Últimas tendencias en el diseño de oficinas

En la actualidad, el mercado laboral se encuentra en constante evolución. De hecho, existen nuevas profesiones que revolucionarán el mercado laboral en breve. Como es de suponer, las profesiones del futuro cambiarán los entornos laborales. La transformación digital, la flexibilidad laboral, los espacios de co-working e incluso el trabajo a distancia necesitarán nuevos espacios de trabajo que se ajusten a la nueva realidad. Por lo tanto, existe una oportunidad de negocio en la rehabilitación y construcción de nuevos espacios de trabajo donde el diseño de los espacios cambie radicalmente y se adapte a las nuevas necesidades.

Hoy nos hacemos eco de las nuevas tendencias en oficinas, de la mano de Hermarta, estudio especializado en el equipamiento integral de espacios laborales. Gracias a su análisis podemos desgranar las principales tendencias en el diseño de oficinas para el 2018.

Espacios diáfanos, pero solo hasta cierto punto

Las oficinas tienden a abrirse, a crear espacios abiertos. Sin embargo, pese a esta tendencia, los acuerdos, reuniones, siguen necesitando su intimidad. Por ello, surge la oficina flexible. Aquella que se adapta a la situación y que crea salas de reuniones volátiles que pueden aparecer y desaparecer, según la necesidad. Para conseguir espacios multifuncionales al momento, las oficinas flexibles se equipan con tabiques móviles que permiten dividir los espacios o bien crear salas diáfanas según su utilidad de cada momento. Por otro lado, las particiones divisorias desmontables o mamparas, que son particiones fijas, también dan cierta versatilidad al espacio.

Las “resting rooms”: lugares de descanso y de creatividad

En los últimos años, ha aparecido en la conciencia de las empresas la idea de que hay que crear un ambiente idóneo de trabajo dando el mayor número de facilidades y comodidades a sus empleados. Esta nueva tendencia se centra en los espacios de descanso, ocio o recreo. En estos espacios se pueden incluir multitud de elementos, desde mobiliario confortable hasta zonas habilitadas para juegos de mesa, entretenimiento, etc. Estos espacios de no-trabajo fomentan la creatividad de los trabajadores, mejoran las relaciones personales entre compañeros, lo que promueve el trabajo en equipo.

La oficina en casa

Aproximadamente un 63% de las compañías españolas ofrece opciones de trabajo flexible a sus trabajadores. Trabajar desde casa es una de ellas. Así, una de las estancias del hogar se convierte en oficina. En este caso, debido a la falta de espacio, la tendencia es que sea un departamento incluido en una de las partes de la casa, pero delimitado a través de elementos. Esta tendencia va en aumento, sobre todo en los departamentos comerciales, sin dejar de lado el espacio común para reuniones y visitas el cual sigue siendo la oficina de la empresa.

Smart offices

Las oficinas inteligentes u oficinas 3.0 se están convirtiendo en todo un fenómeno. Las nuevas tecnologías se integran en muebles, mamparas y demás accesorios. Salas con herramienta de videoconferencia integrada, sistemas para regular la intensidad de la luz, la altura de las cortinas, lo que se está proyectando en las pantallas, etc., todo, regulado a través de un único dispositivo.

Comments are closed.