Tag Archives: venta de escritorios en toluca

Definitivamente, los dos retos más fuertes que enfrenta el segmento de oficinas es, como ya se expresó, la economía de México, y por el otro lado, el cambio de hábito en la operación de los edificios. Cada vez más, los desarrolladores, arquitectos e inversionistas del sector tienen que ser más cuidadosos e informados para que sus proyectos tengan más demanda a futuro.

“Muchas veces pasa en los mercados que hay migración por calidad. Aquí lo hemos dicho en los últimos 5 o 6 años, la gente se ha salido de edificios obsoletos, viejos, a espacios nuevos. Esto trajo una dinámica a nuestro mercado muy buena, porque se vació todo lo viejo y se ha ocupado todo lo nuevo. Evidentemente lo viejo perdió valor, muchos de ellos fueron demolidos para construir nuevos edificios. Hay un cambio de calidad y hay una migración, que llamamos ‘flight-to-quality’; es decir, que la gente vuela a lo nuevo” asegura Lachica. Por ejemplo, en el 2018, los precios atractivos en edificios nuevos de alto perfil originaron una continua mudanza a espacios de mayor calidad, lo que se reflejó en una importante absorción positiva en edificios clase A, en paralelo a la absorción negativa de los edificios clase B y C, tendencia que se presentó en todos los submercados, pero sobre todo en los corredores antiguos de Reforma e Insurgentes.

En este sentido, edificios que fueron construidos hace 20 años y que ya se consideraban de alta calidad, hoy en día pueden ser obsoletos ante las nuevas tecnologías y los actuales hábitos de trabajo.

Pensar los espacios de oficina más eficientes requiere de una infraestructura diferente, “ciertamente en donde tenías antes 100 personas hoy podrían laborar 140 o 150, esto requiere de un trabajo minucioso de planeación, ya que si se supera la infraestructura para la que fue diseñado un edificio, sus servicios podrían colapsar”. Generalmente, los edificios estaban planeados para tener entre 10 y 12 m2 por persona, si eso se baja, se generarían otros riesgos como la saturación de los elevadores, sobrecarga eléctrica e incluso problemas con el aire acondicionado.

Coworking

Frente al reto para pensar el diseño de los espacios de oficinas así como los hábitos de trabajo, el coworking es un esquema de uso de oficina que va a seguir teniendo un crecimiento y una demanda importante, ya que son espacios modernos, eficientes, aun cuando cuentan con pocos metros por persona.

De acuerdo a Víctor Lachica su demanda se debe a que ofrecen varias ventajas: “número uno; si eres una persona que tiene una operación pequeña y además viajas mucho alrededor de la república mexicana, te permite usar oficinas en diferentes lugares, en diferentes geografías, esto nadie te lo ofrece. La segunda ventaja es que puedes tomar espacios no amarrándote a largo plazo. Te permite flexibilizar tu crecimiento de manera muy rápida”.

Ciertamente, está dando una solución a mediano y corto plazo para todo tipo de empresa tanto grande como pequeña. “Empresarios como emprendedores están tomando este tipo de espacios con mucho gusto, y por eso tenemos este crecimiento”.

Movilidad

Un tema importante que preocupa al segmento de oficinas es sin duda la movilidad, porque la gente quiere transportarse lo menos posible, lo que se busca es una eficiencia en el tiempo y sobretodo una mejora en la calidad de vida.

En este sentido, se están pensando cada vez nuevas formas para hacer frente al tema de la movilidad; por ejemplo, una fuerte tendencia es los usos mixtos, donde se conjunta casa habitación con oficinas, para hacer más eficiente el tiempo y que la gente use el transporte realmente cuando sea necesario. “Estábamos un poco mal acostumbrados a ir para todos lados, todo el día y estar parados en el tráfico, creo que este hábito de estar constantemente transportándonos va a disminuir”.

La tecnología puede ser una herramienta clave repensar los hábitos y dinámicas de los negocios y trabajos, así como la movilidad. Por ejemplo: “el número de viajes hoy de México al extranjero por temas de negocio se ha reducido, porque mucho de esto lo logramos a través de teleconferencias, del teléfono, de mandar documentos vía email, las tecnologías nos están sirviendo también para transportarnos un poco menos y ser más eficientes en el tema de movilidad” finaliza Víctor Lachica.

El entorno nos influye, para bien y para mal. Una oficina desordenada es una oficina casi caótica (incluso dentro de un posible orden). Una mesa de trabajo limpia y ordenada refleja una mente metódica, un trabajo escrupuloso. La tendencia del orden, de cómo aprovechar la energía de los que nos rodea llega también a nuestro entorno laboral.

