Humano 2017 sólo 20% de las empresas están construyendo la organización del futuro.

Gestión del desempeño: Revisiones periódicas y frecuentes, establecimiento de objetivos en continuo. Gerentes enfocados en dar retroalimentación y desarrollar al personal. Sólo 14% de las empresas se considera “muy lista” para hacer frente a este reto.

La experiencia del empleado: La experiencia del empleado definida con una visión holística y monitoreo constante. Un responsable de la experiencia completa del empleado. Sólo 29% de las empresas son excelentes construyendo una sólida y diferenciada marca de experiencia del empleado.

Carrera y aprendizaje: Los empleados deciden qué aprender basándose en las necesidades de su equipo y sus metas. Las personas aprenden todo el tiempo, en micro-aprendizaje, grupos y recursos 24/7. Únicamente 26% ha transformado su modelo hacia carreras abiertas (asignaciones, proyectos y experiencias).

Adquisición de talento: Uso de redes sociales y herramientas como video-entrevistas y apps para la evaluación de habilidades. La marca del empleador tiene una estrategia integral, alcanzando a todas las fuentes.

Diversidad e inclusión: El balance de la vida y trabajo, la familiar y el bienestar, son considerados parte de la experiencia integral del empleado. Medición de la inclusión y control de sesgos en el reclutamiento, promociones, remuneración y otros.

RH digital: Enfoque en la productividad del empleado, compromiso y trabajo en equipo. Desarrollo de capacidades digitales y aplicaciones móviles con foco en la “productividad en el trabajo”.

Liderazgo disruptivo: Líderes evaluados por su agilidad, creatividad y habilidad para conducir y conectar equipos. Desarrollo centrado en la cultura, contexto, intercambio de conocimientos y la toma de riesgos.

Analítica del talento: Equipo multidisciplinario con enfoque de consultoría de negocio, comunicación visual y solución de problemas. Centrados en problemas del negocio como productividad de ventas, efectividad de la fuerza laboral, retención de altos potenciales.

El futuro del trabajo: Los puestos están siendo rediseñados para complementar con las habilidades humanas esenciales. Una gama de talento está disponible, incluyendo trabajadores independientes, empleados gig y crowdosourcing.

Fernández ve dos retos que las empresas enfrentan a la hora de adaptarse al cambio en el entorno laboral: “Nosotros estamos viendo resistencias de dos tipos. Por un lado, muchas de estas prácticas están ancladas en modelos de hace 40 años. Y la otra es la preparación de las áreas de Recursos Humanos, que son las que tiene que facilitar este proceso, creemos que todavía no tienen las capacidades suficientes para liderar muchos de estos cambios.”

El sector inmobiliario en México es un jugoso nicho de negocios para inversionistas tanto nacionales como extranjeros, de acuerdo con datos del Informe Inmobiliario en México, este sector crecerá 17 por ciento durante 2017, lo cual lo hace muy atractivo también para las estafas.

Ante este panorama, la profesionalización de este sector es una medida urgente que deben tomar en sus manos tanto autoridades, como organizaciones civiles y los propios asesores inmobiliarios.

Comprar o vender una casa es un proceso largo y tedioso, lleno de requerimientos fiscales, legales y de marketing que lo hacen blanco fácil de terceros malintencionados.

“Un buen asesor no lo motiva su comisión, sino el bienestar de su cliente. Los especialistas de este sector deben tener a la mano una amplia gama de herramientas que abarca tópicos legales, fiscales, mercadotécnicos e incluso, respecto a redes sociales, los cuales les ayudarán a mejorar el proceso de compra-venta“, señala Karim Goudiaby, CEO de Vivanuncios.

El directivo apunta a que la capacitación en los asesores inmobiliarios es una forma muy efectiva de evitar contratiempos durante este trámite, tales como: pérdida de tiempo, promesas poco reales, compras fallidas e incluso, estafas.

Con el objetivo de evitar que tanto compradores como propietarios de un bien inmueble caigan en este tipo de problemáticas, Goudiaby ofrece estos consejos para detectar a tiempo una amenaza:

1. Retroalimentación

Identificar a un asesor inmobiliario certificado es muy sencillo, pues siempre ofrecerá a los compradores o al vendedor de la propiedad, la retroalimentación necesaria para conocer su opinión y necesidades.

2. Conocimiento del mercado

Un asesor inmobiliario capacitado jamás realiza promesas irreales como ofrecer al dueño del inmueble vender su propiedad a un costo superior al que el mercado ofrece. Un asesor inmobiliario certificado conoce los costos reales de las propiedades.

3. Muestra lo que vale la pena ver

Una persona que no tiene un histórico de venta en el barrio es un indicador de que no conoce el vecindario; por lo tanto no sabrá qué ofrecer respecto a éste. De lo contrario, si ha vendido casas en la localidad conocerá los puntos fuertes para “encantar” a los posibles compradores.

4. Genera empatía

La confianza se alcanza con hechos y en el caso de los asesores inmobiliarios se demuestra con recomendaciones personales de clientes satisfechos. Una recomendación de alguien que ha puesto en sus manos su patrimonio vale más que el oro para estos profesionales.

5. Conoce el proceso integralmente

Otra prueba para saber si el asesor inmobiliario es una persona confiable, es cuestionarle acerca del proceso fiscal, legal y de la gama de trámites que se deben llevar a cabo antes de la compra-venta.

Por último, Goudiaby enfatiza la importancia de hablar con claridad sobre el proyecto personal que tanto el comprador como el vendedor de una propiedad tienen, esto con el objetivo de que este proceso sea rápido, eficaz y satisfactorio para ambas partes.

México es uno de los países más importantes para la inversión inmobiliaria en Latinoamérica, con grandes proyectos en la actualidad como Playa del Carmen y Tulum, aseguró el director de negocios internacionales de Centro Internacional de Negocios (Corferias), Roberto Vergara.

“México es una plaza atractiva para los inversionistas gracias a su diversidad cultural, gastronómica, playas (...) Es uno de los países latinoamericanos con mayor demanda turística por su ubicación geográfica, lo cual permite que las personas prefieran alquilar o invertir en un apartamento con fines de uso turístico o de negocios”, señaló Vergara, en el marco de la XII edición del Gran Salón Inmobiliario, donde los visitantes tendrán la oportunidad de conocer las ventajas de invertir en el Caribe Mexicano.

Una de las empresas mexicanas que formará parte del Gran Salón Inmobiliario 2017 es SIMCA, la cual ofrece los más exclusivos desarrollos de inmuebles del sureste mexicano. Sus proyectos se encuentran en ciudades como Cancún, Mérida, Playa del Carmen y Tulum.

“Uno de los motivos de preferencia por el cual los inversionistas adquieren inmuebles en el Caribe mexicano es por el retorno de inversión, el cual se encuentra entre el 10 y el 14 por ciento anual sobre el valor de la propiedad”, destacó Christopher Gill, director comercial de SIMCA.

Otros factores que influyen son la flexibilidad económica de México, con “impuestos bajos (1.1% de predial) y su exclusión a los impuestos de primera propiedad”, apuntó Gill

Señaló que SIMCA ofrece a los visitantes y compradores del Gran Salón Inmobiliario apartamentos ubicados en las zonas turísticas más privilegiadas de la ciudad de Playa del Carmen y Tulum, en el estado de Quintana Roo, para uso turístico o de inversión.