Tips en diseño de oficinas pequeñas que siempre funcionan

El espacio de oficinas es cada día más escaso, por lo que hay que aprender a aprovechar al máximo los metros disponibles y sacarles un buen rendimiento. Para ello vamos a ver algunos tips que nos pueden ayudar a la hora de diseñar una oficina pequeña pero en la que tengamos todo lo necesario a mano. Y más importante aún… una sensación de amplitud y bienestar que invite al trabajo y la concentración. ¡Porque hay que pensar en todo!

1. El uso del color en el diseño de oficinas pequeñas modernas

El color empleado correctamente nos puede ayudar a ampliar visualmente el espacio o al contrario, restar metros. La opción más sencilla es escoger colores claros y muy luminosos que te ayuden a dar mayor sensación de amplitud.

Los blancos, cremas, piedras y amarillos son colores ideales para hacer crecer cualquier espacio ante nuestros ojos. Pero también puedes decantarte por tonos pastel como el verde, el rosa o el lila siempre en tonos muy suaves, nada estridentes. Todo dependerá del espacio disponible, pero ante la duda… ¡baja el tono!

El techo es otro elemento que podemos usar a nuestro favor. Si lo pintamos de blanco o del mismo color que el resto de las paredes conseguiremos ganar metros. Nos podemos ayudar también del uso de molduras o cenefas que se colocan cerca del techo y crean la sensación de mayor altura de las paredes. ¡Ningún detalle debe dejarse al azar!

La unidad cromática de todo el espacio ayuda también, especialmente con el color blanco o los tonos más claros. Pero un color que también podemos utilizar para alejar las paredes es el azul claro. El azul nos recuerda el cielo, el mar y los espacios abiertos por lo que toda la oficina (aunque sea pequeña) en ese tono dará sensación de amplitud y libertad de movimientos. ¿ Te animas a probarlo?

Finalmente, si queremos ganar profundidad una buena idea es pintar la pared opuesta a la entrada con un color más oscuro. Si por ejemplo estamos usando tonos amarillos esa pared puede ir en un tono más subido de amarillo o si usamos grises o blancos esa pared puede ir en un tono antracita. De esa forma resaltará y dará sensación de ser más profunda.

Y si tienes en esa pared una estantería apuesta por pintar el fondo de ella de color oscuro y la impresión será que es mucho más honda.

2. Deja que la luz invada todo

La luz es clave en decoración pero si lo de que se trata es de ganar metros… ¡aún más! Deja que la luz lo invada todo. Nada de cortinas pesadas apuestas por las más claras y transparentes y dale el máximo protagonismo posible a tus ventanas, ¡qué entre la luz a raudales!

Situar la mesa bajo la ventana es siempre una buena idea. Aligeramos el centro de objetos y además damos protagonismo a las ventanas, hacia donde irán todas las miradas al entrar. Pero si no dispones de ventanas, asegúrate de poner mucha luz para que la luminosidad lo invada todo. Usa diferentes tipos de luces : de techo, de pie y alguna auxiliar en la mesa de escritorio, a poder ser lo más blanca posible. ¡La luz es clave en la batalla por el espacio!

3. Ligereza visual, esencial en las oficinas pequeñas

El espacio de que disponemos se verá más amplio si no lo sobrecargamos. Aquí el minimalismo debe ser nuestro lema. Los mínimos muebles posibles y siempre a poder ser nada pesados ni con tonos demasiado oscuros. Por ello es mejor apostar por los más ligeros visualmente como el cristal o los metales.

Mesas con patas metálicas finas o de cristal que ayudan a dejar la vista pasar y dan profundidad. Tableros finos y en colores claros a poder ser que se confundan con las paredes. Las líneas rectas son perfectas para espacios pequeños pues no sobrecargan. O las sillas de plástico transparentes o con patas metálicas tipo patín. También es importante eliminar de nuestro espacio todo aquello que no es necesario para lograr aún más espacio y quedarnos con lo realmente útil. ¡El objetivo es dejar pasar la vista para ganar metros!

4. Paredes y muebles del mismo color

Otro buena idea es unificar en color muebles y paredes para que el mueble se pierda en la pared y la sensación de continuidad sea mayor. El blanco es sin duda la mejor opción para conseguir este objetivo. ¡Pruébalo y el espacio de tu despacho se ampliará ante tus ojos! Pequeños cambios como este pueden ser cruciales en el diseño de oficinas pequeñas.

5. Objetivo: ¡Todo en orden!

Todo en su sitio y bien ordenado nos ayudará a que el espacio no se nos caiga encima y parezca mucho más diáfano y amplio. Para ello lo mejor es reducir al máximo los objetos necesarios y hacer limpieza periódicamente eliminando todo lo superfluo y que no hemos usado en los últimos meses. En la mesa de trabajo, mejor solo lo imprescindible.

Pero también ayudarnos de cajoneras y armarios bajos, estanterías en la pared y todo lo que pueda ayudarnos a ganar espacio pero sin resultar pesado. Los estantes sueltos en la pared pueden ser una gran opción pero usa cajas o contenedores para que todo aparezca en orden.

6. Objetos pequeños que hagan crecer el espacio

Y si los objetos son de tamaño pequeño aún mejor porque la sensación será que el espacio es mucho más grande. Ni muebles grandes ni objetos demasiado pesados y enormes que se coman el espacio. Y todo muy ordenado…¡la sensación de espacio y paz será perfecta!

7. Aprovecha cualquier rincón

Antes de decir que no tienes espacio, revisa bien cada rincón de casa o de la oficina porque quizás en ese pequeño espacio…ahí estará la solución para ganar una mesa más o una estantería o un armario que sea tu salvación para disponer de más almacenamiento. Los moodboards, por ejemplo, nos ayudan a visualizar bien todas las tareas que hayamos apuntado y como van en la pared, ocupan poco y se aprovecha muy bien el espacio.

Encontramos muchos muebles diseñados para aprovechar los rincones y zonas de paso y así sacarles el máximo partido que son especialmente útiles en el diseño de oficinas pequeñas y modernas. El uso de armarios, estanterías y mostradores para dividir espacios da unos resultados increíbles. Además, si lo combinamos con colores llamativos y un adecuado uso de la luz podemos conseguir un espacio de disfrute. Así que, antes de nada, mira con mente abierta cada espacio disponible… y probablemente te sorprendas!

Comments are closed.