Es la filosofía Kaizan, japonesa, que aboga por espacios limpios, ordenados y coherentes con la filosofía de cada empresa para lograr altos índices de productividad se aplica desde despachos de abogados, empresas inmobiliarias, clínicas… ¿en qué trabajas? Pues ellos analizan la tendencia de decoración e integración de materiales para que el entorno sea más coherente y adecuado.

La palabra Kaizen es una derivación de dos ideogramas japonesas (Kanjis), uno es KAI que significa “Cambio” y ZEN que significa “Bueno”. La filosofía se encuentra orientada hacia la eliminación de residuos o desperdicios, los cuales son eliminados de forma sistemática mediante la ejecución continua de mejoras.

Kaizen no solamente aplicable a nivel organizacional, sino que puede ser aplicado sobre todos los aspectos de la vida. Una de las frases que identifican a Kaizen es: “¡Hoy mejor que ayer, mañana mejor que hoy!”

Preguntamos a Laura Garnä, directora y fundadora de Gärna Studio, quien acaba de remodelar una oficina siguiendo estos parámetros.

¿Qué es la corriente Kaizen?

Es una corriente que surge en Japón de la mano de Massaki Imai en 1930. Él, licenciado en relaciones internacionales, detectó en varios estudios cómo el entorno influye notablemente en nuestra productividad y cómo ejecutar sus parámetros puede, no solo ser más rentable para un directivo, sino para los empleados a nivel emocional.

¿Cómo surge?

Massaki Imai analizó estos efectos en diversas empresas a lo largo de 20 años, lo que le convirtió en todo un gurú de dicha corriente, hoy ejecutada en muchas empresas en todo el mundo, y que se extiende como una forma de trabajar mucho más relajada y serena, aunque con niveles mucho más altos de productividad. Al final, si estás feliz en tu trabajo, conseguirás mejor tus objetivos. Es facilitar la superación de cada uno.

¿Se podría aplicar a todas las oficinas?

Se puede aplicar en todas siempre y cuando exista un proceso de remodelación en materiales, colores, estructura, etc.

¿Es una tendencia que puede combinar con otras de este estilo?

Las tendencias se pueden combinar siempre, pero hay que analizar que lo que una aporte de especial y genuino no anule a la otra, es decir, encontrar un punto de convivencia es complicado, pero se debe analizar para ver qué valores son sensibles de un lado y otro, y cómo pueden funcionar juntos.

Un ejemplo de oficina Kaizen

El estudio de arquitectura Gärna ha enfocado esta tendencia en el diseño de una oficina, Gesvalt, del sector inmobiliario, “los principios de la corriente Kaizen han servido de inspiración para crear un espacio armónico, tranquilo, elegante y funcional. Para ello, se han combinado tres materiales: piedra natural, madera de roble y cristal, que aportan solidez, cercanía y transparencia a los espacios”, continúa Laura Gärna, directora de la empresa de diseño.

Este estilo retro ha vuelto con fuerza en muebles y moda

¿A quién no le suena el término vintage? En los últimos años, los artículos vintage se han convertido en una fuerte tendencia que atrae, sobre todo a las nuevas generaciones. Durabilidad, originalidad y utilidad práctica son términos asociados a los muebles y la decoración vintage y que están más de actualidad que nunca.

Un artículo vintage es un objeto cuyo origen se remonta al siglo XX o inicios del siglo XXI. Es un objeto que puede clasificarse como “antiguo” o “retro” y cuya finalidad puede ser decorativa o de otro tipo. Para entrar en la categoría de vintage un producto debe tener, al menos 20 años de antigüedad, y presentar características únicas.

Los artículos vintage siempre tienen una historia detrás, están vinculados a un halo de romanticismo y son especialmente apreciados por los denominados “millennials”.

Los muebles vintage combinan perfectamente con otras tendencias, como los estilos modernos o rústicos por lo que constituyen siempre una gran idea para decorar.

Características más comunes del estilo vintage

Los muebles y la decoración vintage presentan unas características frecuentes que podemos resumir en:

Proliferación de estampados. Un denominador común de muchos muebles vintage son los estampados. Estos estampados pueden encontrarse en cojines, cortinas, colchas, sillas, cortinas… los estampados florales son increíblemente numerosos en esta tendencia aunque también destacan los estampados geométricos. Además, las paredes empapeladas con motivos estampados son también un rasgo distintivo de esta tendencia.

Espejos de gran tamaño. De cuerpo entero y presentes en numerosas estancias del hogar, con formas rectangulares u ovaladas.

Cuero. El cuero es un material que nunca ha pasado de moda, asociado al clasicismo y la calidad. Según explican los especialistas de https://esdecuero.com, el cuero ha sido un referente en sofás durante gran parte del siglo XX y principios del siglo XXI. Los sofás de cuero son muy duraderos y utilizados de forma predominante en oficinas y casas, proporcionando un ambiente formal e intemporal.

Tonalidades blancas o claras. Los tonos predominantes en las paredes vintage son blancos o claros, con un protagonismo especial para los colores pastel. Los colores muy fuertes no entran dentro de esta clasificación.

Suelos de madera. Son los más frecuentes en esta tendencia, proporcionando al hogar un toque rústico. Los tonos claros en la madera permiten combinar libremente con casi cualquier clase de mueble o accesorio.

Accesorios de decoración. Su protagonismo es fundamental en el estilo vintage. Los fanáticos del vintage suelen adquirir esta clase de accesorios en tiendas online especializadas, rastrillos, tiendas de segunda mano o, simplemente, los heredan de familiares. Los más comunes son juguetes, libros, llaves, pósters, vinilos…

¿Es lo mismo estilo retro que vintage?

El estilo retro y el estilo vintage tienen muchos elementos en común aunque no son la misma cosa. El estilo retro se caracteriza por imitar estilos y modas del pasado reciente, pero son objetos decorativos o moda creados en la actualidad. Imitan la estética del pasado pero son artículos nuevos. En cambio, el estilo vintage se basa en muebles, accesorios o moda creada en el pasado. Su antigüedad es mayor de 20 años y tiene un gran atractivo decorativo, así como utilidad práctica.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que el estilo vintage puede combinar objetos nuevos con viejos y que, cuando más se enriquece, es en la mezcla con otras tendencias y estilos.

Muebles de decoración vintage y accesorios más demandados

Entre los muebles vintage más solicitados por coleccionistas y fanáticos de este estilo cabe mencionar los siguientes:

Teléfonos vintage. En la era de los dispositivos móviles, cada vez de menor tamaño y con más funcionalidades, puede parecer una paradoja que uno de los accesorios vintage más apreciado sea el antiguo teléfono de pared o mesa. Estos teléfonos analógicos antiguos con cable tenían diseños muy atractivos y era habitual encontrarlos en colores rojo, blanco y negro.

Sofás de cuero. Como ya hemos comentado en un apartado anterior, son funcionales, prácticos y atemporales. Tradicionalmente, se han asociado con profesionalidad y sobriedad en consultas de muchos profesionales, desde médicos hasta abogados.

Fotos vintage. Reflejan imágenes del pasado y cuentan con marcos rectangulares o cuadrados muy atractivos.

Llaves vintage. Se trata de llaves ornamentales, de gran tamaño y robustas, que eran usadas en los hogares hace décadas. Son muy empleadas en casas con decoración rústica.

Aparadores. Los aparadores vintage otorgan elegancia a los espacios y son también espacios de almacenamiento muy útiles. Son muebles versátiles que combinan muy bien con sillas y mesas de estilo industrial. Son aptos para cualquier estancia de la casa.

Tienen entre 20 y 35 años y su paradigma laboral es muy diferente al de generaciones anteriores. Se prevé que en el 2020 serán la mitad de la fuerza laboral a escala mundial y es por eso sus necesidades y demandas no son un tema menor. ¿Qué caracteriza a los millennials? ¿Qué mitos y prejuicios giran en torno a estos jóvenes? Conocerlos en profundidad es fundamental a la hora de planear los espacios laborales.

Uno de los mitos acerca de esta generación es que no son leales a sus empleadores ¿Pero es tan así? -Si las empresas les proponen desafíos, novedades y oportunidades de crecimiento personal, alcanzan un alto grado de compromiso- afirma la Directora de Project Management de Cushman & Wakefield Cono Sur, Valeria Hecht, -la clave es ofrecer motivación, devolución sobre lo que realizan y reconocimiento-.

Hecht agrega que son una generación colaborativa, ambiciosa y segura de sí misma. Por eso, desde el diseño de los espacios laborales es preciso contemplarlos como factor de cambio. El trabajo en equipo los motiva, pueden aprender de otras áreas y descubrir alternativas de crecimiento dentro de la empresa. La especialista cuenta que hay un gran porcentaje de compañías que está muy adaptado al ritmo y estilo de los millennials. Empresas que produjeron espacios colaborativos, nuevos y que liberaron por completo el espacio de sus plantas. La gran mayoría de las empresas están ávidas por sumarse a esta imagen joven e imponer esta nueva forma de trabajar.

En ese sentido, las plantas abiertas permiten a los millennials:

  • competir con sus pares como motivación personal.
  • ver qué están haciendo sus compañeros, qué tan bien lo hacen y medir cuánto contribuyen a la compañía.
  • interactuar con sus pares, adquirir habilidades y conocimientos nuevos.
  • vislumbrar posibilidades de cambio y crecimiento dentro de la compañía.

-El secreto de este tipo de proyectos es que cuando se generan plantas abiertas y espacios colaborativos se está generando un pequeño caos en el medio del ámbito de trabajo-, revela la especialista. -Hay que entender que, a lo largo del día, las actividades que se desarrollan requieren distintas calidades espaciales: abierta, semi abierta, cerrada, etc. Es decir, una parte del personal puede estar trabajando con clientes o en equipo, y otra puede necesitar un lugar para hacer un presupuesto de manera concentrada o tener una conversación privada. Entonces se requieren espacios que compensen el área de trabajo abierta-.

En ese sentido, el Project Manager de Cushman & Wakefield Cono Sur, Juan Pablo Elola, agrega -si el ratio no es el adecuado, pueden surgir conflictos. Ahora, si podemos emplear la totalidad del espacio respetando los espacios comunes y, a la vez, los de mayor individualidad, entonces todas las actividades tendrán un lugar adecuado para desarrollarse-.

Plantas abiertas: qué tener en cuenta

Hoy en día, las tendencias en materia de espacios de trabajo son claras. Más que los metros cuadrados, las empresas buscan ubicación, movilidad, colaboración entre equipos y una mejor integración entre los espacios de trabajo.

Sin embargo, a la hora de desarrollar plantas abiertas es necesario tener en cuenta una serie de variables. Una de ellas es lo que sucede con el nivel gerencial. -Algunas empresas se encuentran en una instancia intermedia donde los directores conservan el espacio privado y el resto, no-, advierte Hecht. A su vez, es importante la forma en que la empresa comunica estos cambios organizacionales. -Debe producirse una comunicación positiva y democrática que involucre todos los niveles corporativos, ya que justamente de ellos se trata-, observa Hecht.

¿Qué se busca ahora en la oficina? Más que el puesto en sí, -el foco se pone en los espacios colaborativos y de soporte. La ambientación también es clave para generar identidad. La idea es replicar lo hogareño a través de detalles y climas a los que muchas veces los jóvenes no pueden acceder: desde mesas de ping pong hasta una sala de música o juegos-, detalla Valeria.

La tecnología también es fundamental. En todos lados y en todo momento. -La mayoría de las empresas trabajan con laptops: movimiento y conectividad son esenciales para trabajar. Es un cambio de límites y recursos- complementa Elola.

Modelo para armar

Tanto en la adaptación de edificios ya construidos como en los nuevos, la receta no es única. -Hay empresas que aplican el sistema de puestos no asignados (free sitting): te sentás, te logueás y estás en la red de la empresa. Y luego proporcionan la identidad corporativa con la gráfica, la señalética y los detalles de diseño- enumera Hecht.

-Otra tendencia reciente, especialmente en las compañías con base en el exterior, es el impacto de la certificación LEED. Muchas lo requieren por el prestigio que otorga, pero también porque los parámetros que la rigen impactan en el bienestar de su gente: acceso a la iluminación natural, calidad del aire, verificación de la toxicidad de los materiales, gestión y eliminación de residuos- agrega Elola.

Finalmente, muchas compañías aplican un modelo mixto, con sectores más tradicionales y áreas abiertas con nuevas tipologías espaciales. -La dinámica que aportan los millennials al espacio de trabajo es siempre positiva. Conservan el foco, entienden los pasos para cumplir objetivos y lo hacen todo con naturalidad. El desarrollo tecnológico generó un cambio de ritmo tan grande en el trabajo cotidiano, que el equipamiento y el espacio deben ahora adecuarse a este nuevo tempo. Las prioridades también cambiaron: estar a gusto, y sentir orgullo de tu lugar de trabajo, compartir el entusiasmo por lo que aprendés, por ejemplo, están entre las más importantes-, concluye Hecht.

En síntesis

Plantas tipo con flexibilidad de uso: los trazados admiten accesos y reconfiguraciones para adecuarse a los cambios de distribución sucesivos que la dinámica laboral exige en la actualidad.

Construcción: se reducen los costos y se termina de definir las particiones según los requerimientos de cada grupo de trabajo. Se pone foco en la posibilidad de reconfiguración y la eficiencia del espacio, así como en la flexibilidad modular.

Ingeniería y calidad: se busca tener un nivel de iluminación, acondicionamiento de aire y de aislación acústica óptimos. Se evalúan las dimensiones y la ubicación estratégica de las áreas comunes y de apoyo.

Puestos reales de trabajo: se chequea en los primeros estadios del programa la ocupación promedio efectiva del puesto. Muchas veces se verifica que es menor a la asignada, dando lugar a la posibilidad de compartir puestos y reducir costos.